Pediatrics

BLW no es para tu bebé

En la mayoría de los casos, la técnica de Baby-led Weaning funciona en niños sanos y sin ningún tipo de dificultades. Comenzar la alimentación complementaria o transicionar esta técnica beneficia tanto al infante como a los padres, madres y cuidadores. Aún así, existe un porciento de infantes que no deben utilizar la técnica para alimentarse. A continuación describiremos algunos.

Infantes prematuros y con bajo peso: Un infante prematuro es aquel que nace con menos de 36 semanas de gestación. Se clasifica de la siguiente manera:

  • Extremadamente pretérmino: <28 semanas
  • Gran pretérmino: 28-31 semanas de gestación
  • Pretérmino leve: de 32-36 semanas de gestación
  • Término temprano: 37-38 semanas de gestación

    Los hitos del desarrollo (‘milestones”) al igual que el desarrollo gastrointestinal, motor y neurológico no estarán a la par con un bebé nacido a término. Es por tal razón que se les evalúa al paso y los profesionales de la salud seguirán tomando en cuenta el pretérmino hasta al menos los 2 años de edad de nacimiento.  En la mayoría de los prematuros de menos de 32 semanas, ocurren procesos que dificultad el agarre, manejo de alimentos fuera de purés al igual que poca fuerza muscular. Se benefician de agarrar los alimentos, pero con supervisión de un terapista especializado en alimentación infantil. Por lo tanto, en este grupo de prematuros, no suelo recomendar el BLW como opción de alimentación. La necesidad de nutrientes altos en calorías se presenta de mejor manera en majados y con un control de ingesta. Aquí entra un nutricionista conjunto con su Pediatra para asegurar un aumento de peso correspondiente a las necesidades.

Niños con tubo nasogástrico, traqueostomía, ostomía u otro tipo de operación respiratoria/gastrointestinal: El uso de la técnica se encuentra contraindicado en pacientes con este tipo de aparatos. Aumenta el riesgo de aspiración y asfixia. En la mayoría de ellos, se necesita un control de ingesta calórica. Es decir, saber la cantidad que comen. Al igual que los prematuros, se prefiere el uso de purés o licuados aptamente preparados. De la mano de un Gastroenterólogo Pediátrico y un equipo multidisciplinario, se puede ir gradualmente cambiando técnicas de alimentación una vez sea apropiado para el infante.

Retraso en crecimiento y/o problemas metabólicos: La raíz principal de estos casos puede deberse a deficiencias nutricionales u hormonales. Por lo tanto, hay que suplir la necesidad primaria para luego decidir si se cambia la estrategia de alimentación. Por lo general, se continúa practicando alimentación en purés regulada por los padres en lo que se corrige la deficiencia. Una vez corregida, se sigue monitoreando al infante para evitar recaídas. Mantener una alimentación balanceada y controlada es de suma importancia en casos de problemas metabólicos según las características de la enfermedad metabólica.

Disfagia y bajo tono muscular: El conflicto de tragado apropiado provoca que haya mayor riesgo de atascamiento en las vías respiratorias superiores y en el esófago. De inicio, el infante solo podrá consumir líquidos o semilíquidos. La mayoría de los padres se da cuenta de las dificultades oromotoras al comenzar a lavarle los dientes a su bebé y notan un conflicto mayor con el tragado de saliva. Al tener bajo tono muscular, esto reduce el movimiento de los músculos del sistema digestivo, incluyendo el esófago, y provoca que la comida se estanque en el mismo. Pacientes con estas dos condiciones necesitan que se trabaje con terapias. Dependiendo de la severidad del caso, gradualmente se van incluyendo otras texturas. Es imperativo que reciban las terapias ocupacionales, de habla y de alimentación para un progreso en su proceso de alimentación infantil.

Hipoplasia orofacial o problemas de Anatomía facial: La anatomía y estructura orofacial influye grandemente en la capacidad de aceptación y masticación de los alimentos. Un desorden en esta área provoca un reto en la alimentación. Por lo tanto, no será sencillo el manejo de trozos.

Pobre motilidad intestinal: El inconveniente en este caso es el impedimento de absorber los nutrientes necesarios para mantener un balance nutricional. En casos de pobre motilidad, lo menos que se debe consumir es sólidos. Obstruyen el tránsito intestinal y es mucho más complejo el romper las moléculas de los nutrientes. No es un momento apropiado para este tipo de alimentación.

Problemas de alimentación y sensoriales severos: En estas particularidades, se necesita saber la severidad del caso. Se trabaja gradualmente y seguido por unas guías de alimentación específicas. Cuando ya son situaciones que no han habido técnicas efectivas, es mi prioridad que se evalué al infante y se descarten otras vertientes. Finalmente, una vez trabajada la condición, se puede ver un progreso alimentario.

En fin, el BLW no es para todos. Se tiene que evaluar las situaciones individuales de cada infante. En caso de mostrar síntomas una vez comienzan la técnica de Baby-led Weaning, cada profesional de la Salud tomará en cuenta las características del infante y hará las recomendaciones pertinentes. En lo personal y profesional, enseño técnicas de combinación una vez dan el visto bueno o el alta al paciente para hacer una transición efectiva. Trabajar estas particularidades con un equipo multidisciplinario siempre será mi prioridad. Cada uno con su experiencia profesional promueve y ayuda a que cada paciente mejore.

Si notas alguna característica como las descritas arriba en tu bebé, es imperativo que busques descartar. Existen terapistas de alimentación infantil destacados y certificados en todos estos campos. Un/a niño/niña con estas dificultades no puede estar sin supervisión clínica. Para los residentes de Puerto Rico y Estados Unidos, cuento con una lista de recursos en el tema que pueden dirigirte. En confianza me pueden escribir al correo electrónico o por cualquiera de los medios sociales para brindar las referencias.

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #ChildNutritionSpecialist

Sígueme en mis redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCD3VXeH2hXZlPttRkOXX6rg

Facebook: http://www.facebook.com/3paulatinamente

Instagram: http://www.instagram.com/3paulatinamente

Twitter: http://www.twitter.com/3paulatinamente

Pinterest: http://www.pinterest.com/3paulatinamente

Las consultorías y orientaciones bajo Pau-latinamente no sustituyen una consulta médica, nutricional, de terapia ocupacional, habla o de alimentación. Se basan en la exposición de alimentos y orientar a los padres a una alimentación sana, segura, saludable y sostenible. Casos de dificultades alimentarias son referidos al profesional correspondiente.

Anuncios
Alimentación Complementaria, Baby-led weaning, Pediatrics

Alimentos con riesgos de atragantamiento

Atragantamiento: el mayor miedo de todo padre, madre, cuidador que comienza alimentación complementaria. Sin embargo, está demostrado que un infante se puede atragantar hasta con su propia saliva si no tiene las destrezas de deglución desarrolladas. En el caso de alimentación complementaria en purés vs trozos (o bien conocido como Baby-led Weaning), no hay evidencia científica que indique que BLW sea más riesgoso en niños sanos. Al contrario, varios estudios han demostrado que el riesgo existe por igual en purés como en BLW. Lo esencial es continuar educándose sobre la diferencia entre una arcada y un atragantamiento como bien hemos mencionado anteriormente. Por lo tanto, volvemos a poner la tabla de diferenciación entre ambas situaciones.

Tabla originalmente publicada en https://pau-latinamente.com/2017/09/13/antes-de-comenzar-blw/

Ahora bien, sí existen algunos alimentos que, si no se hace el corte apropiado y la preparación correcta, aumentan el riesgo de atragantamiento. Hacer énfasis en como cortar los trozos siempre será mi misión al igual que continuar exhortando que los padres, madres y cuidadores tengan cursos y las certificaciones activas de Respiración CardioPulmonar (RCP o mejor conocido como primeros auxilios básicos). Nunca sabremos cuando y dónde necesitaremos actuar.

Entonces, ¿qué alimentos aumentan el riesgo de atragantamientos? Todo va a depender de la edad del niño y las destrezas adquiridas. Primero detallaremos los que son más riesgosos para las edades de 6-12 meses.

Los alimentos de la gráfica es importante tomarlos en consideración. Debe repasar la publicación de BLW: Cortes Apropiados. A continuación ampliamos sobre ellos:

  • Mazorca de maíz: el grano es tan pequeño que al sacarse del elote mordiéndolo directamente, el mismo puede salir disparado a la tráquea causando atragantamiento.
  • Frutas crudas como manzana y pera: Las mismas contienen mayor cantidad de fibra que provoca que se alojen en el paladar superior bloqueando el movimiento de la lengua y dificultando el tragado. Un trozo de manzana o pera cruda demasiado grande puede bloquear la vía respiratoria fácilmente. Por lo tanto, se recomienda el corte en semilunas y cocinarlas al vapor una vez cortadas por 2-3 minutos para ablandarlas. Esto incluye todos los distintos tipos de peras y manzanas.
  • Pasas: su tamaño impide un buen agarre y por tal razón, los bebés tienden a comerse más de una en conjunto. Su consistencia gomosa no permite un movimiento apropiado de la masticación. Por lo tanto, se recomienda que las mismas se consuman luego del primer año de vida y bajo supervisión inmediata de un adulto.
  • Alimentos redondos: al igual que las manzanas, provocarán un bloqueo de la vía respiratoria si se dan enteros. También se cortan en 4-8 porciones a lo largo.

Se reconoce que aún a los 12-24 meses es imperativo continuar con los cortes apropiados:

  • No deben consumir vegetales crudos tanto por el riesgo de atragantamiento que por el riesgo de contagio de infecciones provocando envenenamiento por alimentos
  • Continuamos cortando y pasando al vapor la manzana y la pera hasta al menos los 3 años de edad.
  • Todo alimento redondo como las uvas deben ser cortados en 4 porciones o más hasta al menos los 4 años de edad, pero preferiblemente hasta los 5 años. Hay casos documentados de asfixia por alojamiento de un alimento en la tráquea.
Uva entera atascada en la tráquea de un niño de 5 años. Tomado de Fatherly.
  • Las palomitas de maíz son de los primeros 3 alimentos que más causan atragantamientos en infantes y trotones. La Academia Americana de Pediatría y los Centros de Control de Enfermedades (CDC) desaconsejan su consumo antes de los 4 años de edad.
  • Las nueces enteras también entran en los primeros 3 alimentos que más causan atragantamientos. Deben consumirse en mantequillas de nueces o trituradas.
  • “Hot dogs”, salchichas y otros embutidos no deben consumirse antes de los 4 años de edad tanto por el alto contenido de monofosfato de sodio como por el tamaño del alimento entero.

En resumen, necesitamos continuar la prevención de atragantamientos haciendo los cortes apropiados de cada alimento. Una vez el/la niño/niña domine el alimento triturado, poco a poco y en casa podemos comenzar la introducción del alimento entero.

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

*Las consultorías y orientaciones bajo Pau-latinamente no sustituyen una consulta médica, nutricional, de terapia ocupacional, habla o de alimentación. Se basan en la exposición de alimentos y orientar a los padres a una alimentación sana, segura, saludable y sostenible. Casos de dificultades alimentarias son referidos al profesional correspondiente. *

Referencias:

Academia Americana de Pediatría (AAP). Baby-Led Weaning Does Not Increase Choking Risk When Modified for Safety. 2016. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de https://www.healthychildren.org/English/news/Pages/Baby-Led-Weaning-Does-Not-Increase-Choking-Risk-When-Modified-for-Safety.aspx

Academia Americana de Pediatría (AAP). Choking Prevention. 2015. Recuperado el 3 de abril de 2019 de https://www.healthychildren.org/English/health-issues/injuries-emergencies/Pages/Choking-Prevention.aspx

CDC. Choking Hazards. 2019. Recuperado el 3 de abril de 2019 de https://www.cdc.gov/nutrition/infantandtoddlernutrition/foods-and-drinks/choking-hazards.html

Sígueme en todas mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/3paulatinamente/

Instagram: https://www.instagram.com/3paulatinamente/

Twitter: https://twitter.com/3Paulatinamente

Pinterest: https://www.pinterest.com/3paulatinamente/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCD3VXeH2hXZlPttRkOXX6rg

Alimentación Complementaria

Riesgos de las probaditas: un paseo en la historia

Las señales para comenzar alimentación complementaria fueron establecidas para prevenir complicaciones a corto y largo plazo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) las estableció en el año 2001 luego de un consenso de las prácticas alimentarias adecuadas y de orientaciones para llevar a cabo estos cambios. Entre las investigaciones hechas para llegar a este contexto, se evaluaron los beneficios de la lactancia humana exclusiva hasta los 6 meses al igual que la evolución de cambios sobre las recomendaciones en alimentación infantil. La OMS utiliza dicho término para especificar lactados con leche humana al igual que leche sucedánea, como lo es la fórmula infantil. Al establecer dichos parámetros, se reafirma la importancia del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, donde se protege la leche humana como alimento principal y óptimo para el infante al igual que se rige la comercialización de fórmulas infantiles y alimentos comercializados para el infante. El Código abarca muchos más detalles para proteger la salud infantil, pero nos concentraremos hoy en los riesgos de la alimentación complementaria antes de los 6 meses.

La Academia Americana de Pediatría habla de los siguientes riesgos:

  • Gastritis y reflujo
  • Infecciones gastrointestinales y respiratorias como Bronquiolitis y Virus Respiratorio Sincitial (VRS)
  • Broncoaspiración
  • Asfixia (causando muerte)
  • Obesidad mórbida infantil y a largo plazo
  • Daño renal y hepático por la inmadurez de ambos sistemas que continúan en crecimiento y desarrollo
  • Anemias por deficiencias nutricionales, en especial por deficiencias de hierro.

Por otro lado, la Organización Mundial (OMS) en su Manual “La alimentación del lactante y del niño pequeño” describe los siguientes riesgos cuando se comienza alimentos complementarios de forma temprana:

  • Reeemplaza la lactancia, provocando que el niño no alcance sus requerimientos nutricionales
  • Da como resultado una dieta baja en nutrientes si estos alimentos son diluidos, como suelen ser sopas aguadas y papillas no espesas, ya que son más difíciles de comer.
  • Incrementa el riesgo de enfermedades, debido a que se reduce el aporte de los factores protectores de la leche humana.
  • Incrementa el riesgo de padecer diarrea, debido a que los alimentos complementarios pueden estar sucios o no son tan fáciles de digerir como la leche humana.
  • Incrementa el riesgo de sibilancias/asma o de otras condiciones alérgicas, debido a que el bebé aún no puede digerir ni absorber bien las proteínas no humanas.
  • Incrementa el riesgo de la madre o criador hacia otro embarazo si la lactancia es menor frecuente.

La evolución en las guías de alimentación complementaria ha dado cambios drásticos al pasar el tiempo. En 1900-1954, se le brindaba alimentación complementaria a partir del año de edad debido a que se creía que se le hacía daño al infante si de brindaban otro alimento que no fuera leche. Aún así, se pueden leer publicaciones del 1920 donde se indica comenzar a darle carnes trituradas e hígado en puré o sopas desde las 2 semanas de nacido  seguido por las probaditas del cereal de bebé al igual que comenzar con la introducción de vegetales desde los 6-9 meses.

Screen Shot 2018-10-14 at 4.37.15 PM
Recomendaciones alimentarias en los años mencionados.

En el 1954 se desarrolla el Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría. Este comité estableció alianzas con científicos y administradores de agencias gubernamentales al igual que la industria de alimentación infantil que se había desarrollado en dicha época para los purés y las primeras fórmulas infantiles. Luego, en 1958 se determina que, evaluando el desarrollo del sistema digestivo y neuromuscular, el crecimiento de cada infante y el nivel de actividad física eran mejores señales para identificar cuando comenzar. En ese instante, establecen que no había beneficio alguno para comenzar alimentos complementarios antes de los 3-4 meses.

Para la época del 1979-2014, se establece que para infantes sanos que tenían la habilidad de tragar para los 4-5 meses y la destreza de diferenciar entre hambre y saciedad para los 5-6 meses y que se debía tomar en consideración el desarrollo más que todo. Desde el 2014 se toma en consideración con más ímpetu el desarrollo del infante y se reestablece como prioridad para una protección de la lactancia humana al igual que el desarrollo infantil.

Screen Shot 2018-10-14 at 4.59.13 PM
Señales de desarrollo y la evolución

Y entonces, ¿de dónde salió que se le puede dar cereal en la botella? 

Como ves en la cronología arriba, la idea comenzó cuando entró la industria de alimentos para bebés a temprana edad. Se creía que, al espesar la leche, el infante estaba más satisfecho y dormiría más plácido. Realmente lo que ocurre es un tipo de sueño profundo por sobrealimentación y esto provoca que los reflejos de saciedad y alerta se reduzcan tanto que no hay forma de reaccionar. Comparemos esto a cuando tenemos la cena de Acción de Gracias o en un gran fiesta donde el adulto come sin parar y luego tiene demasiado sueño para continuar disfrutando, tanto, que se duerme en cualquier esquina. Dicho efecto pone en riesgo de un atragantamiento si el infante elimina un buche o vomita. No reaccionará de la misma manera por no estar 100% alerta. Realmente el proceso del cambio en el patrón de sueño se debe a la madurez neurológica y va evolucionando según el niño crezca como hemos descrito en la publicación de Sueño Infantil.

Por otro lado, al promover la sobrealimentación, también promueve por consiguiente la obesidad infantil. La Academia Americana de Pediatría habla que el sistema digestivo del infante no está apto para procesar cereales o alimentos hasta la edad de 6 meses y por lo tanto, si se desea introducir, el mismo debe ser en cuchara para evitar el riesgo de atragantamientos o asfixia. También mencionan que la introducción temprana del mismo expone al infante en un mayor riesgo de alergias alimentarias. Esto se toma en consideración en infantes sanos y sin ninguna patología que impida la absorción de nutrientes.

Es por esto que, personas criadas y que criaron durante éstas épocas aún creen que se le puede dar probaditas o cereal a un niño sin dificultades. Por tanto, como padres, madres y cuidadores actualizados en la última información, debemos llevarles al paso rompiendo la barrera generacional para que comprendan los avances científicos. Ellos conocen una verdad y es la que se les brindó durante su proceso de crianza. Integrarlos en el proceso y ayudarles a entender promueve la buena comunicación al igual que se sienten incluidos en la crianza del infante. No les apartes del conocimiento, pues muchos están dispuestos a leer y reaprender. Lo importante es hacer la introducción según el desarrollo del infante, pero tampoco retrasarlo demasiado. Hablaremos de este último tema en la próxima publicación.

1

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #Veganismo #Vegetarianismo #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

Sigue leyendo “Riesgos de las probaditas: un paseo en la historia”

Pediatrics

Individualidad Motriz: Desarrollo Columnar y Sentarse

La oportunidad de observar el desarrollo infantil con objetividad e individualidad permite abiertamente una ampliación de conocimiento y sobretodo, evaluar a nuestros niños en libre movimiento. Durante las pasadas semanas he estado en comunicación con la Dra. Glory Serrano hablando de distintos temas y la preocupación que ambas en cuanto al crecimiento, desarrollo y la introducción de alimentación complementaria de manera tardía debido a la creencia popular de que los bebés solo se sientan de una sola forma. Decidimos darnos a la tarea de documentar en conjunto detalles sobre el desarollo motor, en especial las maneras de un bebé sentarse. Pero antes de discutirla, es meritorio reconocer el desarollo de la columna vertebral.

Desarrollo de la Columna Vertebral

baby-spine1
Foto tomada de http://www.truehealthct.com/2012/baby-carriers-good-for-spine/

Observemos la foto de arriba detenidamente. El desarrollo de la columna vertebral se da por etapas. El tiempo boca abajo (“tummy time”) contribuye a fortalecer los músculos que sostienen la columna vertebral. Observemos que al nacer la columna vertebral comienza en forma de C. Se va fortaleciendo con los movimientos libres y el crecimiento. Una vez llegamos a la segunda curvatura, bebé aguanta la cabeza sin problemas y comienzan los movimientos de voltearse con facilidad. De ahí, seguimos a la fase de querer sentarse con ayuda, lo cual no se debe forzar y solo sostenerlo para permitir espacio entre cada disco intervertebral a cumplir su función de acolchonamiento. Una vez bebé se sienta solo, la columna vertebral ha tomado la postura de la figura 3. Al pararse solo (figura 4) es porque su columna ya tolera el peso, hay control del punto axial (centro) del cuerpo  Pero el desarrollo no culmina ahí, pues las vertebras se fusionan y terminan de tomar las curvaturas alrededor de los 4 años. Pero volvamos al tema principal, sentarse. Las figuras 2 y 3 son esenciales para que el bebé logre sentarse.

 

diagram
Imagen tomada de https://wellroundedny.com/baby-gear-safe/

¿Cuándo se sientan los bebés?

Se considera que un bebé ha aprendido a sentarse completamente por sí solo cuando es capaz de mantenerse sentado, pero para llegar a este punto, un infante tiene que ganar fuerza en su musculatura y aprender a controlar su cuerpo. Conseguir mantener esta postura por sí solo supone conseguir controlar su cuerpo en contra de la gravedad en una posición diferente a la que ha podido hacerlo los primeros meses de vida. El sentarse le permite poder observar su entorno desde una perspectiva diferente y poder explorar y manipular objetos de manera más funcional y les permite comenzar a comer alimentos. Desde el principio el infante debe pasar tiempo boca abajo.

Es habitual que muchos bebés se sienten hacia los 6-7 meses, algunos lo logran para los 8 a 9 meses. Siempre es bueno la evaluación del pediatra para observar los aspectos del desarrollo motor grueso. Por eso no se debe tener prisa en sentar a los bebés, porque precisan de tiempo. Por eso es importante que cuando sentemos a un bebé, nos fijemos mucho en cómo lo hacemos y en la posición que el infante adopta. Si al poner al infante sentado vemos que mantiene la cabeza inclinada o la espalda queda curvada entonces debemos pensar que aún no está preparado, y que es mejor que por el momento no sentarle.

¿Cómo estimular al bebé a sentarse?

No importa si tu bebé se sienta sin ayuda o utiliza el apoyo que le puede ofrecer un cojín o una almohada. Cuando el bebé esté sentado, aprovecha esos momentos para disfrutar jugando con él, al mismo tiempo que lo estimulas. ¿Cómo?  Colócales a diferentes distancias, distintos objetos que el pequeño pueda manipular sin peligro, tratando de que los mismos posean diferentes formas y texturas. A medida que el bebé los alcance y juegue con ellos, puedes decirles los nombres de los objetos; cantarles y jugar con las distancias, acercándole y alejándole los objetos.

  

¿Como se sienta un bebé?

Los bebés se sientan desde diferentes posiciones. Entre las más comúnes están:

1.      Estando boca abajo, se coloca en posición de caballito y se sienta.

2.      Se agarran de alguna superficie hasta que se logran parar y luego se sientan.

3.      Se colocan de lado y se impulsan hasta sentarse.

4.      Algunos bebés no se sientan solos, pero cuando el adulto lo coloca en posición sentado su cabeza y tronco se mantienen en posición recta.

Hay diferentes maneras para que un bebé se siente, lo importante es que cuando se siente pueda mantener su cuerpo en forma erecta y pueda utilizar sus manos libremente. Si el bebé requiere tener sus manos todo el tiempo apoyadas al frente o los lados para sostenerse, entonces no esta preparado para permanecer sentado. Lo importante es reconocer su manera particular y asegurar que su desarrollo motor vaya acorde a su edad. De lo contrario, es importante consultar al pediatra para descartar algún retraso motor si bebé no se ha sentado o se mantiene sentado entre los 8-10 meses.

A continuación unos videos de Pathways.org hablando sobre el desarrollo motor y las maneras de sentarse:

¡Permite el movimiento libre!

Colaboración de:

Paulette M. Vélez, MD, IYCFS, (Pau-latinamente)

Glory Serrano, MD (Pediatra): https://www.facebook.com/dragloryserano/

Publicado el 16 de mayo de 2018

Revisado el 13 de septiembre de 2018

Sigue leyendo “Individualidad Motriz: Desarrollo Columnar y Sentarse”

Pediatrics

Aprendiendo de Sabores

¿Cómo aprendemos de sabores?

Aprender de “sabores“ involucra 3 sistemas sensoriales distintivos: gusto, olfato y sabor por sus nervios específicos. Aunque no consideramos la vista y la audición directamente para aprender de sabores, si es importante en la percepción y selección de alimentos. Hay un dicho que dice “ La comida entra por los ojos” y así mismo es. Se activan las glándulas que producen la saliva tan pronto vemos el alimento. Aparecen en la octava semana de gestación y cuando el bebé comienza a tragar líquido amniótico, alrededor de la semana 12, comienzan a estimularse los receptores del gusto. Es por esto que todo lo que consume mamá durante el embarazo, bebé va asociando los sabores y al lactar, muchas veces influye en los gustos de bebé.

Contamos con la facilidad de percibir 5 sabores distintos: dulce, salado, amargo, agridulce y umami (algo delicioso). Aprendemos a apreciar lo salado a partir de los 4 meses y va en aumento a los 2 años. Por la leche materna o la fórmula ser dulce, se rumora que aceptamos los alimentos dulces con más facilidad más temprano. Desde el nacimiento, venimos programados a rechazar cualquier alimento que resulte agrio. Genéticamente, asociamos lo agrio con veneno o algo tóxico. Al pasar el tiempo y seguir probando lo agrio, le agarramos el gustito, pero esto ocurre ya pasado los primeros 12 meses de vida.

El conjunto de papilas gustativas y botones gustativos hace que aceptemos unos alimentos más que otros y tengamos preferencias. Las papilas gustativas más numerosas son las filiformes, que tienen como función probar la textura del alimento en vez de los sabores. Cada niño es distinto y su asociación y preferencia será única, pero por lo general aceptan los alimentos dulces, umami o un poco salados (entre los 10-14 meses de edad) de manera natural. Esto no significa que le vamos a condimentar el alimento antes del año. El sabor va desarrollándose poco a poco. Llevemos los niños al paso. Lo que para nosotros es insípido, para ellos es una delicia en lo que su sentido se desarrolla.

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #BLWconPau #ConsejitosdePau #MetamorfosisProfesional #FuturePeds #PorelIBCLC #ChildNutritionist #EvidenceBasesMedicine #ASI #AlimentacionSeguraInfantil

 

Referencias:
https://www.bebesymas.com/r…/el-sentido-del-gusto-en-el-bebe
http://emedicine.medscape.com/article/1948599-overview
https://www.uv.mx/cienciauv/blog/la-quimica-del-sabor/
http://kidshealth.org/es/kids/taste-buds-esp.html

Alimentación Complementaria, Baby-led weaning, Pediatrics

BLW: Cortes Apropiados

Ya tienes la información básica sobre BLW en mi blog. Ahora lo que falta es que lo pongas en práctica. La mayoría de mis consultas privadas son sobre que alimentos dar y cómo cortarlos de manera apropiada. Conjunto con una de mis chicas de consultoría, nos dimos a la tarea de recolectar y tomar fotos para mostrar los cortes apropiados de los alimentos más comunes. En las siguientes imágenes tendrás un resumen por características de los alimentos. Si en algún momento de la práctica de BLW con tu bebé te encuentras con un alimento que no estas seguro de su corte, comenta o envíame mensaje privado y aclaramos la duda.

 

 


Una vez el infante sea experto con el kiwi, puede cortarle en 1/4 porción para evolucionar en los tamaños y utilizar la técnica de pinzas.
Ojo: En muchos países se integran los cereales desde los 6 meses. Basamos la recomendación de dar avena de adulto en hojuelas enteras en nuestra experiencia viendo distintos pacientes y sus reacciones. Por tanto, decida el momento que desea introducirla. No es una regla de oro, pero si una sugerencia esperar a los 10 meses para asegurar tolerancia.

Para saber a que edad se recomienda la introducción de cada alimento, pase por la publicación de Alimentos por edades. Comenta si tienes alguna duda. Recuerda que hago consultorías personalizadas por mensajes privados a través de mi fan page en Facebook.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones.”

#BLWconPau #MiércolesdeBLWconPau #Paulatinamente #CronicasdeJM  #futurePeds #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #ASÍ #AlimentaciónSeguraInfantil #PorelIBCLC #ChildNutritionist #EvidenceBasesMedicine

Editado el 20 de marzo de 2019 por revisión de imágenes y añadir información.

Referencias:

AAAAI. 2017. Food Allergy Overview. Recuperado el 16 de octubre de 2017 de http://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/allergies/food-allergies

Basulto, J. 2014. Se me hace Bola. DeBosillo.

Gonzalez, C. 2016. Mi niño no me come. Editorial Planeta, S.A.

Mayo Clinic. 2019. Beans and other Legumes: Cooking Tips. Recuperado el 12 de febrero de 2019 de https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/in-depth/legumes/art-20044278

Rapley, G. et. al. 2010. Baby-Led Weaning. The Essential Guide to Introducing Solid Foods and Helping Your Baby to Grow Up a Happy and Confident Eater. The Experiment, LLC.

#blw, Alimentación Complementaria, Blogger, Medical Student, Medicine, Motherhood, Pediatrics

Alimentos por edades

La mayoría de las personas piensan que hay un orden que debe llevar para la introducción de alimentos nuevos. En realidad no existe. Lo que si existen son guías por etapas. Es importante reconocer que tampoco hay preferencias por comenzar con vegetales o frutas.

Según estudios de Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) como la Academia Americana de Pediatría, el bebé nace con el potencial de degustar alimentos dulces como primera intención. La leche humana es dulce por lo que comenzar con frutas sería una opción. Sin embargo, la mayoría de las leches de formula tienen un sabor distinto. Todo va a depender de la preferencia de introducción y la aceptación del alimento al igual que el desarrollo paulatino de las papilas gustativas.

¿Qué alimentos son los más apropiados para comenzar BLW?

Hay una variedad de alimentos que se consideran blandos. Estos permiten que bebé vaya a su paso experimentando y mejorando las técnicas de agarre y autorregulación. Según Rapley en su libro, los siguientes alimentos son el consenso para comenzar. Note que no incluye el cereal de bebé, puesto que se han estado realizando diferentes estudios y hasta la Academia Americana de Pediatría menciona que no tiene porque ser el primer alimento ni en introducción tradicional ni en BLW.

Algunos de los alimentos para comenzar.

Ahora bien, como mencioné arriba, hay una lista de alimentos recomendados por etapas. Esto se debe a la madurez del sistema gastrointestinal y el desarrollo del mismo mientras bebé va creciendo. Por lo que recurrí a preparar una tabla de alimentos por edad que puede ser impresa para su beneficio. Utilize la misma como guía, mas consulte con su pediatra o nutricionista para asegurarnos que va apropiada a su bebé. De igual manera, está realizada para llevar una bitácora simple de introducción. Así, en el caso de alguna reacción o intolerancia, tendrá una guía de lo que si ha pasado la prueba y lo que hay que evaluar. Presione el enlace para el documento. Se recomienda usar una computadora, ya que el mismo se encuentra en PDF: alimentos-por-edades

Lo verdaderamente relevante es que la introducción de los nuevos alimentos se realice de forma paulatina para poder comprobar la tolerancia del bebé al nuevo alimento. Si reacciona con síntomas como una diarrea severa, vómitos o erupciones, es necesario acudir al pediatra. Si al día siguiente de incorporar el nuevo alimento, el bebé sigue bien, se continua con el mismo por 3-5 días y luego de eso introduce el siguiente alimento. Lo más recomendable es esperar un día entre medio y mantener a bebé por ese día solo con leche humana o fórmula. Es una opción para asegurarnos que no hay una alergia o intolerancia tardía.

¿Por qué la tabla incluye el huevo, berries, derivados lácteos y mantequilla de maní antes del año?

La guía de introducción de la Academia Americana de Pediatría y la AAAAI cambió recientemente. Se ha comprobado que la introducción temprana a alimentos potencialmente alérgenos tiene la capacidad de reducir el riesgo de alergias hasta un 30% si los mismos se ofrecen en o antes de los 8 meses de edad. Es claro que, aunque los mismos son los más propensos a causar alergias a la población en general, no son los únicos con ese potencial. Cualquier alimento tiene dicha capacidad, puesto que depende del modo de introducción, herencia genética e influencia de ambiente.

En cuánto a los derivados de lácteos, actualmente la AAP recomienda la introducción de derivados lácteos entre los 6-12 meses. Según el estudio clínico, la introducción antes de los 8 meses reduce el riesgo de alergias en un 30% de la población. Por tanto, si tu hijo no tiene historial o algún familiar que tenga alergias a la proteína de leche de vaca (caseína), no hay por que atrasar su introducción. Vean el video (click aquí).

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones.”

#BLWconPau #MiércolesdeBLWconPau #Paulatinamente #CronicasdeJM  #futurePeds #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionist

Sigue leyendo “Alimentos por edades”

#blw, Alimentación Complementaria, Blogger, Medical Student, Medicine, Motherhood, Pediatrics

Antes de comenzar BLW

Empecemos lo bueno. Somos muchas las que nos gusta el término Baby Led Weaning y su filosofía. Pero, ¿realmente sabemos de que se trata del todo? Vamos a ver. He estado leyendo libros y publicaciones de Gill Rapley y el Dr. Carlos González. Definitivamente hay muchos detalles que yo no conocía o estaba usando de forma errónea. Detallemos algunos:

  • BLW no es una práctica nueva, pero la terminología médica en su connotación sí lo es. Como menciona el Dr. Carlos González en este live (click aquí), desde mucho antes del siglo XX, los purés no existían y las batidoras tampoco. Por lo que nuestros antepasados le daban a sus hijos los alimentos cortados en trozos o majados con consistencia y el bebé hacía lo propio por instinto: comer solo.
  • La autoregulación y fases alimentarias: Muchas personas piensan que la autorregulación alimentaria va más allá. Un niño que autorregula su alimentación a través de BLW, es un niño que juega con la comida. Hay un dicho que dice: “La comida entra por los ojos.” Pues de la misma manera que a un adulto sus glándulas salivares se activan con mirar alimentos, un bebé aprendiendo a comer también le sucede. Las fases incluyen: ver, tocar y luego probar llevándoselo a la boca. No todos los niños lo hacen el mismo día y no siempre es con el mismo alimento. Con paciencia y amor se le lleva poco a poco. La clave está en seguir ofreciendo, pues puede tardar hasta 15 veces en aceptar el mismo alimento (Hendricks, et al. 2006). Por lo tanto, que le den el alimento en cuchara y bebé también tome trozos no es BLW. Se pierde la autorregulación. Esto es un detalle que sucede con la familia. Ver video en mi fan page:  https://www.facebook.com/paulatinamente3/videos/vb.263240954176984/276430756191337/?type=2&theater&notif_t=scheduled_post_published&notif_id=1505512805265581
  • Los términos de transición de puré a BLW y BLW mixto no son reales: La realidad es que muchas personas usan el término BLW luego de dar puré. Según Gill Rapley y otros profesionales, esto sigue siendo alimentación complementaria tradicional en donde le damos el alimento con cuchara a bebé. La misma sigue el patrón de comenzar en puré e ir cambiando las consistencias una vez bebé va creciendo. Esto es lo que llaman alimentación por etapas y por lo que se rigen los puré comercializados. BLW se detalla como el comienzo de alimentación complementaria desde cero con trozos. De mi parte, seguiremos usando el término transición a trozos para poder ayudarles y no confundir más las definiciones. Recordando que la transición en algunos bebés puede tardar, así que no se estrese. Sí, un practicante de BLW en algún momento comerá majados, pero será autorregulándose. Por otro lado, BLW Mixto le llaman cuando el niño come solo y también alguien lo alimenta con la cuchara, por lo que volvemos a perder la autorregulación.
  • La cuchara no es necesaria y tampoco es enemiga de BLW: Si bien es cierto que BLW se refiere a explorar y seguir las fases de ver, tocar y probar, la cuchara formará parte esencial de la vida de bebé en el futuro. Desde el comienzo de alimentación complementaria debemos poner la cuchara en la mesa para que bebé se familiarice con ella. Aún así, no esperes un dominio de la misma. Los bebés no tienen preferencia de mano dominante,  pues su cerebro continúa en un crecimiento exponencial y viene a completar la lateralidad (lado dominante del cerebro) y señales de predominancia hasta los 3-4 años de edad. A pesar de que BLW se centra en los trozos y la comida tal como lo sirve la familia, si podemos hacer cucharadas llenas (loaded spoonfuls) para alimentos como la avena, arroz, farina o yogurt. Al llenar la cuchara, bebé la toma en su mano y se la lleva a la boca de la misma forma que haría con algún trozo. La idea es mantener la autorregulación y autonomía, no dar un paso atrás con el Tren del Sabor o el Avioncito. Sinceramente no es necesario subestimar la capacidad de bebé para alimentarse. La mayoría preferirá seguir usando las manos. BLW es la norma como hemos dicho antes en el punto #1.
  • BLW no tiene más riesgos de atragantamiento que el puré: La Academia Americana de Pediatría (AAP) confirma que Baby-Led Weaning no tiene más riesgos de atragantamiento que dar puré. Un niño en puré también puede atragantarse al igual que tomando solo leche. Lo esencial al practicar BLW es conocer la diferencia entre arcada y atragantamiento (AAP. 2016).
  • Al principio harán arcadas y pueden vomitar: Muchos padres no conocen que el centro de reflejo de vómito está en el mismo medio de la lengua. Este reflejo es para evitar atragantamientos con artículos de mayor tamaño que la circunferencia de la boca. La mayoría de los niños han hecho arcadas desde mucho antes de comenzar alimentación complementaria. Inclusive, un bebé lactado va aprendiendo a manejarlas desde que comienza a lactar. Al llevarse el pezón a la parte posterior de la boca, le permite aprender sus límites. Mientras tanto, un bebé que toma en biberón exclusivamente, si el mismo no tiene una mamadera larga y estrecha que simule el pezón, aprenderá más tarde a manejar las arcadas. Estaré discutiendo estos detalles más adelante.
  • No todos los bebés y padres estarán listos para BLW: Como madre puedo decirles que se reciben muchos comentarios por desconocimiento a este tipo de práctica. Como profesional puedo decirles que es necesario instruir a la familia sobre la decisión y sobretodo prepararlos para las arcadas que no vayan a pensar que el niño se está ahogando. Con miedo no se puede practicar BLW, pues ese miedo se le transmite al bebé y el proceso no es efectivo. Como bien lo habla la Dra. Susej Fernández en sus videos (click aquí), es el primer paso que debemos sobrepasar para un BLW efectivo. De igual manera, habrán bebés que por otras circunstancias no tendrán la capacidad de practicar BLW y tendrán que hacer la transición a trozos más tarde. Si es tu caso, quédate pendiente que próximamente publicaré sobre el tema.
  • Los profesionales de Salud son esenciales para un BLW exitoso: Es sumamente importante que los Profesionales de la Salud aprendan sobre esta práctica. La realidad es que, con el poco tiempo que nos dan, las clases de educación continua muchas veces se dirigen a lo más “importante” y no lo más al día. A los padres les puedo decir que es fuerte poder estar al día todo el tiempo cuando el profesional trabaja sobre 80 horas a la semana tanto en oficina como en el hospital. De eso les puede contar mis colegas en el campo de la Pediatría. El restante del tiempo hay que dedicarlo a su familia y a descansar cuando están postguardia. Así que si un pediatra o profesional de la salud le está brindando servicio y no sabe a lo que usted se refiere cuando le habla sobre BLW, no se moleste y háblele con documentación de forma humilde. Por eso escribo con los enlaces a los estudios clínicos. Seamos proactivos y colaboremos. Al final de cuentas, el resultado es un bebé sano y unos padres informados.  Estoy orgullosa de aquellos profesionales de Salud que se alegran que los padres llevan a cabo esta práctica desde día uno, que respetan que el bebé cumpla las señales a cabalidad antes de comenzar y apoyan las desiciones informadas de cada padre. Exhorto a otros profesionales de la Salud a indagar, preguntar y sobretodo, abrir su mente a Baby Led Weaning para que sea lo que siempre fue, la norma en Alimentación Complementaria como lo era antes del siglo XIX.
  • La hemoglobina y el peso: Este es uno de los mayores temores de los padres. Las curvas de crecimiento son una guía para saber como va el progreso de bebé. Las mismas existen para vigilar que el bebé vaya creciendo de forma exponencial, por lo que la curva parecerá una parábola. Lo importante no siempre es la percentila, sino que se mantengan aumentando de peso de forma estable. Aún así, es importante reconocer que habrá momentos en el que niño se puede estancar de peso. Mayormente ocurre cuando se enferman. Consulte su pediatra o gastroenterólogo pediátrico para discutir sobre la curva y vea este video (click aquí). En el caso de la hemoglobina, es importante reconocer que hay una diferencia entre bebés lactados y bebés que toman fórmula. La fórmula contiene mayor cantidad de hierro que la leche humana, por lo que muchos se asustan cuando a bebé se le hace una prueba de sangre. Les dejo la tabla actualizada de los niveles de hemoglobina en infantes (Medscape. 2017).
  • hemoglobina
  • La interpretación de esta tabla se hace dejando como guía el número seguido por la palabra “media”. Este es el punto de referencia. Lo que implica el -2SD es dos numéros por debajo de la media para mantenerse en parámetro normal. Si su bebé está por debajo o por encima, consulte con su proveedor de salud. La tabla no sustituye una consulta médica.
  • Artículos importantes: El más importante es una silla de comer apropiada que tenga los requerimientos para ser segura. Discutiremos el tema más adelante en una publicación aparte.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones”

#paulatinamente #CronicasdeJM #consejitosdePau #BLWconPau #futurePeds #MetamorfosisProfesional #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionSpecialist

Editado el 13 de febrero de 2019 para revisión y añadir imagen.

Referencias:

Academia Americana de Pediatría (AAP). Baby-Led Weaning Does Not Increase Choking Risk When Modified for Safety. 2016. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de https://www.healthychildren.org/English/news/Pages/Baby-Led-Weaning-Does-Not-Increase-Choking-Risk-When-Modified-for-Safety.aspx

Fernandez, S. 10 Razones por las que el Baby Led Weaning NO TE FUNCIONA. 2017. Recuperado el  2 de septimebre de 2017 de https://www.youtube.com/watch?v=-YE62AR04lw

Hendricks K, Briefel R, Novak T. Maternal and child characteristics associated with infant and toddler feeding practices. J Am Diet Assoc. 2006;106(1 Suppl 1):S135-148.

Rapley, G. Baby-led Weaning: The fuss-free way to introduce solid foods. 2008. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de http://www.rapleyweaning.com/

Leis Trabazo R. ¿Es el baby-led weaning un patrón recomendable? Evid Pediatr. 2017;13:27. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de http://www.evidenciasenpediatria.es/articulo/7066/es-el-baby-led-weaning-un-patron-recomendable

McCarthy, C. New study says that it’s safe to skip the spoon and let babies feed themselves. 2016. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de https://www.health.harvard.edu/blog/new-study-says-safe-skip-spoon-let-babies-feed-2016092010375

Stevens, E. et al. A History of Infant Feeding. 2009. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2684040/

WHO. Curvas por indicadores. 2017. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de http://www.who.int/childgrowth/standards/curvas_por_indicadores/en/

Yang Merritt, B. et al. Hemoglobin Concentration (Hb). 2014. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de http://emedicine.medscape.com/article/2085614-overview