¿Con qué enfermedades no se puede lactar?

En Medicina Pediátrica se han identificado pocas condiciones de salud del infante que evitan o requieren reducir la lactancia. Aunque se describen como poco frecuentes en la población general, es importante reconocerlas. Hablaremos de las más comunes dentro de su frecuencia.

Primero discutiremos las enfermedades hereditarias y/o autoinmunes:

1.Galactosemia primaria: enfermedad donde falta una enzima que permita absorber la galactosa, un azúcar simple. Al romper la lactosa de la leche humana a azúcares simples, como lo son la glucosa y la galactosa, no hay manera de que el proceso de absorción se pueda completar. Esto provoca un alza en los niveles de galactosa en sangre y por lo tanto, pone en riesgo al infante de hipoglucemia, retraso en desarrollo, complicaciones en aprendizaje, cataratas, entre otros. Esta condición amerita sustituir la leche humana por fórmulas especializadas para mejor calidad de vida del infante llevando una dieta libre de lactosa. Es de las pocas condiciones donde la lactancia no es posible.

2. Fenilcetonuria: enfermedad donde falta una enzima esencial en la conversión de aminoácidos. Para continuar la lactancia, la madre de un bebé fenilcetonúrico debe evitar el consumo de todo alimento que contenga el aminoácido fenilalalina. Es una dieta bien estricta que con mucho apoyo se puede lograr. En caso que la madre también tenga la enfermedad, además de la dieta, se llevan a cabo otras medidas de prevención, inlcuyendo la suplementación con fórmulas especiales. Si no es tratada a tiempo, el infante o persona que lo padece comienza con síntomas de retraso en aprendizaje, olor corporal fuerte como a humedad.

3. Enfermedad de Jarabe de Arce («Maple Syrup Urine Disease»): enfermedad autosómica recesiva donde falta una enzima importante para el rompimiento de aminoácidos específicos que resulta en la acumulación de leucina, isoleucina, valina y los α-cetoácidos. El infante transpira un olor característico y similar al olor del jarabe de arce. La lactancia parcial también es posible con un control en la dieta de la madre y monitoreo constante de la leche humana y sus componentes para evitar que algunos sean acumulados en el cuerpo del bebé. Tanto la madre como el infante pueden tener la condición y debe ser manejada clínicamente para evitar complicaciones y llevar a cabo una lactancia baja en riesgos.

4. Enfermedad por deficiencia de Glucosa-6 fostato deshidrogenasa (G6PD): es la causa más común de desordenes enzimáticos provocando destrucción de los glóbulos rojos, lo cual provoca hemólisis sanguínea. Se reduce la lactancia por el hecho que el nivel alto de estresores puede agravar la situación provocando elevación de la bilirrubina, ictericia neonatal y su complicación más grave, Kernicterus, un tipo de afección cerebral. Entre los estresores se incluyen algunos alimentos que consuma la madre como lo son las habas. En algunos casos se evita el vino tinto, todas las habichuelas, moras, productos de soya. Se recomienda suplementar con leche donada, o en su defecto, con sucedáneos de leche humana de ser necesario en lo que la madre hace los cambios alimentarios correspondientes. Una vez lo haga, puede continuar amamantando sin dificultad.

5. Aciduria Orotica: v

6. Condiciones metabólicas raras: Como la deficiencia de acyl-CoA dehydrogenasa, ya sea en su cadena corta, media o larga.

Enfermedades transmisibles:

1. HIV

2. Hantavirus: https://espanol.medscape.com/verarticulo/5904585

En esencia, un manejo apropiado con apoyo de profesionales de la salud, se puede seguir lactando bajo los parámetros de cada enfermedad en los casos de las enfermedades hereditarias. Cuando se trata de las enfermedades transmisibles, se necesita dar leche humana donada o sustitutos de leche humana.

CapsuladeSalud #Lactancia #Intoleranciaalalactosa #Alergialaproteinadelechedevaca #AlergiaalaCaseína #IntoleranciaalaCaseína

Referencias:

AAP. Breastfeeding and the Use of Human Milk. 2012. Recuperado el 9 de abril de 2019 de https://pediatrics.aappublications.org/content/129/3/e827

Flaherman, V. et al. ABM Clinical Protocol #22: Guidelines for Management of Jaundice in the Breastfeeding Infant 35 Weeks or More of Gestation—Revised 2017. 2017. Recuperado el 9 de abril de 2019 de https://www.liebertpub.com/doi/full/10.1089/bfm.2017.29042.vjf

Berry, G. Classic Galactosemia and Clinical Variant Galactosemia. 2000. Gene Reviews. Recuperado el 23 de enero de 2019 de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK1518/

Blackburn, P. et al. Maple syrup urine disease: mechanisms and management. Appl Clin Genet. 2017; 10: 57–66. Recuperado el 23 de enero de 2019 de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5593394/

Frazier, D. et. al. Nutrition management guideline for maple syrup urine disease: An evidence- and consensus-based approach. Molecular Genetics and Metabolism 112 (2014) 210–217. Recuperado el 23 de enero de 2019 de https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1096719214001607

Infant Risk Center. Breastfeeding Challenges with G6PD: Not as Bad as it Looks. 2019. Recuperado el 9 de abril de 2019 dehttps://www.infantrisk.com/content/breastfeeding-challenges-g6pd-not-bad-it-looks

LactMed. Fava Beans. 2018. Recuperado el 9 de abril de 2019 de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK532498/

Neville, B. et al. Favism in Breast-fed Infants. 1971. Recuperado el 9 de abril de 2019 de https://adc.bmj.com/content/archdischild/46/245/121.full.pdf

Sutton, V. Galactosemia: Clinical features and diagnosis. 2018. Recuperado el 16 de diciembre de 2018 de  https://www.uptodate.com/contents/galactosemia-clinical-features-and-diagnosis

Taj-Eldin, S. Effects of Aspartic Acid, Orotic Acid, and Glucose on Serum Bilirubin Concentrations in Infants Born before Term. 1971. Recuperado el 9 de abril de 2019 de https://adc.bmj.com/content/archdischild/46/245/121.full.pdf

WHO. Aceptable medical reasons for use of breast-milk substitutes. 2009. Recuperado el 23 de enero de 2019 de http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/69938/WHO_FCH_CAH_09.01_eng.pdf;jsessionid=77042F7FC1C6DF040759D962DBC625FA?sequence=1

Publicado por paulatinamente3

Pau-latinamente la vida me ha llevado a cambiar rumbos. A reinventarme y evolucionar como persona, madre y profesional. Tres cosas que me han enseñado a fluir y vivir como nunca. Por eso el número 3 es tan significativo en mi vida. Con la mariposa, aprendí la metamórfosis de la vida. Este blog nace por la necesidad de crecer, seguir educando y compartir mis experiencias, tanto en el ámbito personal como en lo profesional. Hablaremos de las Crónicas de JM (mi hijo), mis pasos como Profesional de la Salud y mis planes a largo plazo. Usaremos el blog como página informativa sobre temas de Medicina, pero sobretodo de mi pasión, la Pediatría. Pau-latinamente será un blog que evolucionará según las necesidades. Así que agarre sus alas y disfrute la travesía de vuelo conmigo. XOXO, Pau "Padres informados valen millones." #paulatinamente #CronicasdeJM #consejitosdePau #futurePeds #movingFWD #Educando #BLWconPau #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #IYCFS

A %d blogueros les gusta esto: