Pediatrics

Sistema Sensorial y la Alimentación

Hoy contamos con una colaboración de Yummy Spot Pediatric Feeding Center. La Lcda Ileana Narváez es Terapista de la Asociación Nacional Neonatal, Especialista en Alimentación Infantil con expertise en terapias de alimentación y certificada en Baby-led Weaning. A continuación su escrito:

Aprender a disfrutar nuevos alimentos requiere de un sistema de procesamiento sensorial balanceado, entre muchos otros factores. Al presentarse una dificultad en la integración de los elementos que componen dicho sistema sensorial (5 sentidos externos + 2 sentidos interno) las respuestas del cuerpo a los diferentes estímulos que provienen del ambiente, también se verán afectadas … incluyendo la respuesta a los alimentos (el resultado impacta las destrezas de alimentación en general).

La dinámica de vida de las estructuras familiares Ldel presente ha limitado enormemente las experiencias sensoriales y motoras que los pequeños necesitan para un desarrollo holístico adecuado, dejando como resultado un aumento en los desórdenes que los niños de esta generación evidencian …. en donde se incluye los Desórdenes Pediátricos de la Alimentación. Un sistema sensorial superactivo (ej. un niño llorando al tocar la textura de un guineo en sus manos) o hipoactivo (ej. llevar a la boca bocados grandes de alimento por la pobre conciencia oral de cuanto alimento exactamente tiene en la boca) puede dificultar el progreso en el desarrollo de aprender a comer.

Mientras menos exposición a una variedad de texturas, sabores y temperaturas, menos oportunidades el niño tendrá para almacenar información relevante y necesaria en su cerebro que les dirija a nuevas oportunidades para expandir su inventario de alimentos. Tal vez hayan escuchado mucho la trillada frase de la “integración sensorial”; sin embargo, estoy segura de que para muchos establecer la relación entre cada sentido (los 7) y el proceso de alimentación no es una tarea tan fácil que digamos. Pues bien, intentaré resumir y explicar de forma breve como estos 7 sentidos facilitan el proceso de alimentación … pues una “falla” en alguno de ellos es lo que genera ese desorden que el niño puede estar evidenciando.

  1. El sistema visual – se dice por ahí que comemos por los ojos, y nada más cerca de la realidad, sobretodo para los niños. La vista es a menudo el primer sentido que los niños utilizan para decidir si interactúan con los alimentos o no; y, según el niño crece mas importante se hace este sentido a la hora de comer. (Yummy Tip: a los niños se les hace más fácil aceptar alimentos que puedan identificar fácilmente al mirarlos).
  2. El sistema táctil – la piel contiene muchos terminaciones nerviosas, especialmente en las palmas de las manos y los dedos, pero …. La boca contiene muchas más!!!! Los bebés nacen programados para explorar el mundo con sus manos y la boca. Una de las primeras habilidades que los bebés desarrollan, en cuanto a destrezas motoras finas, es llevar sus manos (y luego los juguetes) a su boca. Esta conducta innata, en un principio, voluntaria luego, es el primer paso para aprender a aceptar nuevos alimentos. Un sistema sumamente importante para la participación en la alimentación autodirigida como la que sugiere el concepto de Baby Led Weaning. (Yummy Tip: promover la etapa del “Mouthing” proveyéndole al niño juguetes diseñados para llevar a la boca con variedad de texturas e incluso vibración. En los más grandes, sentar en una silla de comer adecuada y permitirles tocar alimentos de variadas texturas en forma de juego).
  3. El sistema auditivo – ¿sabes que cada alimento tiene un sonido único? No sólo escuchamos los ruidos provenientes del exterior mientras se preparan los alimentos; sino que también el sonido que hacemos al masticar una galleta. Es un sonido que percibimos por la conducción ósea, donde las ondas de sonido viajan a través de los huesos de nuestro cráneo hasta el oído interno. Por tanto, el sonido es un componente más importante de los que creemos para desarrollar respuestas adecuadas al proceso de alimentación. ¿Qué relación entonces tiene el sonido con lo que comemos, o más específicamente con el sabor? Según un estudio el sonido que un alimento hace en nuestra boca tiene influencia en la percepción de frescura. Por otra parte, el sonido proveniente del ambiente también ha sido objeto de estudio, evidenciándose que si tiene influencia en el proceso de alimentación, sobretodo en los niños. (Yummy Tip: utilizar música de fondo (apropiada) en los instantes de alimentación, ni muy alta como para elevar el nivel de actividad; ni muy baja, como para que el niño se duerma. En los más grandes, sentar en una silla de comer adecuada y permitirles juegue con alimentos que realicen distintos ruidos)
  4. El sistema olfativo – estudios demuestran que este sentido está íntimamente relacionado con nuestras emociones y la memoria (por ejemplo … el aroma de una galleta fresca puede establecer relación con la abuela cuando las hace). Los bebés aprenden que el olor cercano de la leche en el pecho de sus madres significa que van a ser alimentados pronto, lo que también les ayuda a identificar a sus madres. Para los niños explorar nuevos alimentos, basta con solo una mala experiencia relacionada al olfato, para impactar las futuras interacciones con un alimento. Además, el olor tiene un impacto el gusto una vez el alimento se encuentra en la boca. (Yummy Tip: realizar actividades que provean experiencias con diferentes olores. En los más grandes, sentar en una silla de comer adecuada y permitirles jugar con alimentos que emanen distintos olores)
  5. El sistema gustativo – este sentido no solo esta relacionado al sentido del olfato; sino que también por las miles terminaciones nerviosas de nuestro cuerpo que detectan las características de cada alimento (por ejemplo… terminaciones detectan el sabor dulce, otras detectan la temperatura, otras la textura, etc.) Tales terminaciones combinadas con las que se ubican en la lengua, el techo de la boca y la garganta. En este sentido, hay niños que pueden ser súper catadores (que identifican fácilmente los sabores de un alimento) mientras que otros se ubican en el lado opuesto (en ocasiones ubicándose en lados extremos de cada uno lo que impacta significativamente las destrezas de alimentación). (Yummy Tip: exponer a los niños a una variedad de sabores desde la edad temprana al comenzar la alimentación complementaria. En los más grandes, sentar en una silla de comer adecuada y permitirles jugar con los alimentos de variados sabores en donde se habrá de integrar los demás sentidos)
  6. El sistema propioceptivo – este sentido se relaciona a la conciencia que se tiene de las partes del cuerpo. Está estrechamente relacionado a la coordinación motora o sea a la coordinación de movimientos. Es el sentido que indica u ofrece la conciencia de donde se ubican las partes del cuerpo en relación con el espacio; y, cuanta fuerza, esfuerzo y coordinación se debe utilizar para mover efectivamente cada una de las partes que componen el cuerpo. Si no se tiene una conciencia clara, por ejemplo, de donde está la mano cuando se come, llevar la comida a la boca resultará una tarea retante. Cuando un niño intenta utilizar una cuchara para llevar el alimento a la boca, o incluso utilizando las manos, los músculos se contraen y se estiran en cada intento y el cerebro recibe la retroalimentación propioceptiva comunicándole como ajustar el movimiento para poder hacer un movimiento coordinado y adecuado en su intento por llevar el alimento a la boca. (Yummy Tip: proveer estimulación diaria en cuanto a actividades que envuelvan el desarrollo de destrezas motoras gruesas y finas por ejemplo el “Tummy Time” par los más pequeños).
  7. El sistema vestibular (balance) – este sistema es la base para todas las destrezas motoras finas y … el masticar y el tragar son destrezas motoras finas. Por tanto, el niño requiere de un buen balance y estabilidad para realizar dichas actividades con facilidad. Ante la presencia de un nuevo alimento, el niño no evidenciará un deseo adecuado de probarlo si sus energías se están concentrando en mantener el balance y la postura (sumado si no está sentado en una silla que promueva una postura adecuada a la alimentación) lo que genera que el niño se fatigue antes de terminar su comida y por consiguiente deje de comer. Si este sentido no está desarrollado de forma adecuada el niño tendrá dificultad para una tarea tan simple como coger un pedazo de fruta y llevarlo a la boca o llevar una cuchara a la boca sin que se le derrame el alimento. (Yummy Tip: escoger una silla adecuada al niño para los periodos de alimentación, que promueva un control de tronco y tenga soporte adecuado a los pies)

Una adecuada integración de estos sentidos habrá de proveer experiencias positivas al niño que, impactarán a su vez sus destrezas de alimentación. Una interrupción en el funcionamiento adecuado, aunque sea de uno de estos sentidos, la experiencia de alimentación dejará de ser del todo positiva y contribuirá a la aparición de un Desorden Pediátrico de la Alimentación o a lo que se conoce en nuestros términos como un “Picky Eater” (generalmente diagnosticado también como una Disfagia secundaria a dificultades sensoriales que impactan las etapas del tragado). Comer NO es tan sencillo como parece, se necesita de un cuerpo y mente programado adecuadamente para que la experiencia sea verdaderamente deseada y no un castigo (aunque no lo creas, para muchos niños comer=castigo).

Si identificas alguna dificultad o conducta no adecuada en el niño, que esté impactando las destrezas de alimentación, no dudes en coordinar una consulta con un especialista en el área. Cuando las dificultades se intervienen en la etapa temprana de aparición, tratarla y eliminarla es mucho más fácil que si se permite se siga desarrollando con el tiempo. Nunca es tarde para una consulta. Recuerda que no sólo importa el momento presente, éstas dificultades repercuten negativamente en la adolescencia y posteriormente en la adultez.

Para más información puede solicitar una consulta en Yummy SpOt PFC con la Lcda. Ileana Narváez Jiménez, MS, CCC-SLP especialista en alimentación, a través del siguiente enlace https://yummyspotpfcpr.clientsecure.me

Referencias:

Fernando, N., & Potock, M. (2015). Raising a healthy, happy eater: A parent’s handbook– a stage-by-stage guide to setting your child on the path to adventurous eating. New York, NY: The Experiment, LLC.

Kranowitz, C. S., & Wylie, T. J. (2006). The out-of-sync child has fun: Activities for kids with sensory processing disorder. New York: Berkley.

Ripton, N., & Potock, M. (2016). Baby self-feeding: Solid food solutions to create lifelong, healthy eating habits. Beverly, MA: Fair Winds.

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #ChildNutritionSpecialist

Sígueme en mis redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCD3VXeH2hXZlPttRkOXX6rg

Facebook: http://www.facebook.com/3paulatinamente

Instagram: http://www.instagram.com/3paulatinamente

Twitter: http://www.twitter.com/3paulatinamente

Pinterest: http://www.pinterest.com/3paulatinamente

Las consultorías y orientaciones bajo Pau-latinamente no sustituyen una consulta médica, nutricional, de terapia ocupacional, habla o de alimentación. Se basan en la exposición de alimentos y orientar a los padres a una alimentación sana, segura, saludable y sostenible. Casos de dificultades alimentarias son referidos al profesional correspondiente.


Anuncios
Baby-led weaning, Pediatrics

Dip de Espárragos

Salir a divertirnos con nuestros pequeños y pensar que llevar de comer a veces es una complicación. Te traigo una rica receta como solución. Ideal para niños mayores de un año y excelente para adultos. No se recomienda su consumo en menores de un año por contener mayonesa. La misma se prepara con huevo crudo y en infantes es un riesgo de intoxicación alimentaria. A continuación te comparto mi receta de dip de espárragos. ¡Está para chuparse los dedos!

Primero te presento los ingredientes y sus marcas:

Utilizo estos condimentos en vez de una mezcla multiusos. Prefiero darle sabor a gusto.

Ingredientes principales

Aquí tienes cebolla troceada, almendras trituradas y ajo en polvo

Pasamos al lavado de alimentos:

Es esencial lavar los espárragos para evitar el contagio y contaminación. De esta manera, se hace Reducción de Riesgos. Se sumergen en agua con vinagre de manzana orgánico sin filtrar por al menos 10 minutos. Este es el resultado del agua al finalizar el lavado.

Residuos de pesticidas y sedimentos en el agua al finalizar el lavado de alimentos.

Receta:

Sencilla, práctica y saludable. Para hacer el proceso más divertido, integre a su hijx en el majado de los espárragos y del queso crema.

Resultado de Cocción:

Ejemplo de la consistencia de los espárragos frescos para poder ser triturados

Triturado de Espárragos:

A medio camino. Utilizando un triturador de ensaladas o un tenedor 100% stainless steel, triture los espárragos hasta tener una consistencia semisólida. Asegúrese elimina el exceso de agua.

Resultado final:

Se prefiere envasar en cristal para que tenga una duración de 3-5 días en el refrigerador.

Presentación para niños:

Utilizando un rodillo, amase unas rebanadas de pan de sándwich luego de cortar los bordes. Una vez aplastadas, unte la cantidad de mezcla necesaria y finalmente, enrolle para tener unos rollitos de espárragos.

Rodillo disponible en la tienda Aliss. Tabla de cortar marca CUTCO.

Ambas presentaciones:

Puede remojar con pan pita, chips de yuca, malanga u otro vívere para una textura crujiente.

¡Qué lo disfruten!

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau

#BLWconPau #ChildNutritionSpecialist

Sígueme en mis redes sociales:

📍Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCD3VXeH2hXZlPttRkOXX6rg

📍Facebook: http://www.facebook.com/3paulatinamente

📍Instagram: http://www.instagram.com/3paulatinamente

📍Twitter: http://www.twitter.com/3paulatinamente

📍Pinterest: http://www.pinterest.com/3paulatinamente

Baby-led weaning, Pediatrics

BLW: Los errores

Nadie nace sabiendo. Cuando JM cumplió sus 8 meses de edad, fui introducida al mundo de Baby-led Weaning en una conversación con una amiga antes de todo el boom en el tema. Solo me dijo “dale trozos y sigue tu instinto”. Parecía fácil, pero realmente no estaba empapada en el tema. Tarde mucho tiempo en comprender las guías de seguridad, los cortes apropiados, la introducción paulatina de los alimentos, en fin, todo lo que se ahora lo aprendí a cantazos cometiendo errores con JM. JM hizo transición a trozos ya casi a los 10 meses. Vine a saber todos los errores que cometí cuando JM cumplió su primer año leyendo libros e instruyéndome de publicaciones. Aunque permitía que de vez en cuando se alimentara solo, no era consistente. Ahora bien, una vez descubrí el proceso, lo deje fluir y al día de hoy es un niño que come sin problemas.

En el video les muestro los 7 errores más comunes que muchas veces se cometen por desconocimiento:

  1. Usar un plato con un bebé que no está acostumbrado a BLW: el plato los distrae. Lo ideal es usar la bandeja de la silla con un solo trozo a la vez mientras van aprendiendo. Una vez dominen la técnica, entonces haces introducción del plato. El plato puede interferir en el agarre del alimento.
  2. Ponerle la comida en su boca: Poco recordaba yo del riesgo de atragantamiento con cosas pequeñas. Con la maternidad había olvidado las prácticas y guías de Pediatría que tanto había estudiado durante mis años en la Escuela de Medicina. Ponerle la comida en la boca provoca que no midan cuánto comen y hasta dónde puede llegar el alimento. Por tanto, la incidencia de atragantamiento aumenta.
  3. Asustarme con las arcadas: Aunque en el video JM hace una arcada súper pequeña, antes había hecho una que terminó devolviendo lo que comió. He mencionado antes que las arcadas evitan un atragantamiento. Son necesarias para que aprendan.
  4. No permitirle explorar libremente: Los niños aprenden tocando. Su sentido del tacto es uno de los más desarrollados antes de los 18 meses. Tanto por los pies como por las manos reciben la información de que es el objeto que tienen de frente y si les agrada su textura.
  5. Desesperarme e intentar darle con cuchara: Uno de los mayores errores que cometí fue este, pues aumenta el riesgo de atragantamiento. Tuve suerte que JM tenía y tiene un carácter autoritario y no me permitía hacerlo. Primera regla de BLW, la comida se la llevan ellos a la boca.
  6. Cortes inapropiados de los trozos: otro riesgo de atragantamiento porque si el trozo es demasiado pequeño para un niño que aún no domina BLW, se va a atragantar de seguro.
  7. Intentar llamar su atención diciéndole “más”: sumando al error #4, este detalle hace que el bebé se distraiga y pierda el enfoque de lo que esta haciendo. Durante el proceso de comer, intentamos no hablarle a menos que sea necesario. Las interacciones mayormente distractoras aumentan el riesgo de atragantamiento.

No nací sabiendo. Aprendí en el camino y luego amoldé según los cursos y certificaciones que he tomado en Baby-led Weaning. Si en algún momento haz hecho algún error, no te sientas mal. Se corrige y mejora la técnica para beneficio del infante. Al final lo que vale es que buscas lo que les funciona a ti y a tu bebé según las guías.

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

Sígueme en todas mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/3paulatinamente/

Instagram: https://www.instagram.com/3paulatinamente/

Twitter: https://twitter.com/3Paulatinamente

Pinterest: https://www.pinterest.com/3paulatinamente/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCD3VXeH2hXZlPttRkOXX6rg

Alimentación Complementaria, Baby-led weaning, Pediatrics

Valentine’s Banana Coconut Cookies

Nuestros hijos también merecen celebrar el Día del Amor y la Amistad. Por eso hoy les traigo una receta de galletas aptas para ellos. Sencillas, deliciosas y rápidas para hacer. De esta manera podemos evitar regalar dulces. Comencemos…

Primero, los ingredientes. Mayormente utilizo ingredientes orgánicos y que siempre están en mi alacena. Esta vez compré harina de avena para facilidad y flexibilidad. El coco disecado es casi granizo. Lo conseguí en Marshalls de Ponce. Los demás ingredientes son de Centro Natural.

Utensilios utilizados: una cuchara moldeadora redonda de 1 1/2 cucharadas de medida, un cortador de galletas en forma de corazón, cucharas medidoras de 1 cucharada, 1/2 cucharada, 1/2 cucharadita y 1/4 cucharadita y un batidor de manos marca CUTCO.

Puede utilizar el cortador que desee. Recomiendo esperar que las galletas se estén cocinando para entonces sacarlas un momento y cortarlas. Cuando finalice la cocción, elimine el residuo de masa que quede fuera del corte para que queden perfectas. Asegúrese que el tamaño del cortador sea apropiado para la porción de la galleta.

Proceso:

Una vez tengas todos los ingredientes medidos, comienza a mezclar. Utilicé esta vez un huevo de chia en vez de huevos de gallina para que la receta sea vegana. Puede hacer la sustitución utilizando un huevo de gallina si no desea usar chia o hace un huevo de semillas de linaza.

Producto final: Sirva en un plato y decórelo a gusto. Si las va a guardar, hágalo en un envase que selle completamente. Como alternativa, puede hacer un dip de mantequilla de la nuez de su selección para remojar un poco las galletas y sea una merienda completa.

¡Qué las disfruten!

¡Feliz día del Amor y la Amistad! Gracias por seguirme….

XOXO,

Pau

Sígueme en todas mis redes sociales: 

Facebook: https://www.facebook.com/3paulatinamente/

Instagram: https://www.instagram.com/3paulatinamente/

Twitter: https://twitter.com/3Paulatinamente

Pinterest: https://www.pinterest.com/3paulatinamente/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCD3VXeH2hXZlPttRkOXX6rg

Alimentación Complementaria, Baby-led weaning, Pediatrics

Baby Thanksgiving

Bebé comiendo pavo por primera vez en familia. En la primera foto aparece una bebé latina de tez blanca sonriendo mirando hacia adelante mientras está sentada en su silla de comer. 

En la segunda imagen, la misma bebé sostiene un trozo de pavo cortado a favor de las fibras y lo mira con detenimiento antes de consumirlo.
Bebé comiendo pavo por primera vez en familia. En la primera foto aparece una bebé latina de tez blanca sonriendo mirando hacia adelante mientras está sentada en su silla de comer.
En la segunda imagen, la misma bebé sostiene un trozo de pavo cortado a favor de las fibras y lo mira con detenimiento antes de consumirlo.

Comienzan las fiestas de Navidad y con esto las dudas de los alimentos que un bebé puede consumir durante las celebraciones. Ya sea que tu bebé come purés o trozos, también puede consumir del manjar de las festividades. Tomando en cuenta la preparación segura de los alimentos sin sal o azúcares añadidas, tu bebé podría consumir lo mismo que tú o algo similar. Anteriormente había publicado las albóndigas de pavo hechas con carne molida de pavo. Pero, ¿qué tal si las preparas desmenuzando un muslo de pavo? ¡Entonces bebé las puede consumir desde los 6-7 meses! De la misma manera, puedes hacer tortitas o “patties” de pavo para su introducción como mencionado en la publicación de Cortes apropiados

La carne molida de pavo es un conjunto de la carne blanca (pechuga, alitas, piel, etc.) con la carne oscura (muslos y caderas) del pavo. Los bebés, como hemos recomendado anteriormente, deben consumir la parte oscura de las aves para obtener mayor cantidad de hierro en sus comienzos de alimentación complementaria y la mayoría de las veces. Por tanto, preparar unas albóndigas con una porción del pavo que estás alistando para el Día de Acción de Gracias permitirá a tu bebé comer lo mismo que la familia.

Plato familiar con menú típico de Acción de Gracias: pavo horneado con batata dulce troceada y acompañado con arroz con gandules. Comparando con el plato de abajo que es la bandeja para bebé, contiene dos trozos de pavo y un poco de arroz con gandules. 

¿Puedo añadir especias y hierbas aromáticas?

Sabemos que la preparación del pavo es todo un acontecimiento en casa. Para que la receta sea apropiada para bebé, debe haber probado las especias que usarás como bien explicamos en la publicación de Échale Sazón. Si todo lo que usarás tu bebé lo ha consumido, entonces solo desmenuza la porción necesaria para la introducción del pavo en su alimentación. Guarda pavo para al menos 3 días, aunque sabemos que durará bastante para hacernos sándwich de pavo para toda la semana (si eres como yo).

¿Qué vegetales y frutas puede comer?

Una de las mejores cosas de la celebración de Acción de Gracias es la variedad de vegetales y frutas que puedes poner en el menú. En un bebé que consume purés, puedes dar un majado de batata dulce (bien conocida en Puerto Rico como batata mameya) como acompañante al rico pavo que darás troceado en puré. Si tu bebé practica Baby-led Weaning, preséntale un plato con una variedad de alimentos a escoger un trozo a la vez. A continuación les dejo algunas ideas que puedes modificar y hacerlas también en purés:


BLW con Pau tip 🍉
La pera y la manzana son dos alimentos que son cosechados mayormente antes de estar maduros. A pesar que los infantes tienen la capacidad de masticar con las encías, estos dos alimentos se consideran como el #1 y #2 en riesgos de atragantamientos. Cortándolos en 4 porciones a lo largo y luego poniéndoles al vapor, ablandan los suficiente para ser consumidos en trozos. Siempre ofrézcalo así.
  • Manzana al vapor o al horno con canela esparcida simulando el pie de manzana. Recuerda que se hace al vapor porque son alimentos muy duros y con riesgo de atragantamiento. Para hacerlo en puré, haz el mismo proceso y luego tritura en el procesador de alimentos con un poco de agua y una pizca de canela. Batatas o calabaza al horno con puré de cranberry para “dipear”. Consigue cranberries que el único ingrediente sea la fruta. Pásalo por el procesador de alimentos con un poco de agua para hacer el puré. Aquí les dejo una idea de como hacer el puré de cranberry para bebés de Momtastic. 
Puré de cranberry. Foto por: J. Mercado
  • Habichuelas tiernas o judías (“green beans”). Estas son parte del menú tradicional en muchos hogares. Son fáciles de preparar sin sal para bebé.
  • Tortitas de calabaza con canela y vainilla. Si, los famosos “hotcakes” o “pancakes” son una alternativa en el menú de bebé. Es ponerse creativos.
  • Si tu bebé ya ha consumido arroz y gandules, puedes presentarle una pequeña porción de arroz con gandules en una bolita de arroz. Saca los gandules aparte para que pueda manejarlos usando la técnica de pinzas. 
  • Incluye en su plato su trozo de queso favorito para una alimentación balanceada si ya tu bebé consume todos los grupos de alimentos. 

Disfrute su día de Acción de Gracias en familia. De mi parte, agradezco grandemente a todos mis seguidores por confiar en mi y en poder ayudarles a mantener una alimentación infantil sana, segura y saludable. 

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

Sígueme en todas mis redes sociales: 

Facebook: https://www.facebook.com/3paulatinamente

Instagram: https://www.instagram.com/3paulatinamente/

Twitter: https://twitter.com/3Paulatinamente

Pinterest: https://www.pinterest.com/3paulatinamente/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCD3VXeH2hXZlPttRkOXX6rg

Alimentación Complementaria, Baby-led weaning, Pediatrics

Alimentación Vegana/Vegetariana en infantes

De solo leche humana o fórmula, a partir del comienzo de alimentación complementaria, se recomienda la introducción de frutas y vegetales como hemos mencionado anteriormente. De una manera natural, introducimos al infante al mundo vegetariano. El cuerpo humano necesita consumir mayor cantidad de frutas y vegetales por sus contenidos de macronutrientes y micronutrientes, incluyendo los prebióticos y próbioticos. Organizado de manera sana, segura y saludable, una alimentación vegetariana es factible tomando consciencia de no causar deficiencias y combinar los alimentos de forma apropiada para una mejor absorción de nutrientes. El vegetarianismo y el veganismo tienen varias ramas. A continuación describiremos las más comunes y su enfoque desde el punto de vista de la nutrición infantil.

  • Lacto-ovo-vegetarianos: No consumen carnes, pescados, aves o productos que los contengan. Incluyen derivados lácteos y huevos en su alimentación.
  • Lacto-vegetarianos: Solo consumen lácteos a parte de su alimentación vegetariana.
  • Ovo-vegetarianos: Sólo consumen huevo a parte de su alimentación vegetariana.
  • Veganos: Excluyen todo tipo de carnes, pescados, lácteos, derivados lácteos y huevos. No consumen productos de origen animal.
  • Alimentación Macrobiótica; No es necesariamente vegetariana, pero se basa mayormente en granos, legumbres y vegetales. Puede incluir algunos productos de origen animal.
  • Otros: Rastafariano and frutariano – dieta vegan extremamente restrictiva. No es recomendada en infantes.

 

Las convicciones alimentarias de los padres y el modo de crianza es lo que determina muchas veces el tipo de alimentación que le brindarán al infante. Tomando en cuenta que, la vitamina B12 proviene de fuentes animales en mayor cantidad, es importante acordarse suplementar al infante bajo supervisión de su pediatra y nutricionista infantil. Algunos alimentos de origen vegetal contienen vitamina B12, como lo es la espinaca y la lechuga, pero en muy pocas cantidades y hemos recomendado que los mismos sean introducidos luego del año por el alto riesgo de methemoglobinemia. De igual forma, puede ocurrir otro tipo de deficiencia referida a la vitamina D, pero para la misma hay alternativas vegetarianas que la proveen si se consumen en altas cantidades como lo son las setas u hongos adicional a la adquirida por exposición al sol. También son considerados el calcio, el hierro y el zinc como micronutrientes que pueden estar deficientes en una alimentación vegana/vegetariana. (Ver publicación de ¿Qué tiene qué?) En una alimentación completamente basada en plantas o estilo de vida crudivegano (conocida como Plant-Based Baby-Led Weaning), tomamos mucho en cuenta la combinación de alimentos cuando el infante va entrando a los 8-9 meses y consume alimentación complementaria de 2-4 veces al día como descrito en la publicación de ¿Purés o BLW?.

 

Vitaminas y beneficios (1)

 

Vitaminas y beneficios (2)
Imágenes extraídas de la publicación ¿Qué tiene qué?

 

¿Entonces cómo debo combinar alimentos para una alimentación vegetariana? 

Recordemos que el propósito es ir integrando distintos grupos de alimentos según el desarrollo gastrointestinal, motor y neurológico del infante. Siguiendo este patrón, tomamos en consideración los grupos de alimentos y los requerimientos del infante. La introducción temprana de proteínas vegetales provenientes de las mantequillas de nueces como la de maní y almendras, nos permite ir evolucionando con este desarrollo a partir de los 6 meses de edad. Su presentación con frutas y vegetales que ya haya probado permite integrar el hierro no heme (producto de los vegetales) en unión con la vitamina C para mayor absorción de nutrientes. Por tanto, es esencial alternar los grupos de alimentos desde el día 1 de la alimentación complementaria una vez haya pasado el tercer a cuarto día de prueba de al menos 4-5 alimentos nuevos. Entrados los 8-9 meses, comenzamos a integrar los granos como el quinoa, garbanzos, habichuelas, entre otros. Adelantamos el proceso comparativamente con infantes carnívoros por el aumento de riesgo de anemia por deficiencias de hierro y deficiencias en proteínas. Esto dependerá de la tolerancia del infante por dichos alimentos. De presentar estreñimiento clínico, entenderemos que los mismos no los tolera y se puede tomar en consideración retomarlos más adelante. Dicha decisión será tomada por un profesional de Salud Infantil capacitado en el tema. Ya adentrando los 10 meses, integramos el trigo y las avenas, pues las mismas tienen mayor dificultad de tolerancia. Todo va a depender del desarrollo del infante. Por tanto, esta descripción de edades es una descripción generalizada. Puede variar en cada niño. Para referencias de las edades y alimentos pertinentes, consulte la publicación de Alimentos por Edades nuevamente.

 

¿Puedo incluir la soya orgánica en la alimentación del infante? 

La soya es un alimento considerado como estrogénico. Esto implica que puede interrumpir el metabolismo y síntesis de la hormona estrógeno por parecerse en sus características moleculares (fito estrógeno). Si la soya se consigue orgánica, como por ejemplo tempeh, tofu, miso y edamame, entonces podríamos considerar añadirla a la alimentación infantil limitando su consumo a una porción por 3 veces en semana. La inclusión de productos de soya orgánicos, nueces y mantequilla de nueces proveerá mayor fuente concentrada de energía y brindará soporte al crecimiento apropiado. Muchos estudios de larga duración en poblaciones de niños lacto-ovo-vegetarianos han documentado crecimiento y desarrollo apropiado desde la infancia hasta la vida adulta. Aún así, hay insuficiencia de estudios en la ingesta de energía y crecimiento a largo plazo en niños veganos estrictos para permitir una conclusión. Por tanto, el veganismo total en infantes no es apoyado por muchos profesionales de Nutrición por ser tan restrictivo. Es un estilo de vida que debe ser tomado en cuenta luego del primer año de vida si no se conoce como llevarlo a cabo correctamente. Si desea practicarlo con su infante, consulte un Nutricionista Infantil, su Pediatra con especialidad en Nutrición y/o un Médico Naturopático Pediátrico. Al final de cuentas, la población entera debería consumir más frutas y vegetales y menos animales. Es cuestión de moderación y modificación. Por eso venimos en la próxima publicación a presentarles alternativas veganas/vegetarianas para niños.

 

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #Pastas #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

 

Sigue leyendo “Alimentación Vegana/Vegetariana en infantes”

Pediatrics

Individualidad Motriz: Desarrollo Columnar y Sentarse

La oportunidad de observar el desarrollo infantil con objetividad e individualidad permite abiertamente una ampliación de conocimiento y sobretodo, evaluar a nuestros niños en libre movimiento. Durante las pasadas semanas he estado en comunicación con la Dra. Glory Serrano hablando de distintos temas y la preocupación que ambas en cuanto al crecimiento, desarrollo y la introducción de alimentación complementaria de manera tardía debido a la creencia popular de que los bebés solo se sientan de una sola forma. Decidimos darnos a la tarea de documentar en conjunto detalles sobre el desarollo motor, en especial las maneras de un bebé sentarse. Pero antes de discutirla, es meritorio reconocer el desarollo de la columna vertebral.

Desarrollo de la Columna Vertebral

baby-spine1
Foto tomada de http://www.truehealthct.com/2012/baby-carriers-good-for-spine/

Observemos la foto de arriba detenidamente. El desarrollo de la columna vertebral se da por etapas. El tiempo boca abajo (“tummy time”) contribuye a fortalecer los músculos que sostienen la columna vertebral. Observemos que al nacer la columna vertebral comienza en forma de C. Se va fortaleciendo con los movimientos libres y el crecimiento. Una vez llegamos a la segunda curvatura, bebé aguanta la cabeza sin problemas y comienzan los movimientos de voltearse con facilidad. De ahí, seguimos a la fase de querer sentarse con ayuda, lo cual no se debe forzar y solo sostenerlo para permitir espacio entre cada disco intervertebral a cumplir su función de acolchonamiento. Una vez bebé se sienta solo, la columna vertebral ha tomado la postura de la figura 3. Al pararse solo (figura 4) es porque su columna ya tolera el peso, hay control del punto axial (centro) del cuerpo  Pero el desarrollo no culmina ahí, pues las vertebras se fusionan y terminan de tomar las curvaturas alrededor de los 4 años. Pero volvamos al tema principal, sentarse. Las figuras 2 y 3 son esenciales para que el bebé logre sentarse.

 

diagram
Imagen tomada de https://wellroundedny.com/baby-gear-safe/

¿Cuándo se sientan los bebés?

Se considera que un bebé ha aprendido a sentarse completamente por sí solo cuando es capaz de mantenerse sentado, pero para llegar a este punto, un infante tiene que ganar fuerza en su musculatura y aprender a controlar su cuerpo. Conseguir mantener esta postura por sí solo supone conseguir controlar su cuerpo en contra de la gravedad en una posición diferente a la que ha podido hacerlo los primeros meses de vida. El sentarse le permite poder observar su entorno desde una perspectiva diferente y poder explorar y manipular objetos de manera más funcional y les permite comenzar a comer alimentos. Desde el principio el infante debe pasar tiempo boca abajo.

Es habitual que muchos bebés se sienten hacia los 6-7 meses, algunos lo logran para los 8 a 9 meses. Siempre es bueno la evaluación del pediatra para observar los aspectos del desarrollo motor grueso. Por eso no se debe tener prisa en sentar a los bebés, porque precisan de tiempo. Por eso es importante que cuando sentemos a un bebé, nos fijemos mucho en cómo lo hacemos y en la posición que el infante adopta. Si al poner al infante sentado vemos que mantiene la cabeza inclinada o la espalda queda curvada entonces debemos pensar que aún no está preparado, y que es mejor que por el momento no sentarle.

¿Cómo estimular al bebé a sentarse?

No importa si tu bebé se sienta sin ayuda o utiliza el apoyo que le puede ofrecer un cojín o una almohada. Cuando el bebé esté sentado, aprovecha esos momentos para disfrutar jugando con él, al mismo tiempo que lo estimulas. ¿Cómo?  Colócales a diferentes distancias, distintos objetos que el pequeño pueda manipular sin peligro, tratando de que los mismos posean diferentes formas y texturas. A medida que el bebé los alcance y juegue con ellos, puedes decirles los nombres de los objetos; cantarles y jugar con las distancias, acercándole y alejándole los objetos.

  

¿Como se sienta un bebé?

Los bebés se sientan desde diferentes posiciones. Entre las más comúnes están:

1.      Estando boca abajo, se coloca en posición de caballito y se sienta.

2.      Se agarran de alguna superficie hasta que se logran parar y luego se sientan.

3.      Se colocan de lado y se impulsan hasta sentarse.

4.      Algunos bebés no se sientan solos, pero cuando el adulto lo coloca en posición sentado su cabeza y tronco se mantienen en posición recta.

Hay diferentes maneras para que un bebé se siente, lo importante es que cuando se siente pueda mantener su cuerpo en forma erecta y pueda utilizar sus manos libremente. Si el bebé requiere tener sus manos todo el tiempo apoyadas al frente o los lados para sostenerse, entonces no esta preparado para permanecer sentado. Lo importante es reconocer su manera particular y asegurar que su desarrollo motor vaya acorde a su edad. De lo contrario, es importante consultar al pediatra para descartar algún retraso motor si bebé no se ha sentado o se mantiene sentado entre los 8-10 meses.

A continuación unos videos de Pathways.org hablando sobre el desarrollo motor y las maneras de sentarse:

¡Permite el movimiento libre!

Colaboración de:

Paulette M. Vélez, MD, IYCFS, (Pau-latinamente)

Glory Serrano, MD (Pediatra): https://www.facebook.com/dragloryserano/

Publicado el 16 de mayo de 2018

Revisado el 13 de septiembre de 2018

Sigue leyendo “Individualidad Motriz: Desarrollo Columnar y Sentarse”

Pediatrics

BLW o BLISS: ¿Diferencias?

El término Baby-Led introduction to SolidS o comúnmente conocido como BLISS nace luego de las investigaciones más a fondo sobre Baby-Led Weaning. En 2015, un equipo de científicos dedicados a evaluar si el BLW era un método práctico, veraz y seguro, ponen en a prueba su función, pero haciendo ciertas modificaciones. El BLISS se enfoca en los abastos de hierro que debe ingerir un infante con la alimentación complementaria siguiendo el mismo estándar de BLW, permitir que el niño coma solo.

Luego de esta investigación, los científicos le han dado mayor énfasis a ofrecer alimentos ricos en hierro intercalados con los demás para que dichos abastos sean absorbidos correctamente. El hierro para ser absorbido de forma apropiada debe estar acompañado de una fuente de vitamina C, quien contribuye a que el hierro pueda entrar de forma más rápida y con mayor capacidad al cuerpo humano. Por lo tanto, se recomienda combinar alimentos ricos en estos nutrientes en una misma comida. Así aumenta la biodisponibilidad de absorción.

¿Qué diferencia encuentro entre los dos términos?

En realidad, ninguna. Ambos tienen el mismo norte, permitir que el niño coma solo y aprenda. Sus bases son las mismas al igual que el modo de introducción. Simplemente el BLISS le da más enfoque a los alimentos ricos en hierro, por lo que el BLW se le debe hacer estas modificaciones de introducción para mantener los niveles de hemoglobina dentro del parámetro normal.  Al final de cuentas, los niños saben que necesitan de forma innata y seleccionan los alimentos que su cuerpo le apetece para tener los abastos necesarios para crecer y cumplir con una dieta balanceada. Por tanto, cuando hay alguna deficiencia, los niños tienden a escoger el mismo alimento por varios días, lo que conocemos por fijación por alimentos (food fads en inglés). Siempre y cuando sea un niño sano y saludable, no hay porque preocuparse.

¿Qué alimentos son ricos en hierro y en vitamina C?

Las Carnes rojas, especialmente el hígado, en las blancas y huevo. Son ricas en hierro. Los glóbulos rojos necesitan hierro para poder transportar oxígeno a todas las células del cuerpo. La falta de hierro en la sangre ocasiona anemia. También en legumbres, vegetales, cereales y germen de trigo lo encontramos. De la misma manera, interviene en la formación de hemoglobina y mioglobina, que son componentes esenciales para el cuerpo. Si no conoces los parámetros normales de hemoglobina para niños, puedes buscarlos en el siguiente enlace: https://paulatinamente3.wordpress.com/2017/09/13/antes-de-comenzar-blw/.

Por su parte la vitamina C la describimos en la siguiente imagen.

Vitaminas y beneficios

En conclusión, recomiendo que, una vez los alimentos hayan pasado la prueba de alergias, comencemos a combinar y añadir variedad al plato de bebé en cada comida. Si tu niño tiene una hemoglobina menor de 10 g/dl, comienza a ofrecer más a menudo estos alimentos antes mencionados. No siempre es necesario darles suplementos vitamínicos.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones”

#paulatinamente #CronicasdeJM #consejitosdePau #BLWconPau #futurePeds #MetamorfosisProfesional #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #ASI #AlimentaciónSeguraInfantil #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionist

Referencias:

Basulto, J. Se me hace Bola. DeBosillo. 2014.

Daniel, L. et. al. 2015. Baby-Led Introduction to SolidS (BLISS) study: a randomised controlled trial of a baby-led approach to complementary feeding. Recovered on August 10, 2017 from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4643507/

Gonzalez, C. 2016. Mi niño no me come. Editorial Planeta, S.A. Pages 67, 127.

Rapley, G. et. al. 2010. Baby-Led Weaning. The Essential Guide to Introducing Solid Foods and Helping Your Baby tp Grow Up a Happy and Confident Eater. The Experiment, LLC. Pages 55

Pediatrics

¿Y si doy puré?

Hay padres que desconocen lo que es BLW y dan por sentado que el puré es la única opción de alimentar a un infante cuando ya tiene 6 meses. Muchos profesionales de la Salud aún no están del todo empapados sobre cómo y cuándo hacer la transición de forma apropiada a trozos. Por lo que estaremos discutiendo sobre los purés y la transición a trozos de forma más amplia.

Muchos infantes tienen una rápida aceptación de los purés, mientras que otros demuestran claramente desde el comienzo su habilidad por comer solos. En esto influye grandemente las señales para comenzar alimentación complementaria. Por tradición, pensamos que tan pronto cumple 6 meses de vida tenemos que comenzar “comiditas” para abastecer su hambre. Realmente sigue siendo la leche (humana o fórmula) su sustento alimentario principal y lo que damos adicional será para que el infante aprenda que hay otras formas de alimentarse. No será hasta su primer año de vida que la comida pasará a primer plano para ser su fuente energética principal. Por lo que sí podemos esperar a que esté completamente listo y cumpliendo todas las señales. Muchos se asustan por pensar en que sus abastos de hierro no serán suficientes si esperamos, pero los mismos no desaparecen de la noche a la mañana, sino paulatinamente.

En los pasados años hemos visto más estudios sobre alimentación infantil, pero los mismos no son suficientes para dar datos más conclusos. Lo que sí se ha podido comprobar, y lo recalca Gill Rapley en su libro sobre BLW, es la diferencia de nutrientes entre el puré y la forma natural del alimento. Triturar o majar el alimento, en especial las frutas y vegetales, puede destruir una mayor cantidad de nutrientes. En alimentos ricos ej vitamina C, por ejemplo, la misma se encuentra en la capa externa del alimento y al cortarlo o triturarlo, se pierde gran cantidad de vitamina C.

A su vez, como hemos mencionada en veces anteriores, el puré no permite un aprendizaje más extenso. El niño sólo reconoce una textura blanda, pero no logra diferenciar ni experimentar el sabor realmente. La realidad es que tarde o temprano el infante necesita hacer la transición a trozos y nuevas texturas para que refuerce el aprendizaje y los movimientos de masticación. Retrasar el cambio puede provocar que estos aprendizajes también se retrasen.

Actualmente se recomienda que si comenzaron dando purés o majados, la transición a trozos se haga a partir de los 8 meses de edad y darle espacio para que coma por sí solo. Claro, esto depende de cuando cumplió todas las señales y comenzamos el proceso. Por tal razón, esto permite que el niño aprenda la importancia del tamaño del alimento para que él/ella detemine si puede o no marticarlo y deglutirlo sin arcadas. Tomar el alimento con las manos, como hemos mencionado en publicaciones anteriores, es parte de las fases de aprendizaje. La niña evalúa si el alimento le interesa para luego llevárselo a la boca y probarlo. Mientras más temprano se haga la transición a trozos, menos probabilidad de aumentar el riesgo de crear un niño mañoso con la comida. Mientras más temprano del año se haga la transición, más oportunidades de aprendizaje habrá tanto para los padres como para el infante. La clave está en confiar, ofrecer y ver como su hijo/a sí sabe lo que necesita al igual que nunca obligar a comer. Si no quiere ahora es porque no tiene hambre. Puede volver a ofrecer más tarde.

¿Estás listo/a para hacer la transición? Déjame guiarte por mensaje privado.

XOXO,
Pau

#Paulatinamente #BLWconPau #ConsejitosdePau #MetamorfosisProfesional #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionist #KeepDreamingbyPaulette #DreamitDoit #FuturePeds #EvidencebasedMedicine.

Referencias:

Connecticut State Department of Education. 2008. Guidelines for Feeding and Swallowing. Pages 3-5

Gonzalez, C. 2016. Mi niño no me come. Editorial Planeta, S.A. Pages 67, 127.

Rapley, G. et. al. 2010. Baby-Led Weaning. The Essential Guide to Introducing Solid Foods and Helping Your Baby tp Grow Up a Happy and Confident Eater. The Experiment, LLC. Pages 55

#blw, Alimentación Complementaria, Blogger, Medical Student, Medicine, Motherhood, Pediatrics

Alimentos por edades

La mayoría de las personas piensan que hay un orden que debe llevar para la introducción de alimentos nuevos. En realidad no existe. Lo que si existen son guías por etapas. Es importante reconocer que tampoco hay preferencias por comenzar con vegetales o frutas.

Según estudios de Sociedad Española de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) como la Academia Americana de Pediatría, el bebé nace con el potencial de degustar alimentos dulces como primera intención. La leche humana es dulce por lo que comenzar con frutas sería una opción. Sin embargo, la mayoría de las leches de formula tienen un sabor distinto. Todo va a depender de la preferencia de introducción y la aceptación del alimento al igual que el desarrollo paulatino de las papilas gustativas.

¿Qué alimentos son los más apropiados para comenzar BLW?

Hay una variedad de alimentos que se consideran blandos. Estos permiten que bebé vaya a su paso experimentando y mejorando las técnicas de agarre y autorregulación. Según Rapley en su libro, los siguientes alimentos son el consenso para comenzar. Note que no incluye el cereal de bebé, puesto que se han estado realizando diferentes estudios y hasta la Academia Americana de Pediatría menciona que no tiene porque ser el primer alimento ni en introducción tradicional ni en BLW.

Algunos de los alimentos para comenzar.

Ahora bien, como mencioné arriba, hay una lista de alimentos recomendados por etapas. Esto se debe a la madurez del sistema gastrointestinal y el desarrollo del mismo mientras bebé va creciendo. Por lo que recurrí a preparar una tabla de alimentos por edad que puede ser impresa para su beneficio. Utilize la misma como guía, mas consulte con su pediatra o nutricionista para asegurarnos que va apropiada a su bebé. De igual manera, está realizada para llevar una bitácora simple de introducción. Así, en el caso de alguna reacción o intolerancia, tendrá una guía de lo que si ha pasado la prueba y lo que hay que evaluar. Presione el enlace para el documento. Se recomienda usar una computadora, ya que el mismo se encuentra en PDF: alimentos-por-edades

Lo verdaderamente relevante es que la introducción de los nuevos alimentos se realice de forma paulatina para poder comprobar la tolerancia del bebé al nuevo alimento. Si reacciona con síntomas como una diarrea severa, vómitos o erupciones, es necesario acudir al pediatra. Si al día siguiente de incorporar el nuevo alimento, el bebé sigue bien, se continua con el mismo por 3-5 días y luego de eso introduce el siguiente alimento. Lo más recomendable es esperar un día entre medio y mantener a bebé por ese día solo con leche humana o fórmula. Es una opción para asegurarnos que no hay una alergia o intolerancia tardía.

¿Por qué la tabla incluye el huevo, berries, derivados lácteos y mantequilla de maní antes del año?

La guía de introducción de la Academia Americana de Pediatría y la AAAAI cambió recientemente. Se ha comprobado que la introducción temprana a alimentos potencialmente alérgenos tiene la capacidad de reducir el riesgo de alergias hasta un 30% si los mismos se ofrecen en o antes de los 8 meses de edad. Es claro que, aunque los mismos son los más propensos a causar alergias a la población en general, no son los únicos con ese potencial. Cualquier alimento tiene dicha capacidad, puesto que depende del modo de introducción, herencia genética e influencia de ambiente.

En cuánto a los derivados de lácteos, actualmente la AAP recomienda la introducción de derivados lácteos entre los 6-12 meses. Según el estudio clínico, la introducción antes de los 8 meses reduce el riesgo de alergias en un 30% de la población. Por tanto, si tu hijo no tiene historial o algún familiar que tenga alergias a la proteína de leche de vaca (caseína), no hay por que atrasar su introducción. Vean el video (click aquí).

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones.”

#BLWconPau #MiércolesdeBLWconPau #Paulatinamente #CronicasdeJM  #futurePeds #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionist

Sigue leyendo “Alimentos por edades”