Pediatrics

El mundo que quiero

Pasan los días y sigo analizando los efectos de las tragedias masivas. Muertes por doquier dónde niños y jóvenes son los primeros afectados. ¿Este es el mundo que nos merecemos? La realidad es que no. La realidad es que me aterra lo que vivimos.

Vivimos en una burbuja constante de que lo que pasa a nuestro alrededor no nos afecta, pero somos incrédulos al pensar así. Una matanza, un accidente, un acto violento, una exclusión de otro ser humano va provocando cicatrices en nuestros corazones. Tenemos cero en tolerancia y 10 en crítica y actuar sin pensar en las consecuencias. Con razón seguimos en el mismo ciclo.

¿Es este el mundo que soñé para mi hijo? JAMÁS. JM y los niños de este mundo merecen la utopía. Sueño con ese mundo utópico aunque sé que es prácticamente imposible, dónde el balance y equidad tienen mayor peso que la crítica y el odio. Un mundo dónde ya no tenga el temor de dejar a mi niño cuidando y que al regresar ya no esté o falte yo en su vida. Un mundo dónde la inocencia en la infancia prevalezca y no las marcas de la vida de pérdidas o traumas debido a un acto de violencia. Un mundo que valide que somos seres humanos por igual no importa de qué país, color de piel, educación, género, identidad sexual, ideales políticos, religión y opiniones siempre se respete al prójimo.

Cicatrices psicológicas y emocionales al igual que físicas son las que demarcan la educación y la crianza actual. Donde invalidamos al menor con un “por que yo lo digo” y no pensamos en que sigue siendo un ser humano pensante que necesita un guía para aprender. Donde vale más agacharse y explicar las razones de la corrección de conducta que un grito o un castigo. Donde el nivel de comprensión de conducta se denota poco a poco durante los primeros años de vida cuando su cerebro aún va en desarrollo exponencial y creando conexiones nerviosas nuevas sin el freno de la inhibición. Esto que la mayoría llama “toddler tantrums” o “perretas” son el efecto del desarrollo neuropsicólogico inmaduro y con gran potencial de un toddler en crecimiento y no una manipulación.

Padre que me lees, te pido que analices tu crianza y comprensión del desarrollo infantil. Evalúa el ser humano que deseas que tu hijx se convierta y háblalo con ellxs. No importa si tiene 1 año o 18, lo importante es que siembres esa semilla de comunicación para que tarde o temprano seas la voz en su consciencia cuando no estés a su alrededor. Que siempre piense antes de actuar y de llegar el momento, se retire de un lugar donde pueda hacerle daño a otra persona. ¡Por la infancia y la niñez respetada! ¡Por adultos conscientes y empoderados!

Con amor,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #MetamorfosisProfesional #CrianzaPositiva #FuturePeds #Meduelesmundo #PorJM #Infancia #niñez #Futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s