Pediatrics

BLW no es para tu bebé

En la mayoría de los casos, la técnica de Baby-led Weaning funciona en niños sanos y sin ningún tipo de dificultades. Comenzar la alimentación complementaria o transicionar esta técnica beneficia tanto al infante como a los padres, madres y cuidadores. Aún así, existe un porciento de infantes que no deben utilizar la técnica para alimentarse. A continuación describiremos algunos.

Infantes prematuros y con bajo peso: Un infante prematuro es aquel que nace con menos de 36 semanas de gestación. Se clasifica de la siguiente manera:

  • Extremadamente pretérmino: <28 semanas
  • Gran pretérmino: 28-31 semanas de gestación
  • Pretérmino leve: de 32-36 semanas de gestación
  • Término temprano: 37-38 semanas de gestación

    Los hitos del desarrollo (‘milestones”) al igual que el desarrollo gastrointestinal, motor y neurológico no estarán a la par con un bebé nacido a término. Es por tal razón que se les evalúa al paso y los profesionales de la salud seguirán tomando en cuenta el pretérmino hasta al menos los 2 años de edad de nacimiento.  En la mayoría de los prematuros de menos de 32 semanas, ocurren procesos que dificultad el agarre, manejo de alimentos fuera de purés al igual que poca fuerza muscular. Se benefician de agarrar los alimentos, pero con supervisión de un terapista especializado en alimentación infantil. Por lo tanto, en este grupo de prematuros, no suelo recomendar el BLW como opción de alimentación. La necesidad de nutrientes altos en calorías se presenta de mejor manera en majados y con un control de ingesta. Aquí entra un nutricionista conjunto con su Pediatra para asegurar un aumento de peso correspondiente a las necesidades.

Niños con tubo nasogástrico, traqueostomía, ostomía u otro tipo de operación respiratoria/gastrointestinal: El uso de la técnica se encuentra contraindicado en pacientes con este tipo de aparatos. Aumenta el riesgo de aspiración y asfixia. En la mayoría de ellos, se necesita un control de ingesta calórica. Es decir, saber la cantidad que comen. Al igual que los prematuros, se prefiere el uso de purés o licuados aptamente preparados. De la mano de un Gastroenterólogo Pediátrico y un equipo multidisciplinario, se puede ir gradualmente cambiando técnicas de alimentación una vez sea apropiado para el infante.

Retraso en crecimiento y/o problemas metabólicos: La raíz principal de estos casos puede deberse a deficiencias nutricionales u hormonales. Por lo tanto, hay que suplir la necesidad primaria para luego decidir si se cambia la estrategia de alimentación. Por lo general, se continúa practicando alimentación en purés regulada por los padres en lo que se corrige la deficiencia. Una vez corregida, se sigue monitoreando al infante para evitar recaídas. Mantener una alimentación balanceada y controlada es de suma importancia en casos de problemas metabólicos según las características de la enfermedad metabólica.

Disfagia y bajo tono muscular: El conflicto de tragado apropiado provoca que haya mayor riesgo de atascamiento en las vías respiratorias superiores y en el esófago. De inicio, el infante solo podrá consumir líquidos o semilíquidos. La mayoría de los padres se da cuenta de las dificultades oromotoras al comenzar a lavarle los dientes a su bebé y notan un conflicto mayor con el tragado de saliva. Al tener bajo tono muscular, esto reduce el movimiento de los músculos del sistema digestivo, incluyendo el esófago, y provoca que la comida se estanque en el mismo. Pacientes con estas dos condiciones necesitan que se trabaje con terapias. Dependiendo de la severidad del caso, gradualmente se van incluyendo otras texturas. Es imperativo que reciban las terapias ocupacionales, de habla y de alimentación para un progreso en su proceso de alimentación infantil.

Hipoplasia orofacial o problemas de Anatomía facial: La anatomía y estructura orofacial influye grandemente en la capacidad de aceptación y masticación de los alimentos. Un desorden en esta área provoca un reto en la alimentación. Por lo tanto, no será sencillo el manejo de trozos.

Pobre motilidad intestinal: El inconveniente en este caso es el impedimento de absorber los nutrientes necesarios para mantener un balance nutricional. En casos de pobre motilidad, lo menos que se debe consumir es sólidos. Obstruyen el tránsito intestinal y es mucho más complejo el romper las moléculas de los nutrientes. No es un momento apropiado para este tipo de alimentación.

Problemas de alimentación y sensoriales severos: En estas particularidades, se necesita saber la severidad del caso. Se trabaja gradualmente y seguido por unas guías de alimentación específicas. Cuando ya son situaciones que no han habido técnicas efectivas, es mi prioridad que se evalué al infante y se descarten otras vertientes. Finalmente, una vez trabajada la condición, se puede ver un progreso alimentario.

En fin, el BLW no es para todos. Se tiene que evaluar las situaciones individuales de cada infante. En caso de mostrar síntomas una vez comienzan la técnica de Baby-led Weaning, cada profesional de la Salud tomará en cuenta las características del infante y hará las recomendaciones pertinentes. En lo personal y profesional, enseño técnicas de combinación una vez dan el visto bueno o el alta al paciente para hacer una transición efectiva. Trabajar estas particularidades con un equipo multidisciplinario siempre será mi prioridad. Cada uno con su experiencia profesional promueve y ayuda a que cada paciente mejore.

Si notas alguna característica como las descritas arriba en tu bebé, es imperativo que busques descartar. Existen terapistas de alimentación infantil destacados y certificados en todos estos campos. Un/a niño/niña con estas dificultades no puede estar sin supervisión clínica. Para los residentes de Puerto Rico y Estados Unidos, cuento con una lista de recursos en el tema que pueden dirigirte. En confianza me pueden escribir al correo electrónico o por cualquiera de los medios sociales para brindar las referencias.

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #ChildNutritionSpecialist

Sígueme en mis redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCD3VXeH2hXZlPttRkOXX6rg

Facebook: http://www.facebook.com/3paulatinamente

Instagram: http://www.instagram.com/3paulatinamente

Twitter: http://www.twitter.com/3paulatinamente

Pinterest: http://www.pinterest.com/3paulatinamente

Las consultorías y orientaciones bajo Pau-latinamente no sustituyen una consulta médica, nutricional, de terapia ocupacional, habla o de alimentación. Se basan en la exposición de alimentos y orientar a los padres a una alimentación sana, segura, saludable y sostenible. Casos de dificultades alimentarias son referidos al profesional correspondiente.