#blw, Alimentación Complementaria, Blogger, Medical Student, Medicine, Motherhood, Pediatrics

¿Niños mañosos o díficil para comer?

¿Niño Mañoso o Niño con Problemático para Comer?

Por: Julia Mari-Colon, SOS certified & Bilingual M.Ed.,CCC-SLP

Greenville Bilingual Therapy

La mayoría de los padres nos preocupamos cuando nuestro niño está días sin realmente probar bocados. En un 90% de los casos, es un proceso normal y debemos continuar ofreciendo. Recordando que al año de vida nuestros bebés pasan por un proceso de crecimiento más lento. Pero, cuando no es normal ¿qué se hace? Contacté a Greenville Bilingual Therapy, un grupo terapéutico dirigido por excelentes profesionales, para conocer sobre las diferencias. A continuación les dejamos un escrito de su parte para diferenciar entre niños mañosos y niños con problemas para comer.

Los niños mañosos:
• Disminuyen el rango o variedad de alimentos que comen = 30 comidas o más
• El alimento al que le pierde interés debido a “cansarse” de lo mismo, usualmente recuperan las ganas en un periodo luego de 2 semanas de descanso.
• Puede tolerar alimentos nuevos en el plato y tocar o probarlos (aún cuando no le agrada)
• Come al menos un grupo de alimentos de todo tipo de texturas
• Frecuentemente come diferentes tipos de alimentos que los demás de la familia, pero usualmente come en conjunto a la familia.
• Añade alimentos nuevos a su repertorio en 15-25 veces de los Pasos de la Jerarquía de Alimentación.
• Algunos padres los reportan como “mañosos” en las citas de rutina con su medico primario. Muchos niños realmente no lo son.

Problemático para comer

  • Variedad restringida de alimentos, usualmente menos de 20 grupos de alimentos diferentes.• Alimentos a los que pierden interés debido a que se cansan de lo mismo, no recuperan el interés.• Llora y se desespera cuando se le presentan alimentos nuevos.• Se rehúsa a categorías completes de texturas de los alimentos.• Casi siempre consume alimentos distintos a lo que come la familia.• Añade nuevos alimentos luego de pasar por más de 25 veces de presentación.• Persistentemente es reportado como “mañoso” en múltiples visitas de rutina a su medico primario.

Para más información, favor de darle Like en Facebook e Instagram o contáctalos en
greenvillebilingualtherapy@gmail.com

 

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #BLWconPau #ConsejitosdePau #FuturePeds #MetamorfosisProfesional #PorelIBCLC #ChildNutritionist #EvidenceBasesMedicine #ASI #AlimentacionSeguraInfantil

Pediatrics

Aprendiendo de Sabores

¿Cómo aprendemos de sabores?

Aprender de “sabores“ involucra 3 sistemas sensoriales distintivos: gusto, olfato y sabor por sus nervios específicos. Aunque no consideramos la vista y la audición directamente para aprender de sabores, si es importante en la percepción y selección de alimentos. Hay un dicho que dice “ La comida entra por los ojos” y así mismo es. Se activan las glándulas que producen la saliva tan pronto vemos el alimento. Aparecen en la octava semana de gestación y cuando el bebé comienza a tragar líquido amniótico, alrededor de la semana 12, comienzan a estimularse los receptores del gusto. Es por esto que todo lo que consume mamá durante el embarazo, bebé va asociando los sabores y al lactar, muchas veces influye en los gustos de bebé.

Contamos con la facilidad de percibir 5 sabores distintos: dulce, salado, amargo, agridulce y umami (algo delicioso). Aprendemos a apreciar lo salado a partir de los 4 meses y va en aumento a los 2 años. Por la leche materna o la fórmula ser dulce, se rumora que aceptamos los alimentos dulces con más facilidad más temprano. Desde el nacimiento, venimos programados a rechazar cualquier alimento que resulte agrio. Genéticamente, asociamos lo agrio con veneno o algo tóxico. Al pasar el tiempo y seguir probando lo agrio, le agarramos el gustito, pero esto ocurre ya pasado los primeros 12 meses de vida.

El conjunto de papilas gustativas y botones gustativos hace que aceptemos unos alimentos más que otros y tengamos preferencias. Las papilas gustativas más numerosas son las filiformes, que tienen como función probar la textura del alimento en vez de los sabores. Cada niño es distinto y su asociación y preferencia será única, pero por lo general aceptan los alimentos dulces, umami o un poco salados (entre los 10-14 meses de edad) de manera natural. Esto no significa que le vamos a condimentar el alimento antes del año. El sabor va desarrollándose poco a poco. Llevemos los niños al paso. Lo que para nosotros es insípido, para ellos es una delicia en lo que su sentido se desarrolla.

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #BLWconPau #ConsejitosdePau #MetamorfosisProfesional #FuturePeds #PorelIBCLC #ChildNutritionist #EvidenceBasesMedicine #ASI #AlimentacionSeguraInfantil

 

Referencias:
https://www.bebesymas.com/r…/el-sentido-del-gusto-en-el-bebe
http://emedicine.medscape.com/article/1948599-overview
https://www.uv.mx/cienciauv/blog/la-quimica-del-sabor/
http://kidshealth.org/es/kids/taste-buds-esp.html

Pediatrics

Síndrome del bebé gordito

Vamos a desviarnos un poco del tema de BLW, pero con un propósito gigante: prevención de obesidad infantil y diabetes. Siempre me he preguntado como profesional de la Salud, ¿de cuándo acá ser gordito es sinónimo de saludable?

La mayoría de los adultos hoy en día están sobrepeso, con diabetes mellitus tipo 2, problemas de hipertensión, cardiacos y renales debido a una mala alimentación. Todos buscan hacer dieta para rebajar. ¿Qué pasa si te decimos que en la mayoría de estos casos, el problema viene desde el inicio de la alimentación complementaria? A muchos nos empujaban la comida, nos hacían el “Tren del Sabor” y hasta nos mezclaban “baby food” en la leche. Todo esto dicho por profesionales de la Salud que en ese tiempo pensaban que no pasaba nada. “Fast forward” a 60 años después, la generación de Baby Boomers es la población a nivel mundial con mayor número de enfermedades crónicas como las mencionadas arriba.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver esto con un bebé? Pues que la mayoría de la gente sigue pensando que un bebé gordito es sinónimo de saludable. No. No todo el tiempo. Un bebé gordito, en la mayoría de los casos, es un bebé que ha sido sobrealimentado, se le han brincado etapas en su alimentación y hasta seguir indicaciones de echarle el mismo “baby food” en la leche, lo cual no está validado por la Academia Americana de Pediatría. No es lo mismo hablar de un bebé en lactancia exclusiva con rollitos en sus muslos, ganancia de peso pausada y equitativa a un bebé que toma fórmula, que a los 3 meses le están dando 8 oz cada 3 horas y por eso vomita. Se le está sobrealimentando.

Volvamos al BLW…
Un bebé que practica BLW, es un bebé que sabe decir “No quiero más comida” porque autorregula la cantidad que ingiere. Sí, hay bebés que comen puré que sí lo hacen, pero muchos padres se la siguen empujando para que “se lo coma todo y esté saludable”. Dejemos que el niño, quien sino sufre las consecuencias a largo plazo con enfermedades crónicas, decida cuánto, cómo y qué va a comer. Deja el “Tren del sabor” a un lado y la frase “Un bebé gordito es un bebé feliz y saludable”. No siempre es así.

XOXO,

Pau

#DileNoalTrenDelSabor  #ChildNutrition #NutricionInfantil #BebesSanos #BebesSaludables #ASI #Paulatinamente #BLWconPau #MiercolesdeBLWconPau #PorelIBCLC #ChildNutritionist #EvidenceBasesMedicine #ASI #AlimentacionSeguraInfantil

Alimentación Complementaria, Baby-led weaning, Pediatrics

BLW: Cortes Apropiados

Ya tienes la información básica sobre BLW en mi página. Ahora lo que falta es que lo pongas en práctica. La mayoría de mis consultas privadas son sobre que alimentos dar y cómo cortarlos de manera apropiada. Conjunto con una de mis chicas de consultoría, nos dimos a la tarea de recolectar y tomar fotos para mostrar los cortes apropiados de los alimentos más comunes. En las siguientes imágenes tendrás un resumen por características de los alimentos. Si en algún momento de la práctica de BLW con tu bebé te encuentras con un alimento que no estas seguro de su corte, comenta o envíame mensaje privado y aclaramos la duda.

 

 


Una vez el infante sea experto con el kiwi, puede cortarle en 1/4 porción para evolucionar en los tamaños y utilizar la técnica de pinzas.
Ojo: En muchos países se integran los cereales desde los 6 meses. Basamos la recomendación de dar avena de adulto en hojuelas enteras en nuestra experiencia viendo distintos pacientes y sus reacciones. Por tanto, decida el momento que desea introducirla. No es una regla de oro, pero si una sugerencia esperar a los 10 meses para asegurar tolerancia.

Para saber a que edad se recomienda la introducción de cada alimento, pase por la publicación de Alimentos por edades. Comenta si tienes alguna duda. Recuerda que hago consultorías personalizadas por mensajes privados a través de mi fan page en Facebook.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones.”

#BLWconPau #MiércolesdeBLWconPau #Paulatinamente #CronicasdeJM  #futurePeds #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #ASÍ #AlimentaciónSeguraInfantil #PorelIBCLC #ChildNutritionist #EvidenceBasesMedicine

Editado el 20 de agosto de 2019 por revisión de imágenes y añadir información.

Referencias:

AAAAI. 2017. Food Allergy Overview. Recuperado el 16 de octubre de 2017 de http://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/allergies/food-allergies

Basulto, J. 2014. Se me hace Bola. DeBosillo.

Gonzalez, C. 2016. Mi niño no me come. Editorial Planeta, S.A.

Mayo Clinic. 2019. Beans and other Legumes: Cooking Tips. Recuperado el 12 de febrero de 2019 de https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/in-depth/legumes/art-20044278

Rapley, G. et. al. 2010. Baby-Led Weaning. The Essential Guide to Introducing Solid Foods and Helping Your Baby to Grow Up a Happy and Confident Eater. The Experiment, LLC.

Pediatrics

Memorias de vida

Vagos recuerdos tengo de mi infancia, pero los más destacados siempre han sido con mis abuelos maternos. Mi abuelo es mi luz y mi abuela era un roble. Digo era porque una enfermedad ha ido apagando esa luz de valentía, fuerza y rudeza por la que se caracteriza. Mi abuela tiene Alzheimer hace más de 7 años. Ahora también tiene Parkinson a raíz del Alzheimer. No camina, no habla, pero sí se ríe, llora y me hace muecas. Sus memorias de vida ya se esfumaron. Ya no recuerda quién es.

Como estudiante de Medicina, si vi muchas personas mayores y traté sus condiciones. Jamás me imaginaba la energía y el tiempo que se invierte en cuidar un paciente así. El cuidador a cargo siempre debe estar en su mejor disposición y tener momentos de ocio y relevo para poder continuar con esta labor. Es sumamente difícil estar 24/7 a cargo de la situación. Son humanos y también necesitan tiempo para ellos. Por eso me quito el sombrero ante mi tía menor y mi abuelo. Ambos juntos han dado la cara por estar ahí con mi abuela batallando los demonios y dificultades de ambas enfermedades.

El campeón de mi abuelo con 80 años se echa el peso de abuela encima para trasladarla de la cama a la silla de ruedas y de la silla de ruedas a la bañera. No hablamos de peso pluma. La rigidez por el Parkinson provoca que el cuerpo del paciente se sienta el doble de pesado y de igual forma, en esta etapa, el paciente no puede sostenerse de pie.

En mi caso, hago lo que puedo cuando tengo tiempo disponible, pues sé y he vivido por ratitos las dificultades que ellos pasan con ella. Sé lo mucho que afecta en la parte emocional y lo extenuado que cada cuidador termina al finalizar el día. Es por eso que exhorto a cada familiar que tenga un paciente con condiciones similares a darle la mano y relevar por algún rato o días a aquel cuidador permanente. Dale un descanso y aprende cómo ser de ayuda. Disfruta te la persona a tu cuidado antes que ya no exista más en este mundo.

Les dejo fotos de mi viejita hermosa.

XOXO,

Pau

Pediatrics

Infecciones de oído: ¿por qué ocurren frecuente?

¿Alguna vez te has preguntado por que a los niños le dan tantas infecciones de oído?

En primer lugar tiene que ver con la anatomía. El tracto respiratorio está interconectado, ya sea nariz con la boca (nasofaringe) y la boca con la tráquea (traqueofaringe). De esta manera los patógenos que afectan uno u otro pueden trasladarse y complicar el cuadro de salud bastante rápido. En el caso de los oídos, se componen de los famosos Tubos de Eustaquio. Estos tubos tienen un origen en la parte posterior de la nasofaringe y terminan en el espacio medio del oído. En los recién nacidos, los tubos de Eustaquio se encuentran relativamente horizontales comparados con los de un adulto que están a 45 grados de inclinación superior.

¿En qué afecta esta variación anatómica y que tiene que ver con las infecciones de oídos?

La misma permite que entre líquido y patógenos de manera más fácil, en especial en los bebés que aún no se sientan. En el caso de los recién nacidos, es por esto que los posicionamos a 45 grados o más para alimentarlos. Si un bebé es alimentado en una posición más baja, hay una mayor oportunidad para que el líquido entre a los tubos de Eustaquio que cuando el bebé lo alimentan en posición correcta. (NIH, 2014). Alimentar a un bebé con biberón también parece envolver diferentes cambios de presiones al comparar con un bebé lactado. Durante el amamantamiento, la presión en los sistemas oral, nasal y faríngeos se igualan. De la misma manera, la leche humana contiene cualidades antibacterianas, por lo que protege y ayuda a curar patologías infecciosas al entrar a la mucosa auditiva. Por tanto, las variantes en las posiciones de amamantamiento contibuyen a proteger a bebé de infecciones y reducir las mismas dado a las propiedades de la leche humana y los beneficios de amamantar al bebé.

Lo importante es saber que con el transcurso del tiempo y a medida que el bebé va creciendo, los tubos de Eustaquio se van acomodando a los 45 grados como los de un adulto. Esto particularmente finaliza entre los 2-3 años de edad, por lo que concuerda con lo que muchas madres comentan que ya se le “fueron” las infecciones de oído. En realidad el niño creció y se corrigió la característica anatómica. Lo mejor que podemos hacer para ayudar a la prevención, es mantener el sistema inmune alto y brindarles una alimentación sana y libre de azúcares añadidos al igual que evitar acostarlos con el biberón en la boca por o antes explicado. En caso de síntomas de infección, su pediatra le hará la evaluación pertinente para recetarle medicamentos. Recordando que no solo las bacterias pueden afectar dicha area, puesto que hay viruses que son más patógenicos y tienen mayor frecuencia de afección en las distintas porciones del oído.

Aniansson, Alm, Andersson, Hakansson, Larsson, Nylen, Peterson, Rigner, Svanborg, Sabharwal, et al., 1994; Watkins, Leeder, & Corkhill, 1979

https://dysphagiacafe.com/2015/09/03/newborn-and-early-mouth-throat-development-feeding-swallowing/

Pediatrics

BLW o BLISS: ¿Diferencias?

El término Baby-Led introduction to SolidS o comúnmente conocido como BLISS nace luego de las investigaciones más a fondo sobre Baby-Led Weaning. En 2015, un equipo de científicos dedicados a evaluar si el BLW era un método práctico, veraz y seguro, ponen en a prueba su función, pero haciendo ciertas modificaciones. El BLISS se enfoca en los abastos de hierro que debe ingerir un infante con la alimentación complementaria siguiendo el mismo estándar de BLW, permitir que el niño coma solo.

Luego de esta investigación, los científicos le han dado mayor énfasis a ofrecer alimentos ricos en hierro intercalados con los demás para que dichos abastos sean absorbidos correctamente. El hierro para ser absorbido de forma apropiada debe estar acompañado de una fuente de vitamina C, quien contribuye a que el hierro pueda entrar de forma más rápida y con mayor capacidad al cuerpo humano. Por lo tanto, se recomienda combinar alimentos ricos en estos nutrientes en una misma comida. Así aumenta la biodisponibilidad de absorción.

¿Qué diferencia encuentro entre los dos términos?

En realidad, ninguna. Ambos tienen el mismo norte, permitir que el niño coma solo y aprenda. Sus bases son las mismas al igual que el modo de introducción. Simplemente el BLISS le da más enfoque a los alimentos ricos en hierro, por lo que el BLW se le debe hacer estas modificaciones de introducción para mantener los niveles de hemoglobina dentro del parámetro normal.  Al final de cuentas, los niños saben que necesitan de forma innata y seleccionan los alimentos que su cuerpo le apetece para tener los abastos necesarios para crecer y cumplir con una dieta balanceada. Por tanto, cuando hay alguna deficiencia, los niños tienden a escoger el mismo alimento por varios días, lo que conocemos por fijación por alimentos (food fads en inglés). Siempre y cuando sea un niño sano y saludable, no hay porque preocuparse.

¿Qué alimentos son ricos en hierro y en vitamina C?

Las Carnes rojas, especialmente el hígado, en las blancas y huevo. Son ricas en hierro. Los glóbulos rojos necesitan hierro para poder transportar oxígeno a todas las células del cuerpo. La falta de hierro en la sangre ocasiona anemia. También en legumbres, vegetales, cereales y germen de trigo lo encontramos. De la misma manera, interviene en la formación de hemoglobina y mioglobina, que son componentes esenciales para el cuerpo. Si no conoces los parámetros normales de hemoglobina para niños, puedes buscarlos en el siguiente enlace: https://paulatinamente3.wordpress.com/2017/09/13/antes-de-comenzar-blw/.

Por su parte la vitamina C la describimos en la siguiente imagen.

Vitaminas y beneficios

En conclusión, recomiendo que, una vez los alimentos hayan pasado la prueba de alergias, comencemos a combinar y añadir variedad al plato de bebé en cada comida. Si tu niño tiene una hemoglobina menor de 10 g/dl, comienza a ofrecer más a menudo estos alimentos antes mencionados. No siempre es necesario darles suplementos vitamínicos.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones”

#paulatinamente #CronicasdeJM #consejitosdePau #BLWconPau #futurePeds #MetamorfosisProfesional #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #ASI #AlimentaciónSeguraInfantil #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionist

Referencias:

Basulto, J. Se me hace Bola. DeBosillo. 2014.

Daniel, L. et. al. 2015. Baby-Led Introduction to SolidS (BLISS) study: a randomised controlled trial of a baby-led approach to complementary feeding. Recovered on August 10, 2017 from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4643507/

Gonzalez, C. 2016. Mi niño no me come. Editorial Planeta, S.A. Pages 67, 127.

Rapley, G. et. al. 2010. Baby-Led Weaning. The Essential Guide to Introducing Solid Foods and Helping Your Baby tp Grow Up a Happy and Confident Eater. The Experiment, LLC. Pages 55