Alimentación Complementaria, Baby-led weaning, Pediatrics

Alimentación Vegana/Vegetariana en infantes

De solo leche humana o fórmula, a partir del comienzo de alimentación complementaria, se recomienda la introducción de frutas y vegetales como hemos mencionado anteriormente. De una manera natural, introducimos al infante al mundo vegetariano. El cuerpo humano necesita consumir mayor cantidad de frutas y vegetales por sus contenidos de macronutrientes y micronutrientes, incluyendo los prebióticos y próbioticos. Organizado de manera sana, segura y saludable, una alimentación vegetariana es factible tomando consciencia de no causar deficiencias y combinar los alimentos de forma apropiada para una mejor absorción de nutrientes. El vegetarianismo y el veganismo tienen varias ramas. A continuación describiremos las más comunes y su enfoque desde el punto de vista de la nutrición infantil.

  • Lacto-ovo-vegetarianos: No consumen carnes, pescados, aves o productos que los contengan. Incluyen derivados lácteos y huevos en su alimentación.
  • Lacto-vegetarianos: Solo consumen lácteos a parte de su alimentación vegetariana.
  • Ovo-vegetarianos: Sólo consumen huevo a parte de su alimentación vegetariana.
  • Veganos: Excluyen todo tipo de carnes, pescados, lácteos, derivados lácteos y huevos. No consumen productos de origen animal.
  • Alimentación Macrobiótica; No es necesariamente vegetariana, pero se basa mayormente en granos, legumbres y vegetales. Puede incluir algunos productos de origen animal.
  • Otros: Rastafariano and frutariano – dieta vegan extremamente restrictiva. No es recomendada en infantes.

 

Las convicciones alimentarias de los padres y el modo de crianza es lo que determina muchas veces el tipo de alimentación que le brindarán al infante. Tomando en cuenta que, la vitamina B12 proviene de fuentes animales en mayor cantidad, es importante acordarse suplementar al infante bajo supervisión de su pediatra y nutricionista infantil. Algunos alimentos de origen vegetal contienen vitamina B12, como lo es la espinaca y la lechuga, pero en muy pocas cantidades y hemos recomendado que los mismos sean introducidos luego del año por el alto riesgo de methemoglobinemia. De igual forma, puede ocurrir otro tipo de deficiencia referida a la vitamina D, pero para la misma hay alternativas vegetarianas que la proveen si se consumen en altas cantidades como lo son las setas u hongos adicional a la adquirida por exposición al sol. También son considerados el calcio, el hierro y el zinc como micronutrientes que pueden estar deficientes en una alimentación vegana/vegetariana. (Ver publicación de ¿Qué tiene qué?) En una alimentación completamente basada en plantas o estilo de vida crudivegano (conocida como Plant-Based Baby-Led Weaning), tomamos mucho en cuenta la combinación de alimentos cuando el infante va entrando a los 8-9 meses y consume alimentación complementaria de 2-4 veces al día como descrito en la publicación de ¿Purés o BLW?.

 

Vitaminas y beneficios (1)

 

Vitaminas y beneficios (2)
Imágenes extraídas de la publicación ¿Qué tiene qué?

 

¿Entonces cómo debo combinar alimentos para una alimentación vegetariana? 

Recordemos que el propósito es ir integrando distintos grupos de alimentos según el desarrollo gastrointestinal, motor y neurológico del infante. Siguiendo este patrón, tomamos en consideración los grupos de alimentos y los requerimientos del infante. La introducción temprana de proteínas vegetales provenientes de las mantequillas de nueces como la de maní y almendras, nos permite ir evolucionando con este desarrollo a partir de los 6 meses de edad. Su presentación con frutas y vegetales que ya haya probado permite integrar el hierro no heme (producto de los vegetales) en unión con la vitamina C para mayor absorción de nutrientes. Por tanto, es esencial alternar los grupos de alimentos desde el día 1 de la alimentación complementaria una vez haya pasado el tercer a cuarto día de prueba de al menos 4-5 alimentos nuevos. Entrados los 8-9 meses, comenzamos a integrar los granos como el quinoa, garbanzos, habichuelas, entre otros. Adelantamos el proceso comparativamente con infantes carnívoros por el aumento de riesgo de anemia por deficiencias de hierro y deficiencias en proteínas. Esto dependerá de la tolerancia del infante por dichos alimentos. De presentar estreñimiento clínico, entenderemos que los mismos no los tolera y se puede tomar en consideración retomarlos más adelante. Dicha decisión será tomada por un profesional de Salud Infantil capacitado en el tema. Ya adentrando los 10 meses, integramos el trigo y las avenas, pues las mismas tienen mayor dificultad de tolerancia. Todo va a depender del desarrollo del infante. Por tanto, esta descripción de edades es una descripción generalizada. Puede variar en cada niño. Para referencias de las edades y alimentos pertinentes, consulte la publicación de Alimentos por Edades nuevamente.

 

¿Puedo incluir la soya orgánica en la alimentación del infante? 

La soya es un alimento considerado como estrogénico. Esto implica que puede interrumpir el metabolismo y síntesis de la hormona estrógeno por parecerse en sus características moleculares (fito estrógeno). Si la soya se consigue orgánica, como por ejemplo tempeh, tofu, miso y edamame, entonces podríamos considerar añadirla a la alimentación infantil limitando su consumo a una porción por 3 veces en semana. La inclusión de productos de soya orgánicos, nueces y mantequilla de nueces proveerá mayor fuente concentrada de energía y brindará soporte al crecimiento apropiado. Muchos estudios de larga duración en poblaciones de niños lacto-ovo-vegetarianos han documentado crecimiento y desarrollo apropiado desde la infancia hasta la vida adulta. Aún así, hay insuficiencia de estudios en la ingesta de energía y crecimiento a largo plazo en niños veganos estrictos para permitir una conclusión. Por tanto, el veganismo total en infantes no es apoyado por muchos profesionales de Nutrición por ser tan restrictivo. Es un estilo de vida que debe ser tomado en cuenta luego del primer año de vida si no se conoce como llevarlo a cabo correctamente. Si desea practicarlo con su infante, consulte un Nutricionista Infantil, su Pediatra con especialidad en Nutrición y/o un Médico Naturopático Pediátrico. Al final de cuentas, la población entera debería consumir más frutas y vegetales y menos animales. Es cuestión de moderación y modificación. Por eso venimos en la próxima publicación a presentarles alternativas veganas/vegetarianas para niños.

 

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #Pastas #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

 

Sigue leyendo “Alimentación Vegana/Vegetariana en infantes”

Pediatrics

Alérgenos, Intolerancias y Alergias

Más de 200-250 millones de personas a nivel mundial pueden estar padeciendo de alergias alimentarias. Las incidencia mayor es en infantes y niños (WAO. 2013), aunque pueden aparecer a cualquier edad. Cuando comenzamos la Alimentación Complementaria, siempre tenemos que seguir la regla de 3-4 días de para descartar alergias a ese alimentos en particular y siempre introduciendo durante la mañana o mediodía, puesto que en un caso de reacción alérgica de noche, puede ser que no nos demos cuenta durmiendo. Por tal razón, ya sea erupciones en la piel, dermatitis del pañal o anafilaxia, los padres sabrán que alimento descartar y podrán actuar rápidamente.

¿Cómo sé si es una alergia alimentaria?
Las reacciones alérgicas inmediatas (mediadas por la inmunoglobulina E) tienden a ocurrir dentro de 1-2 horas luego de la ingestión del alimento. Las que son tardías, podrán presentarse hasta años después de la introducción de alimentos. Por lo tanto, siempre debemos estar alertas a los signos y síntomas correspondientes al igual que hacer la introducción de manera paulatina. Entre los signos y síntomas tenemos:

  • En la piel: picazón en la piel de forma generalizada, urticaria, coloración rojiza en distintos lugares del cuerpo como las manos, boca, garganta y espalda.
  • Gastrointestinal: dolor abdominal, vómitos, diarreas
  • Respiratorio: dificultad para respirar, tos, estornudos constantes, estridor al respirar, sentir la garganta atrapada.
  • Generalizado: la complicación más severa sería una anafilaxis, una reacción de cuerp completo donde se cierra la vía respiratoria y debemos actuar lo más rápido posible para administrar medicamentos contrarrestantes a la reacción.
  • Cardiovascular: shock

¿Cómo diferencio una intolerancia de una alergia?

Una verdadera intolerancia alimentaria puede dar síntomas muy similares a una alergia. La diferencia es que la persona puede tolerar pequeñas cantidades de dicho alimento hasta cierto límite, por lo que puede tener síntomas de : diarreas, vómitos, dolor estomacal, entre otros. En niños, una intolerancia alimentaria también puede ocasionar estreñimiento y erupciones perianales debido al ácido de las heces fecales. Es de suma importancia reconocer estos síntomas y descartar el alimento que se los causa para, según indique su pediatra, evaluar una reintroducción de ese alimento más adelante si es posible. Entre las causas de intolerancias alimentarias, podemos destacar:

  • Ausencia de alguna enzima para digerir un alimento o grupo de alimentos en particular (ej: intolerancia a la lactosa).
  • Síndrome de Colon Irritable
  • Sensitividad a aditivos: por ejemplo, los sulfitos para preservar las frutas secas, comidas enlatadas y el vino pueden causar ataques de asma en personas sensitivas.
  • Factores de estrés y psicólogos recurrentes
  • Enfermedad Celiaca: en la misma, hay intolerancias al gluten.

¿Cuáles alimentos tienen mayor capacidad de ser alergénicos?

  • Berries
  •  Leche de vaca
  • Huevo
  • Pescado
  • Crustáceos
  • Soya
  • Maní
  • Nueces de árbol
  • Trigo

¿Hay que retrasar su introducción? 

NO. Solo si hay un historial clínico razonable, entonces se retrasa su introducción. Según la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI), podemos hacer la introducción a partir de los 6 meses de edad y preferiblemente antes de los 8 meses. Se ha demostrado que se puede reducir en un 30% el riesgo de alergias al hacer dicha introducción. Ver el siguiente  video.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones.”

#BLWconPau #MiércolesdeBLWconPau #Paulatinamente #CronicasdeJM  #futurePeds #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionist

Referencias:

AAAAI. 2017. Recuperado el 16 de octubre de 2017 de http://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/allergies/food-allergies

Fiocchi A, Sampson HA, et al. “Food Allergy”, Section 2.5, in WAO White Book on Allergy, Pawankar R, Canonica GW, Holgate ST, and Lockey RF, editors (Milwaukee, Wisconsin: World Allergy Organization, 2011), pp 47-53.

Medscape. 2017. Recuperado el 7 de enero de 2017 de https://www.medscape.com/viewarticle/844158

Swason, W. 2017, Recuperado el 19 de octubre de 2017 de https://www.huffingtonpost.com/entry/59e6a6d3e4b0432b8c11eb0c

World Allergy Organization (WAO). 2013. Recuperado el 21 de agosto de 2017 de http://www.worldallergy.org/UserFiles/file/WorldAllergyWeek2013final.pdf