Pediatrics

Fijación por alimentos

Al año de edad, los niños reducen la cantidad de alimento que consumen como hablamos en la publicación de Alimentando Toddlers. Los padres se preocupan por la poca ingesta y notan un nuevo patrón: solo consumen algunos alimentos. Esto no solo ocurre en la etapa del año, sino que puede suceder aleatoriamente. Pero, ¿cómo lo trabajamos? Hoy te daré la respuesta simple.

Es importante destacar que los niños conocen cuando, como, dónde y porque desean comer. Mayoría de los padres notan que sus hijos prefieren consumir algún tipo de alimento en gran cantidad. Esta situación se debe a que se concentran en alimentos que le llama la atención, ya sea por su forma, tamaño o sabor. En gran parte de las veces ocurre con las frutas, el arroz y los granos. Aquí entramos en uno de mis mantras: Fluir y “Back to basics”. Volvemos a las técnicas básicas de introducción de alimentos. Un alimento en el plato a la vez y continuar ofreciendo sin forzar.

Esta situación suele ser más desesperante para los padres y cuidadores que para los niños. Ocurren lapsos donde los adultos, un poquito desesperados por ver el niño comer,  ofrecen alimentos insanos como las galletas, papitas y los dulces. Estos alimentos de alto contenido de azúcares y grasas no buenas lo que hacen es sustituir los nutrientes, llenando el estómago del niño y no permitiendo capacidad para consumo de otros alimentos. La sustitución de un alimento sano por otro que no lo es lo que le brinda una señal al cerebro del niño que puede provocar un rechazo de alimentos ricos en nutrientes por preferir lo dulce. No sustituyas por ellos. Búscale la vuelta al asunto con paciencia.

También ocurre en momentos donde el niño se está enfermando. Es un mecanismo de defensa del cuerpo humano mostrar antojos por ciertos alimentos. Detrás de esto hay una deficiencia o necesidad de nutrientes específicos para combatir la enfermedad. Por eso muchos padres notan que su hijo comió más fresas hoy y al otro día ya no tiene catarro o gripe.

Deseando mantener una buena nutrición y alimentación del niño, debemos concentrarnos en lo que el niño pide por el momento. Podemos darle dos opciones distintas de alimentos sanos brindándole niño la toma de decisiones de cual va a consumir. En el caso de situaciones donde no deseen y uno ni el otro, damos un espacio para que comunique su deseo. Esto ocurre mucho en niños de edad preescolar a escolar. Siempre tomando en cuenta que se trata de ofrecer y no obligar. Esta última técnica lo que provocas un mayor rechazo de los alimentos y sobre todo una frustración entre padre e hijo. Entre las técnicas de autorregulación es ofrecer el plato completo con los cinco grupos de alimento y permitir que niño consume lo que desea. Es por esta razón que la recomendación va hacer que a partir del año, el niño se ha ofrecido alimentos de seis a siete veces al día, de los cuáles el tomará en consideración cuál cuando comer. Es importante retornar a lo básico. Tratar de mantener el plato lo más simple posible sin recurrir a recetas elaboradas. Ofrece cada alimento por sí solo para darle una oportunidad de selección. Muchos de los niños que he tenido en consulta por este motivo es que simplemente se abruman con tanto en el plato. Otros es que más bien picotean todo el día y no tienen deseos de comerse un plato completo. No te preocupes que en unos días retorna a su rutina normal.

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

 

Alimentación Complementaria

Riesgos de las probaditas: un paseo en la historia

Las señales para comenzar alimentación complementaria fueron establecidas para prevenir complicaciones a corto y largo plazo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) las estableció en el año 2001 luego de un consenso de las prácticas alimentarias adecuadas y de orientaciones para llevar a cabo estos cambios. Entre las investigaciones hechas para llegar a este contexto, se evaluaron los beneficios de la lactancia humana exclusiva hasta los 6 meses al igual que la evolución de cambios sobre las recomendaciones en alimentación infantil. La OMS utiliza dicho término para especificar lactados con leche humana al igual que leche sucedánea, como lo es la fórmula infantil. Al establecer dichos parámetros, se reafirma la importancia del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, donde se protege la leche humana como alimento principal y óptimo para el infante al igual que se rige la comercialización de fórmulas infantiles y alimentos comercializados para el infante. El Código abarca muchos más detalles para proteger la salud infantil, pero nos concentraremos hoy en los riesgos de la alimentación complementaria antes de los 6 meses.

La Academia Americana de Pediatría habla de los siguientes riesgos:

  • Gastritis y reflujo
  • Infecciones gastrointestinales y respiratorias como Bronquiolitis y Virus Respiratorio Sincitial (VRS)
  • Broncoaspiración
  • Asfixia (causando muerte)
  • Obesidad mórbida infantil y a largo plazo
  • Daño renal y hepático por la inmadurez de ambos sistemas que continúan en crecimiento y desarrollo
  • Anemias por deficiencias nutricionales, en especial por deficiencias de hierro.

Por otro lado, la Organización Mundial (OMS) en su Manual “La alimentación del lactante y del niño pequeño” describe los siguientes riesgos cuando se comienza alimentos complementarios de forma temprana:

  • Reeemplaza la lactancia, provocando que el niño no alcance sus requerimientos nutricionales
  • Da como resultado una dieta baja en nutrientes si estos alimentos son diluidos, como suelen ser sopas aguadas y papillas no espesas, ya que son más difíciles de comer.
  • Incrementa el riesgo de enfermedades, debido a que se reduce el aporte de los factores protectores de la leche humana.
  • Incrementa el riesgo de padecer diarrea, debido a que los alimentos complementarios pueden estar sucios o no son tan fáciles de digerir como la leche humana.
  • Incrementa el riesgo de sibilancias/asma o de otras condiciones alérgicas, debido a que el bebé aún no puede digerir ni absorber bien las proteínas no humanas.
  • Incrementa el riesgo de la madre o criador hacia otro embarazo si la lactancia es menor frecuente.

La evolución en las guías de alimentación complementaria ha dado cambios drásticos al pasar el tiempo. En 1900-1954, se le brindaba alimentación complementaria a partir del año de edad debido a que se creía que se le hacía daño al infante si de brindaban otro alimento que no fuera leche. Aún así, se pueden leer publicaciones del 1920 donde se indica comenzar a darle carnes trituradas e hígado en puré o sopas desde las 2 semanas de nacido  seguido por las probaditas del cereal de bebé al igual que comenzar con la introducción de vegetales desde los 6-9 meses.

Screen Shot 2018-10-14 at 4.37.15 PM
Recomendaciones alimentarias en los años mencionados.

En el 1954 se desarrolla el Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría. Este comité estableció alianzas con científicos y administradores de agencias gubernamentales al igual que la industria de alimentación infantil que se había desarrollado en dicha época para los purés y las primeras fórmulas infantiles. Luego, en 1958 se determina que, evaluando el desarrollo del sistema digestivo y neuromuscular, el crecimiento de cada infante y el nivel de actividad física eran mejores señales para identificar cuando comenzar. En ese instante, establecen que no había beneficio alguno para comenzar alimentos complementarios antes de los 3-4 meses.

Para la época del 1979-2014, se establece que para infantes sanos que tenían la habilidad de tragar para los 4-5 meses y la destreza de diferenciar entre hambre y saciedad para los 5-6 meses y que se debía tomar en consideración el desarrollo más que todo. Desde el 2014 se toma en consideración con más ímpetu el desarrollo del infante y se reestablece como prioridad para una protección de la lactancia humana al igual que el desarrollo infantil.

Screen Shot 2018-10-14 at 4.59.13 PM
Señales de desarrollo y la evolución

Y entonces, ¿de dónde salió que se le puede dar cereal en la botella? 

Como ves en la cronología arriba, la idea comenzó cuando entró la industria de alimentos para bebés a temprana edad. Se creía que, al espesar la leche, el infante estaba más satisfecho y dormiría más plácido. Realmente lo que ocurre es un tipo de sueño profundo por sobrealimentación y esto provoca que los reflejos de saciedad y alerta se reduzcan tanto que no hay forma de reaccionar. Comparemos esto a cuando tenemos la cena de Acción de Gracias o en un gran fiesta donde el adulto come sin parar y luego tiene demasiado sueño para continuar disfrutando, tanto, que se duerme en cualquier esquina. Dicho efecto pone en riesgo de un atragantamiento si el infante elimina un buche o vomita. No reaccionará de la misma manera por no estar 100% alerta. Realmente el proceso del cambio en el patrón de sueño se debe a la madurez neurológica y va evolucionando según el niño crezca como hemos descrito en la publicación de Sueño Infantil.

Por otro lado, al promover la sobrealimentación, también promueve por consiguiente la obesidad infantil. La Academia Americana de Pediatría habla que el sistema digestivo del infante no está apto para procesar cereales o alimentos hasta la edad de 6 meses y por lo tanto, si se desea introducir, el mismo debe ser en cuchara para evitar el riesgo de atragantamientos o asfixia. También mencionan que la introducción temprana del mismo expone al infante en un mayor riesgo de alergias alimentarias. Esto se toma en consideración en infantes sanos y sin ninguna patología que impida la absorción de nutrientes.

Es por esto que, personas criadas y que criaron durante éstas épocas aún creen que se le puede dar probaditas o cereal a un niño sin dificultades. Por tanto, como padres, madres y cuidadores actualizados en la última información, debemos llevarles al paso rompiendo la barrera generacional para que comprendan los avances científicos. Ellos conocen una verdad y es la que se les brindó durante su proceso de crianza. Integrarlos en el proceso y ayudarles a entender promueve la buena comunicación al igual que se sienten incluidos en la crianza del infante. No les apartes del conocimiento, pues muchos están dispuestos a leer y reaprender. Lo importante es hacer la introducción según el desarrollo del infante, pero tampoco retrasarlo demasiado. Hablaremos de este último tema en la próxima publicación.

1

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #Veganismo #Vegetarianismo #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

Sigue leyendo “Riesgos de las probaditas: un paseo en la historia”

Pediatrics

Recetas Vegetarianas by CerebrArte

Hoy tenemos un “Vegan Takeover” de parte de una de mis amigas y colega en Alimentación Infantil. Koral es madre de un pequeño ángel de un año de edad y con quien practica alimentación vegana/vegetariana desde el comienzo de alimentación complementaria. Su página Cerebrarte busca concientizar sobre una alimentación saludable sin importar la edad. Les dejo algunas recetas simples y excelentemente realizadas de su parte. Síguela en: https://www.facebook.com/cerebrArtePR/.

34

Disfruta de nuestro pequeño vegetariano comiendo….

XOXO,

Pau y Koral

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #Veganismo #Vegetarianismo #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

Alimentación Complementaria, Baby-led weaning, Pediatrics

Alimentación Vegana/Vegetariana en infantes

De solo leche humana o fórmula, a partir del comienzo de alimentación complementaria, se recomienda la introducción de frutas y vegetales como hemos mencionado anteriormente. De una manera natural, introducimos al infante al mundo vegetariano. El cuerpo humano necesita consumir mayor cantidad de frutas y vegetales por sus contenidos de macronutrientes y micronutrientes, incluyendo los prebióticos y próbioticos. Organizado de manera sana, segura y saludable, una alimentación vegetariana es factible tomando consciencia de no causar deficiencias y combinar los alimentos de forma apropiada para una mejor absorción de nutrientes. El vegetarianismo y el veganismo tienen varias ramas. A continuación describiremos las más comunes y su enfoque desde el punto de vista de la nutrición infantil.

  • Lacto-ovo-vegetarianos: No consumen carnes, pescados, aves o productos que los contengan. Incluyen derivados lácteos y huevos en su alimentación.
  • Lacto-vegetarianos: Solo consumen lácteos a parte de su alimentación vegetariana.
  • Ovo-vegetarianos: Sólo consumen huevo a parte de su alimentación vegetariana.
  • Veganos: Excluyen todo tipo de carnes, pescados, lácteos, derivados lácteos y huevos. No consumen productos de origen animal.
  • Alimentación Macrobiótica; No es necesariamente vegetariana, pero se basa mayormente en granos, legumbres y vegetales. Puede incluir algunos productos de origen animal.
  • Otros: Rastafariano and frutariano – dieta vegan extremamente restrictiva. No es recomendada en infantes.

 

Las convicciones alimentarias de los padres y el modo de crianza es lo que determina muchas veces el tipo de alimentación que le brindarán al infante. Tomando en cuenta que, la vitamina B12 proviene de fuentes animales en mayor cantidad, es importante acordarse suplementar al infante bajo supervisión de su pediatra y nutricionista infantil. Algunos alimentos de origen vegetal contienen vitamina B12, como lo es la espinaca y la lechuga, pero en muy pocas cantidades y hemos recomendado que los mismos sean introducidos luego del año por el alto riesgo de methemoglobinemia. De igual forma, puede ocurrir otro tipo de deficiencia referida a la vitamina D, pero para la misma hay alternativas vegetarianas que la proveen si se consumen en altas cantidades como lo son las setas u hongos adicional a la adquirida por exposición al sol. También son considerados el calcio, el hierro y el zinc como micronutrientes que pueden estar deficientes en una alimentación vegana/vegetariana. (Ver publicación de ¿Qué tiene qué?) En una alimentación completamente basada en plantas o estilo de vida crudivegano (conocida como Plant-Based Baby-Led Weaning), tomamos mucho en cuenta la combinación de alimentos cuando el infante va entrando a los 8-9 meses y consume alimentación complementaria de 2-4 veces al día como descrito en la publicación de ¿Purés o BLW?.

 

Vitaminas y beneficios (1)

 

Vitaminas y beneficios (2)
Imágenes extraídas de la publicación ¿Qué tiene qué?

 

¿Entonces cómo debo combinar alimentos para una alimentación vegetariana? 

Recordemos que el propósito es ir integrando distintos grupos de alimentos según el desarrollo gastrointestinal, motor y neurológico del infante. Siguiendo este patrón, tomamos en consideración los grupos de alimentos y los requerimientos del infante. La introducción temprana de proteínas vegetales provenientes de las mantequillas de nueces como la de maní y almendras, nos permite ir evolucionando con este desarrollo a partir de los 6 meses de edad. Su presentación con frutas y vegetales que ya haya probado permite integrar el hierro no heme (producto de los vegetales) en unión con la vitamina C para mayor absorción de nutrientes. Por tanto, es esencial alternar los grupos de alimentos desde el día 1 de la alimentación complementaria una vez haya pasado el tercer a cuarto día de prueba de al menos 4-5 alimentos nuevos. Entrados los 8-9 meses, comenzamos a integrar los granos como el quinoa, garbanzos, habichuelas, entre otros. Adelantamos el proceso comparativamente con infantes carnívoros por el aumento de riesgo de anemia por deficiencias de hierro y deficiencias en proteínas. Esto dependerá de la tolerancia del infante por dichos alimentos. De presentar estreñimiento clínico, entenderemos que los mismos no los tolera y se puede tomar en consideración retomarlos más adelante. Dicha decisión será tomada por un profesional de Salud Infantil capacitado en el tema. Ya adentrando los 10 meses, integramos el trigo y las avenas, pues las mismas tienen mayor dificultad de tolerancia. Todo va a depender del desarrollo del infante. Por tanto, esta descripción de edades es una descripción generalizada. Puede variar en cada niño. Para referencias de las edades y alimentos pertinentes, consulte la publicación de Alimentos por Edades nuevamente.

 

¿Puedo incluir la soya orgánica en la alimentación del infante? 

La soya es un alimento considerado como estrogénico. Esto implica que puede interrumpir el metabolismo y síntesis de la hormona estrógeno por parecerse en sus características moleculares (fito estrógeno). Si la soya se consigue orgánica, como por ejemplo tempeh, tofu, miso y edamame, entonces podríamos considerar añadirla a la alimentación infantil limitando su consumo a una porción por 3 veces en semana. La inclusión de productos de soya orgánicos, nueces y mantequilla de nueces proveerá mayor fuente concentrada de energía y brindará soporte al crecimiento apropiado. Muchos estudios de larga duración en poblaciones de niños lacto-ovo-vegetarianos han documentado crecimiento y desarrollo apropiado desde la infancia hasta la vida adulta. Aún así, hay insuficiencia de estudios en la ingesta de energía y crecimiento a largo plazo en niños veganos estrictos para permitir una conclusión. Por tanto, el veganismo total en infantes no es apoyado por muchos profesionales de Nutrición por ser tan restrictivo. Es un estilo de vida que debe ser tomado en cuenta luego del primer año de vida si no se conoce como llevarlo a cabo correctamente. Si desea practicarlo con su infante, consulte un Nutricionista Infantil, su Pediatra con especialidad en Nutrición y/o un Médico Naturopático Pediátrico. Al final de cuentas, la población entera debería consumir más frutas y vegetales y menos animales. Es cuestión de moderación y modificación. Por eso venimos en la próxima publicación a presentarles alternativas veganas/vegetarianas para niños.

 

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #Pastas #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

 

Sigue leyendo “Alimentación Vegana/Vegetariana en infantes”

Pediatrics

Individualidad Motriz: Desarrollo Columnar y Sentarse

La oportunidad de observar el desarrollo infantil con objetividad e individualidad permite abiertamente una ampliación de conocimiento y sobretodo, evaluar a nuestros niños en libre movimiento. Durante las pasadas semanas he estado en comunicación con la Dra. Glory Serrano hablando de distintos temas y la preocupación que ambas en cuanto al crecimiento, desarrollo y la introducción de alimentación complementaria de manera tardía debido a la creencia popular de que los bebés solo se sientan de una sola forma. Decidimos darnos a la tarea de documentar en conjunto detalles sobre el desarollo motor, en especial las maneras de un bebé sentarse. Pero antes de discutirla, es meritorio reconocer el desarollo de la columna vertebral.

Desarrollo de la Columna Vertebral

baby-spine1
Foto tomada de http://www.truehealthct.com/2012/baby-carriers-good-for-spine/

Observemos la foto de arriba detenidamente. El desarrollo de la columna vertebral se da por etapas. El tiempo boca abajo (“tummy time”) contribuye a fortalecer los músculos que sostienen la columna vertebral. Observemos que al nacer la columna vertebral comienza en forma de C. Se va fortaleciendo con los movimientos libres y el crecimiento. Una vez llegamos a la segunda curvatura, bebé aguanta la cabeza sin problemas y comienzan los movimientos de voltearse con facilidad. De ahí, seguimos a la fase de querer sentarse con ayuda, lo cual no se debe forzar y solo sostenerlo para permitir espacio entre cada disco intervertebral a cumplir su función de acolchonamiento. Una vez bebé se sienta solo, la columna vertebral ha tomado la postura de la figura 3. Al pararse solo (figura 4) es porque su columna ya tolera el peso, hay control del punto axial (centro) del cuerpo  Pero el desarrollo no culmina ahí, pues las vertebras se fusionan y terminan de tomar las curvaturas alrededor de los 4 años. Pero volvamos al tema principal, sentarse. Las figuras 2 y 3 son esenciales para que el bebé logre sentarse.

 

diagram
Imagen tomada de https://wellroundedny.com/baby-gear-safe/

¿Cuándo se sientan los bebés?

Se considera que un bebé ha aprendido a sentarse completamente por sí solo cuando es capaz de mantenerse sentado, pero para llegar a este punto, un infante tiene que ganar fuerza en su musculatura y aprender a controlar su cuerpo. Conseguir mantener esta postura por sí solo supone conseguir controlar su cuerpo en contra de la gravedad en una posición diferente a la que ha podido hacerlo los primeros meses de vida. El sentarse le permite poder observar su entorno desde una perspectiva diferente y poder explorar y manipular objetos de manera más funcional y les permite comenzar a comer alimentos. Desde el principio el infante debe pasar tiempo boca abajo.

Es habitual que muchos bebés se sienten hacia los 6-7 meses, algunos lo logran para los 8 a 9 meses. Siempre es bueno la evaluación del pediatra para observar los aspectos del desarrollo motor grueso. Por eso no se debe tener prisa en sentar a los bebés, porque precisan de tiempo. Por eso es importante que cuando sentemos a un bebé, nos fijemos mucho en cómo lo hacemos y en la posición que el infante adopta. Si al poner al infante sentado vemos que mantiene la cabeza inclinada o la espalda queda curvada entonces debemos pensar que aún no está preparado, y que es mejor que por el momento no sentarle.

¿Cómo estimular al bebé a sentarse?

No importa si tu bebé se sienta sin ayuda o utiliza el apoyo que le puede ofrecer un cojín o una almohada. Cuando el bebé esté sentado, aprovecha esos momentos para disfrutar jugando con él, al mismo tiempo que lo estimulas. ¿Cómo?  Colócales a diferentes distancias, distintos objetos que el pequeño pueda manipular sin peligro, tratando de que los mismos posean diferentes formas y texturas. A medida que el bebé los alcance y juegue con ellos, puedes decirles los nombres de los objetos; cantarles y jugar con las distancias, acercándole y alejándole los objetos.

  

¿Como se sienta un bebé?

Los bebés se sientan desde diferentes posiciones. Entre las más comúnes están:

1.      Estando boca abajo, se coloca en posición de caballito y se sienta.

2.      Se agarran de alguna superficie hasta que se logran parar y luego se sientan.

3.      Se colocan de lado y se impulsan hasta sentarse.

4.      Algunos bebés no se sientan solos, pero cuando el adulto lo coloca en posición sentado su cabeza y tronco se mantienen en posición recta.

Hay diferentes maneras para que un bebé se siente, lo importante es que cuando se siente pueda mantener su cuerpo en forma erecta y pueda utilizar sus manos libremente. Si el bebé requiere tener sus manos todo el tiempo apoyadas al frente o los lados para sostenerse, entonces no esta preparado para permanecer sentado. Lo importante es reconocer su manera particular y asegurar que su desarrollo motor vaya acorde a su edad. De lo contrario, es importante consultar al pediatra para descartar algún retraso motor si bebé no se ha sentado o se mantiene sentado entre los 8-10 meses.

A continuación unos videos de Pathways.org hablando sobre el desarrollo motor y las maneras de sentarse:

¡Permite el movimiento libre!

Colaboración de:

Paulette M. Vélez, MD, IYCFS, (Pau-latinamente)

Glory Serrano, MD (Pediatra): https://www.facebook.com/dragloryserano/

Publicado el 16 de mayo de 2018

Revisado el 13 de septiembre de 2018

Sigue leyendo “Individualidad Motriz: Desarrollo Columnar y Sentarse”

Baby-led weaning

Derivados Lácteos: Yogurt

Seguido de los quesos, el yogurt es una alimento bastante consumido, pero que no muchas personas conocen sus beneficios en la nutrición infantil. Igual que en el adulto, el yogurt brinda una flora bacteriana que ayuda a regular los movimientos intestinales y mejorar las evacuaciones. Sus componentes promueven la salud cardiovascular, gastrointestinal, óseo y en el desarrollo. Provee minerales como calcio, potasio, magnesio, zinc y vitaminas como B2, B12, D al igual que proteínas. Brinda calorías de buen porvenir que ayuda al balance nutricional diario. Combinarlo con frutas proporciona también prebióticos y probióticos al sistema corporal al trabajar en conjunto estos dos tipos de alimentos. Por tanto, el yogurt es un alimento que puede ser introducido luego de los 6 meses de edad y una vez hayamos introducido los primeros alimentos. Con 1-2 cucharaditas es suficiente para brindar los nutrientes esenciales en un comienzo.

El yogurt para infantes y niños debe ser siempre sin sabor, con grasa (full fat) o griego. Estos parámetros permiten la adquisición de los mejores nutrientes y beneficia el crecimiento y desarrollo, en especial la grasa para el crecimiento cerebral como discutimos en la publicación de Grasas Saludables. Con practicantes de BLW, utilizamos una fruta para que bebé la remoje en el yogurt ubicado en un envase profundo. Dejar que mojen sus deditos en el alimento también les mantiene una activación de sus demás sentidos y los lleva a trabajar las fases de alimentación por medio de BLW. Puedes ver nuestro video sobre el tema en nuestro canal de Youtube. De igual manera y utilizando la técnica de cucharadas llenas que en múltiples ocasiones hemos descrito y que también tenemos un video explicativo en el canal. Esta técnica funciona con éxito en infantes que consumen purés aún. Por lo tanto, debemos darle una cuchara o pre-cuchara al infante para que imite el movimiento mientras la madre, el padre o el cuidador primario le acerca otra cuchara que se encuentra manejando el adulto. Una vez el infante se acostumbra a estas técnicas con el puré, podemos considerar una transición a trozos efectiva. Se recomienda el uso de envases pequeños para servir la cantidad necesaria de yogurt y de esta manera no se desperdician alimentos.

¿Qué es el kefir? ¿Cómo se diferencia del yogurt?

El kefir es otro tipo de alimento fermentado similar al yogurt que contiene mayor cantidad de probióticos en comparación. Inclusive, tiene mayor cantidad de probióticos que el yogurt Griego. Provee proteínas, mayor cantidad de calcio, fósforo, vitamina B12, B2, magnesio y una cantidad decente de vitamina D. Tiene un sabor amargo, por lo que algunos infantes y niños no les llamará la atención. Aquellos con predilección por lo agrio, muy probablemente lo acepten más fácilmente. Es un alimento mucho más líquido que el yogurt y por tal razón se considera una bebida. Sus propiedades anti-bacterianas es un buen punto para considerar su introducción a edad temprana. El mismo puede ser consumido por personas que son intolerantes a la lactosa debido a su proceso de fermentación más marcado que el yogurt y los quesos. Su introducción se hace a la misma edad que introducimos el yogurt, a partir de los 6 meses, y de la misma manera que mencionamos anteriormente. Una manera divertida de introducirlo para practicantes de BLW serían los yogurt melts, unas gotitas de yogurt griego que preparas y congelas. Puedes buscar las recetas apropiadas en Pinterest.

Marcas Recomendadas

Igual que hemos hecho en las pasadas semanas, les presentamos las marcas recomendadas de yogurt y su clasificación según Environmental Working Group. A menor número en la escala del 1-10, mejor calidad de producto e ingredientes.

  1. Yogurt No Lácteo:
    • Kite Hill Artisan Almond Milk Yogurt, Plain Unsweetened: 1.6
    • Silk Almondmilk Yogurt Alternative, Plain [5.3 oz]: 3.0
    •  So Delicious Yogurt Alternative Coconut Milk [5.3 oz]: 4.0
  2. Kefir:
    • Lifeway Probugs Probiotic Snack, Original [16 fl oz]: 2.4
    • Lifeway Probugs Organic Whole Milk Kefir [4 fl oz]: 2.4
  3. Yogurt para bebés:
    •  Organics Happy Baby Baby’s First Whole Milk Yogurt With Vitamin D & Probiotics, Plain: 3.0
    • Stonyfield Organic Yo Baby Whole Milk Yogurt Plain: 3.0
  4. Yogurt de grasa entera:
    •  Stonyfield Organic Plain Greek Yogurt [1.5 lbs]: 3.0
    • Organic Valley Grassmilk Grassmilk, Plain Whole Milk Yogurt [6 oz]: 3.0
    • Siggi’s No Subbrand Strained Whole Milk Yogurt, Plain: 3.5
    • Organic Valley Grassmilk Plain Whole Milk Yogurt [24 oz]: 3.5
    • Annie’s Homegrown No Subbrand Organic Whole Milk Yogurt, Just Plain Good: 3.5
    • Horizon Organic Whole Milk Yogurt, Plain [32 oz]: 4.0
  5. Yogurt griego:
    • Stonyfield Organic 100% Grassfed Yogurt Whole M… [5.3 oz]: 1.1
    • Chobani Greek Yogurt Whole Milk [5.3 oz]: 2.0
    • Maple Hill Creamery Greek Yogurt, Plain [5.3 oz]: 2.4
    • Meijer Whole Milk Greek Yogurt, Plain [32 oz]: 2.6
    • Great Value No Subbrand Greek Yogurt, Plain [32 oz]: 2.6
    • Simply Balanced Whole Milk Greek Yogurt, Plain [32 oz]: 4.0

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #Pastas #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

12

Sigue leyendo “Derivados Lácteos: Yogurt”

Pediatrics

Derivados Lácteos: Quesos

Las grasas saludables (monosaturadas y polisaturadas) como mencionamos anteriormente son importantes para el crecimiento y desarrollo infantil. Desde el 2016, se integran los derivados lácteos como alimentos permitidos al comenzar alimentación complementaria. Sus nutrientes traen como beneficio grandes cantidades de calcio, potasio, vitamina D y proteínas. En la publicación de Alimentos por Edades, habíamos incluído algunos quesos según las etapas correspondientes. Se les aconseja repasar el PDF incluído al final de dicha publicación para saber los quesos apropiados y en qué momento integrarlos en la alimentación de su pequeño. Luego de que el infante haya probado sus primeros alimentos como frutas, vegetales y proteínas de carácter animal, en especial las carnes blancas, podemos introducir algunos quesos y el yogurt. El proceso continúa de la misma manera de introducción con la recomendación de hacerlo por 3-5 días consecutivos para evaluar si hay síntomas de alergias o intolerancias. Es de suma importancia saber que no será cualquier queso el que debamos comenzar. Se desaconseja la introducción de quesos extremadamente blandos como Brie, Feta, Camembert, Roquefort, Blue cheese,etc. antes del año de vida, por el riesgo de listeriosis, una enfermedad infecciosa gastrointestinal que puede llevar al infante a una deshidratación severa por vómitos y diarreas constantes. Estos quesos no son cultivados o pausterizados. Son preparados con leche de vaca cruda.

En caso de infantes como Alergia o Intolerancia a la Proteína de Leche de Vaca (APLV), caseína, entonces sustituimos estos alimentos por algunos de origen vegetal como lo son los quesos veganos y yogurt a base de leche de coco. Estas sustituciones se hacen bajo supervisión del pediatra al igual que un/a nutricionista clínico capacitado/a en infantes. La integración de los derivados lácteos se permite por contener menor cantidad de caseína por el proceso de pausterización y fermentación y no sustituyen la ingesta de leche humana o fórmula de la misma manera que lo haría la introducción de la leche de vaca. En adición a desplazar los nutrientes esenciales adquiridos de la leche humana o la fórmula infantil, el consumo de leche de vaca  antes del año pone al infante en riesgo de anemias y daño renal por la alta cantidad de proteínas que contiene. En muchos casos de intolerancias durante la lactancia, algunos infantes sí llegan a tolerar los derivados hasta cierto punto debido a la madurez intestinal. Esto depende de la severidad de la alergia o intolerancia al igual que el tipo de derivado y la cantidad de caseína que contiene cada alimento.

¿Cuál es la porción de queso que le corresponde a un infante y un toddler?

Es importante reconocer que los quesos en su estado natural contienen gran cantidad de sodio. Es por esta razón que se recomienda verificar las etiquetas nutricionales para brindar un queso con menos de 170 mg de sodio por porción. La misma puede ser brindada con la mitad de un palito de queso o 3-4 (1/2 oz) de cubitos de queso para un infante. En caso de un toddler, puede brindar el palito de queso entero o (1/2 taza) 6-8 cubitos de queso diariamente.

¿Cuándo puedo introducir los quesos de lonchas (sliced) y quesos rallados?

Sí. En el momento que el infante muestra la capacidad de agarre de los alimentos con mayor control, podemos introducir estos alimentos solos o con la ayuda de algún alimento que ya haya probado. Podemos tomar una porción pequeña de queso rallado o en slice y ponerlo sobre un vegetal como un tomate cortado. Si el infante consume purés, podemos añadirlo encima del mismo. Una excelente idea es utilizarlo en la pasta o en 1/4 de rebanada de pan y untarle el queso sobre ella. Dicha porción es que habíamos recomendado en la publicación anterior de los panes.

Marcas recomendadas:

Verificando los clasificaciones de los quesos bajo la página de Environmental Working Group, encontramos los quesos tienen una clasificación intermedia, de 4-6 en su escala, 4 siendo la clasificación más baja y en donde localizamos los quesos orgánicos. El uso de antibióticos para la producción de leche y el uso de aditivos en cantidad moderada es la razón por la que EWG.org los clasifica de esta manera. A continuación les dejaremos los quesos recomendados de menor clasificación y mayor beneficio.

  • Nancy’s Organic Cultured Whole Milk Cottage Cheese [16 oz]: 3.0
  • Kraft Cottage Cheese [16 oz]: 3.0
  • Great Value Cottage Cheese [16 oz]: 3.0
  • Organic Valley 4% Milkfat Small Curd Cottage Cheese: 3.5
  • Breakstone’s Cottage Cheese [48 oz]: 3.5
  • Babybel Original: 4.0
  • Organic Valley Sharp Cheddar Cheese: 4.0
  • Daisy Cottage Cheese [1 1/2 lbs]: 4.0
  • Whole Foods Market Fresh Mozzarella: 4.5
  • Kraft Organic Pepper Jack Cheese Sticks [6 oz]: 4.5
  • Organic Valley Pepper Jack Cheese [4.5 oz]: 5.0
  • Horizon Organic Organic Cheese Minis, Mild Cheddar: 5.0
  • Organic Valley Snack Sticks, Medium Cheddar Cheese [4.5 oz]: 5.0
  • Great Value Sharp Cheddar Cheese: 5.0
  • Organic Valley Mozzarella Cheese, Mild & Creamy: 5.0
  • Organic Valley Mild Cheddar Deli Slices Cheese: 5.0
  • Organic Valley Organic American Singles Colby Style Cheese: 5.0
  • Horizon Organic Cheddar Shredded Cheese [6 oz]: 5.0
  • Horizon Organic Monterey Jack Shredded Cheese [6 oz]: 5.0
  • Horizon Shredded Mozzarella Cheese [6 oz]: 5.0
  • Kraft Organic Finely Shredded Cheddar Cheese, Mild White Cheddar: 5.0
  • Organic Valley Shredded Cheddar Cheese, Mild, Mild [6 oz]: 5.0
  • Organic Valley Shredded Mozzarella Cheese [6 oz]: 5.0
  • Organic Valley Stringles Organic Cheddar Cheese [6 oz]: 5.0
  • Organic Valley Stringles Stringles, Organic String Cheese: 5.0
  • Horizon Organic Organic Cheddar Cheese Shapes Cracker Cuts: 5.0
  • Horizon Organic Organic Cheese Bites, Cheddar [1 oz]: 5.0
  • Horizon Organic Organic Colby & Jack Cheese Bites [1 oz]: 5.0
  • Babybel Mini Gouda Semisoft Cheeses: 6.0
  •  Horizon Organic American Singles: 6.0
  • Borden Cheddar & Monterey Jack Sliced Cheese: 6.0
  • Kraft Colby Jack (Big Sliced Cheese); 6.0
  • Velveeta Velveeta Kraft, Velveeta, Cheese Slices, Original, Original: 6.0

Alternativas Veganas: Para hacer una selección segura y saludable de un queso vegano, debe verificar que los mismos no contengan aditivos, aceite de canola en exceso y que el arroz utilizado sea el de menor cantidad de arsénico como hemos escrito en la publicación anterior de arroz. Son una excelente alternativa nutricional y pueden ser utilizados desde el momento que hagamos la introducción de su ingrediente principal en la alimentación infantil. Les dejamos algunas de las alternativas en el mercado:

  • Daiya Medium Cheddar Style [7.1 oz]: 5.0
  • Daiya Monterey Jack Style [7.1 oz]: 5.0
  • Go Veggie Cheesy Bliss, American Style Vegan Singles: 5.0
  • Go Veggie Mozzarella Style Singles Pasteurized Process Cheese: 5.0
  • Go Veggie No Subbrand Cheesy Bliss, Mozzarella Style Shreds: 6.0
  • Daiya Cheddar Style Slices [7.8 oz]: 6.0

¡Continuémos una alimentación infantil sana, segura y saludable!

XOXO,

Pau

#BLWconPau #MiércolesdeBLWconPau #Paulatinamente #CronicasdeJM  #futurePeds #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionSpecialist #quesos

1Quesos recomendados

Sigue leyendo “Derivados Lácteos: Quesos”

Alimentación Complementaria, Pediatrics

Carbohidratos: Panes

El pan es otro alimento que es común en nuestra dieta. Inclusive, se presenta en diferentes formas y tamaños. Igual que en la publicación de cereales, debemos consumir aquellos panes sin harinas refinadas, mas bien integrales y si es posible, hasta germinados y que digan 100% trigo integral. Si no dice estos uno de estos dos términos como primer ingrediente, entonces el producto no es puro. Al ser un alimento denso en nutrientes y carbohidratos, su consumo debe ser moderado tanto para infantes, niños y adultos. El pan tiende a ser un alimento consumido en exceso por su fácil acceso y comercialización. Para prepararlo, se lleva a cabo un tipo de fermentación utilizando su ingredientes principales, la levadura y la harina. Mientras la harina le da el cuerpo a la masa, la levadura es la que permite que el mismo crezca. Según el tipo de manejo, es la fermentación y el tipo de resultado que tendremos con el pan. Por eso hay tantas variedades de panes desde el pan italiano, francés hasta el sourdough. Por tanto, nos dimos a la tarea de verificar ingredientes y la sub-clasificación de este alimento dependiendo del tipo de grano.

Clasificaciones:

1. Integral: Contiene mayor cantidad de vitaminas y minerales comparado con el pan blanco. Su preparación es lo más natural y simple posible y promociona la buena digestión debido a ser una excelente fuente de fibra. Es realizado con trigo rojo, el cual le da el tono al pan. Tiene un sabor más agrio y una textura más gruesa.

2. Integral blanco: Creado de granos integrales de igual manera que el integral regular, su diferencia es el tipo de trigo utilizado. El pan integral blanco es hecho de trigo blanco, que carece de color del salvado.

3. Germinado: (Ezequiel): Preparado con trigo integral y semillas germinadas o a punto de germinar y legumbre, haciendo este pan es alto en fibras y nutrientes. Al tener estos ingredientes, provee una variedad de nutrientes distintos a los demás tipos de panes que se realizan solo con trigo integral. La combinación de granos y legumbres hace que la proteína del grano germinado sea más completa, significando que contiene los 9 aminoácidos esenciales. Este pan tiene la menor cantidad de carbohidratos comparado con los demás. Por lo tanto, tiene menor influencia en el aumento del índice glicémico en sangre. El germinado aumenta la exposición a vitaminas antioxidantes como Vitamina C, E y beta-caroteno (Vitamina A). De igual manera, es una rica fuente de folato y de hierro. Es un bajo bajo en gluten haciéndolo más tolerable, aunque el germinado no elimina del todo el gluten por lo que un paciente con enfermedad celiaca o alergia al gluten debe ser cuidadoso si lo consume y hasta evitarlo. En caso de una alergia como esta, la persona debe consumir productos a base de arroz, maíz y quinoa.

4. Multigrano: Preparado con varios tipos de granos de cereal en una masa integral, este pan es el más saludable por proveer mayor cantidad de fibra para ayudar a la salud digestiva. Se prepara con el conjunto de harina de centeno o blanca en su forma más pura. Se convierte en multigrano al añadir germinados, partículas de vegetales, nueces, semillas, frutas, especias, partes integrales del trigo, avena, maíz, arroz, cebada, gluten, miel y sólidos de leche sin grasa como alguno de sus ingredientes. Esto dependerá del tipo de pan multigrano que se seleccione, pues se subdivide en pan multigrano grueso o ligero dependiendo dichos ingredientes. El multigrano grueso tiene mayor contenido de granos, menor volumen y una textura más densa mientras que el pan multigrano ligero es similar al pan blanco con menor contenido de granos, avena u otro tipo de trigo.

5. De centeno (rye bread): Este tipo de pan ha sido producido alrededor del mundo por siglos y ha ganado popularidad por si sabor distintivo, su densidad y sensación fibrosa de sus migas. La harina de centeno difiere grandemente de la harina de trigo debido a que su proteína no forma gluten. Esto le brinda más fuerza a la masa o volumen del pan. Puede ser un pan con harina de centeno leve, media u oscura al igual que los copos de centeno y el centeno rajado también están disponibles. Este tipo de pan causa un aumento menor de glucosa en sangre que el pan integral, por lo que es de excelente calidad.

6. Pan Blanco: Clasificado como un pan que utiliza el centro del grano de trigo, es un pan completamente procesado que utiliza harinas refinadas, azúcares y sales añadidas, harinas vegetales, entre otros ingredientes para su creación. Es un pan que tiene que ser fortificado con más ingredientes una vez se prepara, ya que al ser completamente procesado pierde la mayoría de sus vitaminas y minerales naturales. Por tanto, es un pan que debe limitarse aún más su consumo.

Pueden observar que no hemos incluido marcas locales debido a que no se consigue información sobre sus nutrientes en la página de Environmental Working Group, a excepción del pan Holsum que está sí clasificado. Les invitamos a verificar y comparar ingredientes con las marcas recomendadas para saber si el consumo es recomendado. Con la información antes escrita, es bastante sencillo saberlo.

Screen Shot 2018-08-18 at 9.09.20 PM
Fuente: EWG.org. 2018

 

¿Cuánto pan debe comer mi bebé o toddler diariamente?

Un infante y toddler necesita una alimentación variada para que sea saludable. Diariamente se recomienda el consumo de diferentes carbohidratos, incluyendo el pan. Para infantes, se recomienda 1/4 de rebanada de pan. Para un toddler, podemos brindar de 1/4-1/2 de rebanada de pan diaria. La publicación anterior sobre los carbohidratos es esencial para entender sus beneficios de este macronutriente. Puedes leerla haciendo click aquí.

 

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #Pastas #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

Panes Recomendados

Sigue leyendo “Carbohidratos: Panes”

Pediatrics

Échale sazón

Anteriormente hablamos de cítricos y mencionamos las especias para introducirlas. Pero, ¿cómo lo hacemos y cuáles son permitidas? Si seguimos la guía de introducción de alimentación complementaria, una vez haya pasado la prueba de algunos alimentos, podemos comenzar la introducción de especias y hierbas aromáticas frescas. Y digo frescas de ser posible, pues muchas personas compran y las almacenan en la alacena para usarlas meses más tarde sin rotarlas. Para adultos es una opción, aunque pierden ciertas propiedades, pero para bebés debemos ser más cautelosos, pues su almacenamiento por largo tiempo puede influenciar en que caigan patógenos, que al bebé consumirlos, causen alguna enfermedad. De igual manera, seguimos la regla de los 3-5 días de prueba para su introducción, especialmente con aquellas que son un poco más fuertes.

Consideramos hierbas aromáticas aquellas que son hojas fragantes de alguna planta o árbol y las especias son aquellas que provienen partes duras como semillas, cortezas o raíces de plantas como verás en la siguiente lista:

Especias (1)

Las hierbas y especias no solo sirven para dar color o sabor, sino que muchas de ellas tienen propiedades curativas y preventivas. Describiré las propiedades de algunas.

  • Canela: se considera un potencial antioxidante, anti-inflamatorio, anti-microbial, estimulador del sistema inmune y posible protector contra cáncer y enfermedades cardiovasculares.
  • Cardamomo (Cardamom): incluido como protector gástrico, promueve el control del colesterol y ayuda a la circulación. Ha sido utilizado para manejar vómitos y náuseas luego de una cirugía al igual que inapetencia.
  • Cúrcuma (Tumeric): anti-inflamatorio y antioxidante que neutraliza los radicales libres y estimula las enzimas naturales para combatirlos.
  • Ajo (Garlic): Al contener manganeso, vitamina B6, Vitamina C, selenio y fibra, se considera tremendamente nutritivo. Estos nutrientes ayudan a combatir enfermedades respiratorias y catarros comunes al igual que puede ayudar a reducir la presión arterial alta y el colesterol, entre otros beneficios.
  • Jengibre (Ginger): ayuda a la digestión, reduce las náuseas y contribuye a combatir enfermedades respiratorias y el catarro común. De la misma forma, tiene propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes. Para adultos, tiene muchísimos más beneficios. Busca las referencias al final de la publicación.
  • Salvia (Sage): además de propiedades anti-inflamatorias, se habla que la salvia puede aumentar la concentración y la memoria. A pesar de tener poca evidencia científica debido a la población estudiada (solo 30 casos), este estudio da potencial a más investigaciones en el tema.

 

Importante recalcar que no incluyo la nuez moscada (Nutmeg) y el anís estrellado por tener potencial neurotóxico para bebés aún en cantidades pequeñas. Cada padre y/o cuidador debe estar pendiente de los signos y síntomas de intolerancia y alergias. Aunque las hierbas y especias tienen un bajo potencial de crear una alergia alimentaria, siempre debemos tomarlas en cuenta como un posible causante y mayormente de intolerancias. Las semillas de sesame según la Academia Americana de Alergistas e Inmunología (AAAAI), se considera la especia con mayor potencial para producir una reacción alérgica y debe tomarse en cuenta que muchas veces está en las mezclas de las especias múltiples de los envases de condimentos. En caso de alergia, debe ser eliminada de la dieta. Refiérase a las publicación anterior para diferenciar una alergia de una intolerancia (click aquí).

Ahora que sabes que podemos echarle sazón a la comida de bebé, cuéntame con cual piensas comenzar o si ya comenzaste y con cuál. Quédate pendiente que el próximo miércoles hablaremos de toddlers y su crisis de no querer comer.

XOXO,

Pau

“Que tu medicina sea tu alimento y tu alimento sea tu medicina” Hipócrates

#BLWconPau #Paulatinamente #ASI #AlimentacionSeguraInfantil #ConsejitosdePau #NutricionalDia #FuturePeds #MetamorfosisProfesional #HierbasyEspecias #HippocraticOath #PorelIBCLC #ChildNutritionspecialist #EchaleSazon #AprendiendodeSabores

Sigue leyendo “Échale sazón”

Pediatrics

Aprendiendo de Sabores

¿Cómo aprendemos de sabores?

Aprender de “sabores“ involucra 3 sistemas sensoriales distintivos: gusto, olfato y sabor por sus nervios específicos. Aunque no consideramos la vista y la audición directamente para aprender de sabores, si es importante en la percepción y selección de alimentos. Hay un dicho que dice “ La comida entra por los ojos” y así mismo es. Se activan las glándulas que producen la saliva tan pronto vemos el alimento. Aparecen en la octava semana de gestación y cuando el bebé comienza a tragar líquido amniótico, alrededor de la semana 12, comienzan a estimularse los receptores del gusto. Es por esto que todo lo que consume mamá durante el embarazo, bebé va asociando los sabores y al lactar, muchas veces influye en los gustos de bebé.

Contamos con la facilidad de percibir 5 sabores distintos: dulce, salado, amargo, agridulce y umami (algo delicioso). Aprendemos a apreciar lo salado a partir de los 4 meses y va en aumento a los 2 años. Por la leche materna o la fórmula ser dulce, se rumora que aceptamos los alimentos dulces con más facilidad más temprano. Desde el nacimiento, venimos programados a rechazar cualquier alimento que resulte agrio. Genéticamente, asociamos lo agrio con veneno o algo tóxico. Al pasar el tiempo y seguir probando lo agrio, le agarramos el gustito, pero esto ocurre ya pasado los primeros 12 meses de vida.

El conjunto de papilas gustativas y botones gustativos hace que aceptemos unos alimentos más que otros y tengamos preferencias. Las papilas gustativas más numerosas son las filiformes, que tienen como función probar la textura del alimento en vez de los sabores. Cada niño es distinto y su asociación y preferencia será única, pero por lo general aceptan los alimentos dulces, umami o un poco salados (entre los 10-14 meses de edad) de manera natural. Esto no significa que le vamos a condimentar el alimento antes del año. El sabor va desarrollándose poco a poco. Llevemos los niños al paso. Lo que para nosotros es insípido, para ellos es una delicia en lo que su sentido se desarrolla.

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #BLWconPau #ConsejitosdePau #MetamorfosisProfesional #FuturePeds #PorelIBCLC #ChildNutritionist #EvidenceBasesMedicine #ASI #AlimentacionSeguraInfantil

 

Referencias:
https://www.bebesymas.com/r…/el-sentido-del-gusto-en-el-bebe
http://emedicine.medscape.com/article/1948599-overview
https://www.uv.mx/cienciauv/blog/la-quimica-del-sabor/
http://kidshealth.org/es/kids/taste-buds-esp.html