Alimentación Complementaria

Riesgos de las probaditas: un paseo en la historia

Las señales para comenzar alimentación complementaria fueron establecidas para prevenir complicaciones a corto y largo plazo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) las estableció en el año 2001 luego de un consenso de las prácticas alimentarias adecuadas y de orientaciones para llevar a cabo estos cambios. Entre las investigaciones hechas para llegar a este contexto, se evaluaron los beneficios de la lactancia humana exclusiva hasta los 6 meses al igual que la evolución de cambios sobre las recomendaciones en alimentación infantil. La OMS utiliza dicho término para especificar lactados con leche humana al igual que leche sucedánea, como lo es la fórmula infantil. Al establecer dichos parámetros, se reafirma la importancia del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, donde se protege la leche humana como alimento principal y óptimo para el infante al igual que se rige la comercialización de fórmulas infantiles y alimentos comercializados para el infante. El Código abarca muchos más detalles para proteger la salud infantil, pero nos concentraremos hoy en los riesgos de la alimentación complementaria antes de los 6 meses.

La Academia Americana de Pediatría habla de los siguientes riesgos:

  • Gastritis y reflujo
  • Infecciones gastrointestinales y respiratorias como Bronquiolitis y Virus Respiratorio Sincitial (VRS)
  • Broncoaspiración
  • Asfixia (causando muerte)
  • Obesidad mórbida infantil y a largo plazo
  • Daño renal y hepático por la inmadurez de ambos sistemas que continúan en crecimiento y desarrollo
  • Anemias por deficiencias nutricionales, en especial por deficiencias de hierro.

Por otro lado, la Organización Mundial (OMS) en su Manual “La alimentación del lactante y del niño pequeño” describe los siguientes riesgos cuando se comienza alimentos complementarios de forma temprana:

  • Reeemplaza la lactancia, provocando que el niño no alcance sus requerimientos nutricionales
  • Da como resultado una dieta baja en nutrientes si estos alimentos son diluidos, como suelen ser sopas aguadas y papillas no espesas, ya que son más difíciles de comer.
  • Incrementa el riesgo de enfermedades, debido a que se reduce el aporte de los factores protectores de la leche humana.
  • Incrementa el riesgo de padecer diarrea, debido a que los alimentos complementarios pueden estar sucios o no son tan fáciles de digerir como la leche humana.
  • Incrementa el riesgo de sibilancias/asma o de otras condiciones alérgicas, debido a que el bebé aún no puede digerir ni absorber bien las proteínas no humanas.
  • Incrementa el riesgo de la madre o criador hacia otro embarazo si la lactancia es menor frecuente.

La evolución en las guías de alimentación complementaria ha dado cambios drásticos al pasar el tiempo. En 1900-1954, se le brindaba alimentación complementaria a partir del año de edad debido a que se creía que se le hacía daño al infante si de brindaban otro alimento que no fuera leche. Aún así, se pueden leer publicaciones del 1920 donde se indica comenzar a darle carnes trituradas e hígado en puré o sopas desde las 2 semanas de nacido  seguido por las probaditas del cereal de bebé al igual que comenzar con la introducción de vegetales desde los 6-9 meses.

Screen Shot 2018-10-14 at 4.37.15 PM
Recomendaciones alimentarias en los años mencionados.

En el 1954 se desarrolla el Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría. Este comité estableció alianzas con científicos y administradores de agencias gubernamentales al igual que la industria de alimentación infantil que se había desarrollado en dicha época para los purés y las primeras fórmulas infantiles. Luego, en 1958 se determina que, evaluando el desarrollo del sistema digestivo y neuromuscular, el crecimiento de cada infante y el nivel de actividad física eran mejores señales para identificar cuando comenzar. En ese instante, establecen que no había beneficio alguno para comenzar alimentos complementarios antes de los 3-4 meses.

Para la época del 1979-2014, se establece que para infantes sanos que tenían la habilidad de tragar para los 4-5 meses y la destreza de diferenciar entre hambre y saciedad para los 5-6 meses y que se debía tomar en consideración el desarrollo más que todo. Desde el 2014 se toma en consideración con más ímpetu el desarrollo del infante y se reestablece como prioridad para una protección de la lactancia humana al igual que el desarrollo infantil.

Screen Shot 2018-10-14 at 4.59.13 PM
Señales de desarrollo y la evolución

Y entonces, ¿de dónde salió que se le puede dar cereal en la botella? 

Como ves en la cronología arriba, la idea comenzó cuando entró la industria de alimentos para bebés a temprana edad. Se creía que, al espesar la leche, el infante estaba más satisfecho y dormiría más plácido. Realmente lo que ocurre es un tipo de sueño profundo por sobrealimentación y esto provoca que los reflejos de saciedad y alerta se reduzcan tanto que no hay forma de reaccionar. Comparemos esto a cuando tenemos la cena de Acción de Gracias o en un gran fiesta donde el adulto come sin parar y luego tiene demasiado sueño para continuar disfrutando, tanto, que se duerme en cualquier esquina. Dicho efecto pone en riesgo de un atragantamiento si el infante elimina un buche o vomita. No reaccionará de la misma manera por no estar 100% alerta. Realmente el proceso del cambio en el patrón de sueño se debe a la madurez neurológica y va evolucionando según el niño crezca como hemos descrito en la publicación de Sueño Infantil.

Por otro lado, al promover la sobrealimentación, también promueve por consiguiente la obesidad infantil. La Academia Americana de Pediatría habla que el sistema digestivo del infante no está apto para procesar cereales o alimentos hasta la edad de 6 meses y por lo tanto, si se desea introducir, el mismo debe ser en cuchara para evitar el riesgo de atragantamientos o asfixia. También mencionan que la introducción temprana del mismo expone al infante en un mayor riesgo de alergias alimentarias. Esto se toma en consideración en infantes sanos y sin ninguna patología que impida la absorción de nutrientes.

Es por esto que, personas criadas y que criaron durante éstas épocas aún creen que se le puede dar probaditas o cereal a un niño sin dificultades. Por tanto, como padres, madres y cuidadores actualizados en la última información, debemos llevarles al paso rompiendo la barrera generacional para que comprendan los avances científicos. Ellos conocen una verdad y es la que se les brindó durante su proceso de crianza. Integrarlos en el proceso y ayudarles a entender promueve la buena comunicación al igual que se sienten incluidos en la crianza del infante. No les apartes del conocimiento, pues muchos están dispuestos a leer y reaprender. Lo importante es hacer la introducción según el desarrollo del infante, pero tampoco retrasarlo demasiado. Hablaremos de este último tema en la próxima publicación.

1

XOXO,

Pau

#Paulatinamente #ConsejitosdePau #BLWconPau #KeepDreamingbyPaulette #FuturePeds #IYCFS #Veganismo #Vegetarianismo #BLW #babyledweaning #pures #alimentacionautorregulada #alimentacioninfantil #trozos #porelIBCLC #blwCertified

Sigue leyendo “Riesgos de las probaditas: un paseo en la historia”

Pediatrics

Individualidad Motriz: Desarrollo Columnar y Sentarse

La oportunidad de observar el desarrollo infantil con objetividad e individualidad permite abiertamente una ampliación de conocimiento y sobretodo, evaluar a nuestros niños en libre movimiento. Durante las pasadas semanas he estado en comunicación con la Dra. Glory Serrano hablando de distintos temas y la preocupación que ambas en cuanto al crecimiento, desarrollo y la introducción de alimentación complementaria de manera tardía debido a la creencia popular de que los bebés solo se sientan de una sola forma. Decidimos darnos a la tarea de documentar en conjunto detalles sobre el desarollo motor, en especial las maneras de un bebé sentarse. Pero antes de discutirla, es meritorio reconocer el desarollo de la columna vertebral.

Desarrollo de la Columna Vertebral

baby-spine1
Foto tomada de http://www.truehealthct.com/2012/baby-carriers-good-for-spine/

Observemos la foto de arriba detenidamente. El desarrollo de la columna vertebral se da por etapas. El tiempo boca abajo (“tummy time”) contribuye a fortalecer los músculos que sostienen la columna vertebral. Observemos que al nacer la columna vertebral comienza en forma de C. Se va fortaleciendo con los movimientos libres y el crecimiento. Una vez llegamos a la segunda curvatura, bebé aguanta la cabeza sin problemas y comienzan los movimientos de voltearse con facilidad. De ahí, seguimos a la fase de querer sentarse con ayuda, lo cual no se debe forzar y solo sostenerlo para permitir espacio entre cada disco intervertebral a cumplir su función de acolchonamiento. Una vez bebé se sienta solo, la columna vertebral ha tomado la postura de la figura 3. Al pararse solo (figura 4) es porque su columna ya tolera el peso, hay control del punto axial (centro) del cuerpo  Pero el desarrollo no culmina ahí, pues las vertebras se fusionan y terminan de tomar las curvaturas alrededor de los 4 años. Pero volvamos al tema principal, sentarse. Las figuras 2 y 3 son esenciales para que el bebé logre sentarse.

 

diagram
Imagen tomada de https://wellroundedny.com/baby-gear-safe/

¿Cuándo se sientan los bebés?

Se considera que un bebé ha aprendido a sentarse completamente por sí solo cuando es capaz de mantenerse sentado, pero para llegar a este punto, un infante tiene que ganar fuerza en su musculatura y aprender a controlar su cuerpo. Conseguir mantener esta postura por sí solo supone conseguir controlar su cuerpo en contra de la gravedad en una posición diferente a la que ha podido hacerlo los primeros meses de vida. El sentarse le permite poder observar su entorno desde una perspectiva diferente y poder explorar y manipular objetos de manera más funcional y les permite comenzar a comer alimentos. Desde el principio el infante debe pasar tiempo boca abajo.

Es habitual que muchos bebés se sienten hacia los 6-7 meses, algunos lo logran para los 8 a 9 meses. Siempre es bueno la evaluación del pediatra para observar los aspectos del desarrollo motor grueso. Por eso no se debe tener prisa en sentar a los bebés, porque precisan de tiempo. Por eso es importante que cuando sentemos a un bebé, nos fijemos mucho en cómo lo hacemos y en la posición que el infante adopta. Si al poner al infante sentado vemos que mantiene la cabeza inclinada o la espalda queda curvada entonces debemos pensar que aún no está preparado, y que es mejor que por el momento no sentarle.

¿Cómo estimular al bebé a sentarse?

No importa si tu bebé se sienta sin ayuda o utiliza el apoyo que le puede ofrecer un cojín o una almohada. Cuando el bebé esté sentado, aprovecha esos momentos para disfrutar jugando con él, al mismo tiempo que lo estimulas. ¿Cómo?  Colócales a diferentes distancias, distintos objetos que el pequeño pueda manipular sin peligro, tratando de que los mismos posean diferentes formas y texturas. A medida que el bebé los alcance y juegue con ellos, puedes decirles los nombres de los objetos; cantarles y jugar con las distancias, acercándole y alejándole los objetos.

  

¿Como se sienta un bebé?

Los bebés se sientan desde diferentes posiciones. Entre las más comúnes están:

1.      Estando boca abajo, se coloca en posición de caballito y se sienta.

2.      Se agarran de alguna superficie hasta que se logran parar y luego se sientan.

3.      Se colocan de lado y se impulsan hasta sentarse.

4.      Algunos bebés no se sientan solos, pero cuando el adulto lo coloca en posición sentado su cabeza y tronco se mantienen en posición recta.

Hay diferentes maneras para que un bebé se siente, lo importante es que cuando se siente pueda mantener su cuerpo en forma erecta y pueda utilizar sus manos libremente. Si el bebé requiere tener sus manos todo el tiempo apoyadas al frente o los lados para sostenerse, entonces no esta preparado para permanecer sentado. Lo importante es reconocer su manera particular y asegurar que su desarrollo motor vaya acorde a su edad. De lo contrario, es importante consultar al pediatra para descartar algún retraso motor si bebé no se ha sentado o se mantiene sentado entre los 8-10 meses.

A continuación unos videos de Pathways.org hablando sobre el desarrollo motor y las maneras de sentarse:

¡Permite el movimiento libre!

Colaboración de:

Paulette M. Vélez, MD, IYCFS, (Pau-latinamente)

Glory Serrano, MD (Pediatra): https://www.facebook.com/dragloryserano/

Publicado el 16 de mayo de 2018

Revisado el 13 de septiembre de 2018

Sigue leyendo “Individualidad Motriz: Desarrollo Columnar y Sentarse”

Pediatrics

BLW o BLISS: ¿Diferencias?

El término Baby-Led introduction to SolidS o comúnmente conocido como BLISS nace luego de las investigaciones más a fondo sobre Baby-Led Weaning. En 2015, un equipo de científicos dedicados a evaluar si el BLW era un método práctico, veraz y seguro, ponen en a prueba su función, pero haciendo ciertas modificaciones. El BLISS se enfoca en los abastos de hierro que debe ingerir un infante con la alimentación complementaria siguiendo el mismo estándar de BLW, permitir que el niño coma solo.

Luego de esta investigación, los científicos le han dado mayor énfasis a ofrecer alimentos ricos en hierro intercalados con los demás para que dichos abastos sean absorbidos correctamente. El hierro para ser absorbido de forma apropiada debe estar acompañado de una fuente de vitamina C, quien contribuye a que el hierro pueda entrar de forma más rápida y con mayor capacidad al cuerpo humano. Por lo tanto, se recomienda combinar alimentos ricos en estos nutrientes en una misma comida. Así aumenta la biodisponibilidad de absorción.

¿Qué diferencia encuentro entre los dos términos?

En realidad, ninguna. Ambos tienen el mismo norte, permitir que el niño coma solo y aprenda. Sus bases son las mismas al igual que el modo de introducción. Simplemente el BLISS le da más enfoque a los alimentos ricos en hierro, por lo que el BLW se le debe hacer estas modificaciones de introducción para mantener los niveles de hemoglobina dentro del parámetro normal.  Al final de cuentas, los niños saben que necesitan de forma innata y seleccionan los alimentos que su cuerpo le apetece para tener los abastos necesarios para crecer y cumplir con una dieta balanceada. Por tanto, cuando hay alguna deficiencia, los niños tienden a escoger el mismo alimento por varios días, lo que conocemos por fijación por alimentos (food fads en inglés). Siempre y cuando sea un niño sano y saludable, no hay porque preocuparse.

¿Qué alimentos son ricos en hierro y en vitamina C?

Las Carnes rojas, especialmente el hígado, en las blancas y huevo. Son ricas en hierro. Los glóbulos rojos necesitan hierro para poder transportar oxígeno a todas las células del cuerpo. La falta de hierro en la sangre ocasiona anemia. También en legumbres, vegetales, cereales y germen de trigo lo encontramos. De la misma manera, interviene en la formación de hemoglobina y mioglobina, que son componentes esenciales para el cuerpo. Si no conoces los parámetros normales de hemoglobina para niños, puedes buscarlos en el siguiente enlace: https://paulatinamente3.wordpress.com/2017/09/13/antes-de-comenzar-blw/.

Por su parte la vitamina C la describimos en la siguiente imagen.

Vitaminas y beneficios

En conclusión, recomiendo que, una vez los alimentos hayan pasado la prueba de alergias, comencemos a combinar y añadir variedad al plato de bebé en cada comida. Si tu niño tiene una hemoglobina menor de 10 g/dl, comienza a ofrecer más a menudo estos alimentos antes mencionados. No siempre es necesario darles suplementos vitamínicos.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones”

#paulatinamente #CronicasdeJM #consejitosdePau #BLWconPau #futurePeds #MetamorfosisProfesional #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #ASI #AlimentaciónSeguraInfantil #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionist

Referencias:

Basulto, J. Se me hace Bola. DeBosillo. 2014.

Daniel, L. et. al. 2015. Baby-Led Introduction to SolidS (BLISS) study: a randomised controlled trial of a baby-led approach to complementary feeding. Recovered on August 10, 2017 from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4643507/

Gonzalez, C. 2016. Mi niño no me come. Editorial Planeta, S.A. Pages 67, 127.

Rapley, G. et. al. 2010. Baby-Led Weaning. The Essential Guide to Introducing Solid Foods and Helping Your Baby tp Grow Up a Happy and Confident Eater. The Experiment, LLC. Pages 55

Pediatrics

¿Y si doy puré?

Hay padres que desconocen lo que es BLW y dan por sentado que el puré es la única opción de alimentar a un infante cuando ya tiene 6 meses. Muchos profesionales de la Salud aún no están del todo empapados sobre cómo y cuándo hacer la transición de forma apropiada a trozos. Por lo que estaremos discutiendo sobre los purés y la transición a trozos de forma más amplia.

Muchos infantes tienen una rápida aceptación de los purés, mientras que otros demuestran claramente desde el comienzo su habilidad por comer solos. En esto influye grandemente las señales para comenzar alimentación complementaria. Por tradición, pensamos que tan pronto cumple 6 meses de vida tenemos que comenzar “comiditas” para abastecer su hambre. Realmente sigue siendo la leche (humana o fórmula) su sustento alimentario principal y lo que damos adicional será para que el infante aprenda que hay otras formas de alimentarse. No será hasta su primer año de vida que la comida pasará a primer plano para ser su fuente energética principal. Por lo que sí podemos esperar a que esté completamente listo y cumpliendo todas las señales. Muchos se asustan por pensar en que sus abastos de hierro no serán suficientes si esperamos, pero los mismos no desaparecen de la noche a la mañana, sino paulatinamente.

En los pasados años hemos visto más estudios sobre alimentación infantil, pero los mismos no son suficientes para dar datos más conclusos. Lo que sí se ha podido comprobar, y lo recalca Gill Rapley en su libro sobre BLW, es la diferencia de nutrientes entre el puré y la forma natural del alimento. Triturar o majar el alimento, en especial las frutas y vegetales, puede destruir una mayor cantidad de nutrientes. En alimentos ricos ej vitamina C, por ejemplo, la misma se encuentra en la capa externa del alimento y al cortarlo o triturarlo, se pierde gran cantidad de vitamina C.

A su vez, como hemos mencionada en veces anteriores, el puré no permite un aprendizaje más extenso. El niño sólo reconoce una textura blanda, pero no logra diferenciar ni experimentar el sabor realmente. La realidad es que tarde o temprano el infante necesita hacer la transición a trozos y nuevas texturas para que refuerce el aprendizaje y los movimientos de masticación. Retrasar el cambio puede provocar que estos aprendizajes también se retrasen.

Actualmente se recomienda que si comenzaron dando purés o majados, la transición a trozos se haga a partir de los 8 meses de edad y darle espacio para que coma por sí solo. Claro, esto depende de cuando cumplió todas las señales y comenzamos el proceso. Por tal razón, esto permite que el niño aprenda la importancia del tamaño del alimento para que él/ella detemine si puede o no marticarlo y deglutirlo sin arcadas. Tomar el alimento con las manos, como hemos mencionado en publicaciones anteriores, es parte de las fases de aprendizaje. La niña evalúa si el alimento le interesa para luego llevárselo a la boca y probarlo. Mientras más temprano se haga la transición a trozos, menos probabilidad de aumentar el riesgo de crear un niño mañoso con la comida. Mientras más temprano del año se haga la transición, más oportunidades de aprendizaje habrá tanto para los padres como para el infante. La clave está en confiar, ofrecer y ver como su hijo/a sí sabe lo que necesita al igual que nunca obligar a comer. Si no quiere ahora es porque no tiene hambre. Puede volver a ofrecer más tarde.

¿Estás listo/a para hacer la transición? Déjame guiarte por mensaje privado.

XOXO,
Pau

#Paulatinamente #BLWconPau #ConsejitosdePau #MetamorfosisProfesional #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutritionist #KeepDreamingbyPaulette #DreamitDoit #FuturePeds #EvidencebasedMedicine.

Referencias:

Connecticut State Department of Education. 2008. Guidelines for Feeding and Swallowing. Pages 3-5

Gonzalez, C. 2016. Mi niño no me come. Editorial Planeta, S.A. Pages 67, 127.

Rapley, G. et. al. 2010. Baby-Led Weaning. The Essential Guide to Introducing Solid Foods and Helping Your Baby tp Grow Up a Happy and Confident Eater. The Experiment, LLC. Pages 55

#blw, Alimentación Complementaria, Blogger, Medical Student, Medicine, Motherhood, Pediatrics

Antes de comenzar BLW

Empecemos lo bueno. Somos muchas las que nos gusta el término Baby Led Weaning y su filosofía. Pero, ¿realmente sabemos de que se trata del todo? Vamos a ver. He estado leyendo libros y publicaciones de Gill Rapley y el Dr. Carlos González. Definitivamente hay muchos detalles que yo no conocía o estaba usando de forma errónea. Detallemos algunos:

  • BLW no es una práctica nueva, pero la terminología médica en su connotación sí lo es. Como menciona el Dr. Carlos González en este live (click aquí), desde mucho antes del siglo XX, los purés no existían y las batidoras tampoco. Por lo que nuestros antepasados le daban a sus hijos los alimentos cortados en trozos o majados con consistencia y el bebé hacía lo propio por instinto: comer solo.
  • La autoregulación y fases alimentarias: Muchas personas piensan que la autorregulación alimentaria va más allá. Un niño que autorregula su alimentación a través de BLW, es un niño que juega con la comida. Hay un dicho que dice: “La comida entra por los ojos.” Pues de la misma manera que a un adulto sus glándulas salivares se activan con mirar alimentos, un bebé aprendiendo a comer también le sucede. Las fases incluyen: ver, tocar y luego probar llevándoselo a la boca. No todos los niños lo hacen el mismo día y no siempre es con el mismo alimento. Con paciencia y amor se le lleva poco a poco. La clave está en seguir ofreciendo, pues puede tardar hasta 15 veces en aceptar el mismo alimento (Hendricks, et al. 2006). Por lo tanto, que le den el alimento en cuchara y bebé también tome trozos no es BLW. Se pierde la autorregulación. Esto es un detalle que sucede con la familia. Ver video en mi fan page:  https://www.facebook.com/paulatinamente3/videos/vb.263240954176984/276430756191337/?type=2&theater&notif_t=scheduled_post_published&notif_id=1505512805265581
  • Los términos de transición de puré a BLW y BLW mixto no son reales: La realidad es que muchas personas usan el término BLW luego de dar puré. Según Gill Rapley y otros profesionales, esto sigue siendo alimentación complementaria tradicional en donde le damos el alimento con cuchara a bebé. La misma sigue el patrón de comenzar en puré e ir cambiando las consistencias una vez bebé va creciendo. Esto es lo que llaman alimentación por etapas y por lo que se rigen los puré comercializados. BLW se detalla como el comienzo de alimentación complementaria desde cero con trozos. De mi parte, seguiremos usando el término transición a trozos para poder ayudarles y no confundir más las definiciones. Recordando que la transición en algunos bebés puede tardar, así que no se estrese. Sí, un practicante de BLW en algún momento comerá majados, pero será autorregulándose. Por otro lado, BLW Mixto le llaman cuando el niño come solo y también alguien lo alimenta con la cuchara, por lo que volvemos a perder la autorregulación.
  • La cuchara no es necesaria y tampoco es enemiga de BLW: Si bien es cierto que BLW se refiere a explorar y seguir las fases de ver, tocar y probar, la cuchara formará parte esencial de la vida de bebé en el futuro. Desde el comienzo de alimentación complementaria debemos poner la cuchara en la mesa para que bebé se familiarice con ella. Aún así, no esperes un dominio de la misma. Los bebés no tienen preferencia de mano dominante,  pues su cerebro continúa en un crecimiento exponencial y viene a completar la lateralidad (lado dominante del cerebro) y señales de predominancia hasta los 3-4 años de edad. A pesar de que BLW se centra en los trozos y la comida tal como lo sirve la familia, si podemos hacer cucharadas llenas (loaded spoonfuls) para alimentos como la avena, arroz, farina o yogurt. Al llenar la cuchara, bebé la toma en su mano y se la lleva a la boca de la misma forma que haría con algún trozo. La idea es mantener la autorregulación y autonomía, no dar un paso atrás con el Tren del Sabor o el Avioncito. Sinceramente no es necesario subestimar la capacidad de bebé para alimentarse. La mayoría preferirá seguir usando las manos. BLW es la norma como hemos dicho antes en el punto #1.
  • BLW no tiene más riesgos de atragantamiento que el puré: La Academia Americana de Pediatría (AAP) confirma que Baby-Led Weaning no tiene más riesgos de atragantamiento que dar puré. Un niño en puré también puede atragantarse al igual que tomando solo leche. Lo esencial al practicar BLW es conocer la diferencia entre arcada y atragantamiento (AAP. 2016).
  • Al principio harán arcadas y pueden vomitar: Muchos padres no conocen que el centro de reflejo de vómito está en el mismo medio de la lengua. Este reflejo es para evitar atragantamientos con artículos de mayor tamaño que la circunferencia de la boca. La mayoría de los niños han hecho arcadas desde mucho antes de comenzar alimentación complementaria. Inclusive, un bebé lactado va aprendiendo a manejarlas desde que comienza a lactar. Al llevarse el pezón a la parte posterior de la boca, le permite aprender sus límites. Mientras tanto, un bebé que toma en biberón exclusivamente, si el mismo no tiene una mamadera larga y estrecha que simule el pezón, aprenderá más tarde a manejar las arcadas. Estaré discutiendo estos detalles más adelante.
  • No todos los bebés y padres estarán listos para BLW: Como madre puedo decirles que se reciben muchos comentarios por desconocimiento a este tipo de práctica. Como profesional puedo decirles que es necesario instruir a la familia sobre la decisión y sobretodo prepararlos para las arcadas que no vayan a pensar que el niño se está ahogando. Con miedo no se puede practicar BLW, pues ese miedo se le transmite al bebé y el proceso no es efectivo. Como bien lo habla la Dra. Susej Fernández en sus videos (click aquí), es el primer paso que debemos sobrepasar para un BLW efectivo. De igual manera, habrán bebés que por otras circunstancias no tendrán la capacidad de practicar BLW y tendrán que hacer la transición a trozos más tarde. Si es tu caso, quédate pendiente que próximamente publicaré sobre el tema.
  • Los profesionales de Salud son esenciales para un BLW exitoso: Es sumamente importante que los Profesionales de la Salud aprendan sobre esta práctica. La realidad es que, con el poco tiempo que nos dan, las clases de educación continua muchas veces se dirigen a lo más “importante” y no lo más al día. A los padres les puedo decir que es fuerte poder estar al día todo el tiempo cuando el profesional trabaja sobre 80 horas a la semana tanto en oficina como en el hospital. De eso les puede contar mis colegas en el campo de la Pediatría. El restante del tiempo hay que dedicarlo a su familia y a descansar cuando están postguardia. Así que si un pediatra o profesional de la salud le está brindando servicio y no sabe a lo que usted se refiere cuando le habla sobre BLW, no se moleste y háblele con documentación de forma humilde. Por eso escribo con los enlaces a los estudios clínicos. Seamos proactivos y colaboremos. Al final de cuentas, el resultado es un bebé sano y unos padres informados.  Estoy orgullosa de aquellos profesionales de Salud que se alegran que los padres llevan a cabo esta práctica desde día uno, que respetan que el bebé cumpla las señales a cabalidad antes de comenzar y apoyan las desiciones informadas de cada padre. Exhorto a otros profesionales de la Salud a indagar, preguntar y sobretodo, abrir su mente a Baby Led Weaning para que sea lo que siempre fue, la norma en Alimentación Complementaria como lo era antes del siglo XIX.
  • La hemoglobina y el peso: Este es uno de los mayores temores de los padres. Las curvas de crecimiento son una guía para saber como va el progreso de bebé. Las mismas existen para vigilar que el bebé vaya creciendo de forma exponencial, por lo que la curva parecerá una parábola. Lo importante no siempre es la percentila, sino que se mantengan aumentando de peso de forma estable. Aún así, es importante reconocer que habrá momentos en el que niño se puede estancar de peso. Mayormente ocurre cuando se enferman. Consulte su pediatra o gastroenterólogo pediátrico para discutir sobre la curva y vea este video (click aquí). En el caso de la hemoglobina, es importante reconocer que hay una diferencia entre bebés lactados y bebés que toman fórmula. La fórmula contiene mayor cantidad de hierro que la leche humana, por lo que muchos se asustan cuando a bebé se le hace una prueba de sangre. Les dejo la tabla actualizada de los niveles de hemoglobina en infantes (Medscape. 2017).
  • hemoglobina
  • La interpretación de esta tabla se hace dejando como guía el número seguido por la palabra “media”. Este es el punto de referencia. Lo que implica el -2SD es dos numéros por debajo de la media para mantenerse en parámetro normal. Si su bebé está por debajo o por encima, consulte con su proveedor de salud. La tabla no sustituye una consulta médica.
  • Artículos importantes: El más importante es una silla de comer apropiada que tenga los requerimientos para ser segura. Discutiremos el tema más adelante en una publicación aparte.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones”

#paulatinamente #CronicasdeJM #consejitosdePau #BLWconPau #futurePeds #MetamorfosisProfesional #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutricionist

Referencias:

Academia Americana de Pediatría (AAP). Baby-Led Weaning Does Not Increase Choking Risk When Modified for Safety. 2016. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de https://www.healthychildren.org/English/news/Pages/Baby-Led-Weaning-Does-Not-Increase-Choking-Risk-When-Modified-for-Safety.aspx

Fernandez, S. 10 Razones por las que el Baby Led Weaning NO TE FUNCIONA. 2017. Recuperado el  2 de septimebre de 2017 de https://www.youtube.com/watch?v=-YE62AR04lw

Hendricks K, Briefel R, Novak T. Maternal and child characteristics associated with infant and toddler feeding practices. J Am Diet Assoc. 2006;106(1 Suppl 1):S135-148.

Rapley, G. Baby-led Weaning: The fuss-free way to introduce solid foods. 2008. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de http://www.rapleyweaning.com/

Leis Trabazo R. ¿Es el baby-led weaning un patrón recomendable? Evid Pediatr. 2017;13:27. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de http://www.evidenciasenpediatria.es/articulo/7066/es-el-baby-led-weaning-un-patron-recomendable

McCarthy, C. New study says that it’s safe to skip the spoon and let babies feed themselves. 2016. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de https://www.health.harvard.edu/blog/new-study-says-safe-skip-spoon-let-babies-feed-2016092010375

Stevens, E. et al. A History of Infant Feeding. 2009. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2684040/

WHO. Curvas por indicadores. 2017. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de http://www.who.int/childgrowth/standards/curvas_por_indicadores/en/

Yang Merritt, B. et al. Hemoglobin Concentration (Hb). 2014. Recuperado el 3 de septiembre de 2017 de http://emedicine.medscape.com/article/2085614-overview

#blw, Alimentación Complementaria, Blogger, Medical Student, Medicine, Motherhood, Pediatrics

¿Puré o BLW?

Ahora que conocen lo básico de alimentación complementaria, muchas padres se quedan un poco confundidos en qué forma de ofrecer el alimento es más beneficiosa. Por muchos años la introducción tradicional de alimentos con cuchara ha sido lo común. Pero hace más de 15 años que Gill Rapley, creadora del término Baby Led Weaning, observó la forma de los niños comer por sí solos una vez cumplen las señales para comenzar. Aunque este tipo de práctica no es nueva debido que nuestros antepasados no consumían puré, ha revolucionado la introducción a alimentación complementaria en los padres modernos. Veamos las diferencias básicas entre ambos (Rapley. 2015) (Rowell. 2011).

How To Make Birthdays Special From Afar (1)

La realidad es que cada familia debe tomar en cuenta los pro y contra de ambas técnicas. Las señales para comenzar son las mismas. Así que antes de comenzar, ponga en una balanza como será más conveniente para usted. Tome en cuenta si su bebé estará a cargo de otra persona mientras trabaja, hace diligencias o en alguna emergencia, por lo que muchos cuidadores que no saben de BLW, se sentirán con miedo a que algo suceda bajo su supervisión. En adición, hay circunstancias donde el puré tendrá mayor peso para niños con dificultades motrices y de deglución. Estos casos que son trabajados con un terapias de alimentación, se va graduando las texturas al paso del progreso que se logre.

¿Cómo comienzo?

La transición de leche exclusiva a alimentación complementaria debe ser gradual. Por lo tanto, las primeras veces bebé no consumirá mucho sin importar la forma de ofrecer el alimento. Vea la imagen para la cantidad de veces a ofrecer a diario (OMS. 2017).

2

Recordando que la leche humana o fórmula sigue siendo su alimentos principal, ofreceremos el alimento de la siguiente manera, sin importar si es introducción tradicional o BLW:
⁃ Toma de leche en la mañana. Esperas 20-30 minutos y ofreces el alimento.
⁃ Divide las onzas de leche si es en fórmula. De esta forma das leche antes y después de cada alimento.
⁃ Si es un bebé lactado con mamá, amamanta antes y después del alimento
⁃ Si se trata de un bebé lactado y se le está dando leche en botella o vasito entrenador, hacemos lo mismo que un bebé de fórmula. Dividimos las onzas para antes y después del alimento. De esta forma protegemos el banco de leche humana y no andamos desperdiciando.

¿En qué momento del día se debe ofrecer un alimento nuevo? ¿Qué hago en caso de alergia?

La recomendación general es hacer la introducción de un alimento nuevo solo en la mañana o en el almuerzo por 3-5 días (USDA. 2017). De esta forma, podemos vigilar si bebé desarrolla algún síntoma de intolerancia o alergia. Es de suma importancia discutir este detalle con su pediatra para estar listos en un caso de gravedad. Más adelante discutiremos las diferencias.

Si decido practicar BLW, ¿qué debo saber?

La semana que viene estaré discutiendo este detalle, pero desde ahora es recomendable que vaya anotando tus dudas al respecto. El mayor miedo es el riesgo de atragantamiento. Puedo adelantarte que no hay mayor riesgo que con puré. Puedes leer al respecto aquí: https://www.aap.org/en-us/about-the-aap/aap-press-room/pages/Baby-Wed-Weaning-Does-Not-Increase-Choking-Risk-When-Modified-for-Safety.aspx.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones”

#paulatinamente #CronicasdeJM #consejitosdePau #BLWconPau #futurePeds #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau #PorelIBCLC #ChildNutricionist

Sigue leyendo “¿Puré o BLW?”

#blw, Alimentación Complementaria, Blogger, Medical Student, Medicine, Motherhood, Pediatrics

Alimentación Complementaria

¿Qué es Alimentación Complementaria?

La alimentación complementaria (comúnmente conocido como Introducción a Sólidos) se define como el proceso que comienza cuando la leche materna por sí sola ya no es suficiente para satisfacer las necesidades nutricionales del lactante, y por tanto se necesita otros alimentos y líquidos, además de leche materna. La transición de la lactancia exclusivamente materna a los alimentos familiares, lo que se denomina alimentación complementaria, normalmente abarca el período que va de los 6 a los 24 meses de edad (OMS. 2017). Es decir, se va a complementar los nutrientes de la leche, la cual seguirá siendo el alimento principal de bebé hasta su primer año de vida. Lo mismo sucede con la fórmula, dictaminando la marca de los 6 meses como reducción de tomas de leche y comienzo de alimentación complementaria para luego del año no haya que dar otra leche que no sea leche humana.

¿Desde cuándo debo comenzar a educarme el en tema?

Como madre, Profesional de la Salud y amante de la Pediatría, recomiendo que cada padre comience a educarse en el tema de Alimentación Infantil desde el momento que nos enteramos del embarazo. Nueve meses de embarazo se van bastante rápido y educarse, tanto papá como mamá, permite que evitemos mitos y corrijamos información que pueda estar caducada. La Ciencia y la Medicina son cambiantes y es necesario tener un proveedor de salud que vaya educándose continuamente. De igual manera y con mucho amor, podemos educar a nuestros familiares poco a poco en el tema. Recordando siempre que no todos tendrán la disposición o verán la necesidad de modificar lo que conocen de años.  Lo ideal es que puedan seleccionar el pediatra desde mucho antes del niño nacer. Familiarizarse con sus ideales hará el proceso mucho más llevadero y les permitirá a los padres un grado mayor de confianza. Contacten el pediatra de tu selección para hacer una cita previa a tu parto y que te aclare dudas desde ya.

¿Qué debo preguntarle al pediatra sobre Nutrición?

La mayoría de los pediatras toman cursos de Nutrición básicos comenzando en la Escuela de Medicina y luego en su Residencia de Pediatría. Conocen como el cuerpo debe absorber los nutrientes y en general, que alimentos contiene qué vitaminas y minerales. El detalle proviene en que, muchas veces, los cursos de Nutrición General no son lo suficiente para la comprensión. Es por tal razón, que muchos Pediatras trabajan de la mano con un Nutricionista certificado en alimentación infantil . Aún así, podemos toparnos con algunos que prefieren trabajar la nutrición de sus pacientes por ellos mismos. Cada uno tendrá una filosofía particular y como padres tenemos derecho a escoger quien velará por la salud de nuestro bebé. Es de gran importancia para cada padre saber que preguntas hacerle al pediatra para tener en cuenta que hacer con su bebé. Entre ellas podemos destacar:

  • ¿Cuánto sabe de lactancia? ¿Me apoyará si decido lactar?
  • ¿Qué recomendaciones generales tiene para comenzar Alimentación Complementaria?
  • ¿Conoce a basto las recomendaciones de la OMS, Liga de la Leche Internacional, UNICEF, NASPGHAN y La Academia Americana de Pediatría?
  • ¿Sabe sobre Baby Led Weaning (BLW)? ¿Cuán de acuerdo está con BLW? ¿Me apoyará si decido hacer BLW con mi bebé?
  • ¿Cumple mis expectativas como padre informado?
  • En caso de una emergencia, ¿puedo localizarlo fácilmente? ¿Qué hospital o clínica es en el que brinda servicio?
  • ¿Me siento en confianza de preguntarle sobre cualquier cosa? Este dato se llama Relación Médico-Paciente y es de suma importancia que se establezca un vínculo entre ustedes donde la confianza y el respeto es clave para poder trabajar en conjunto durante las visitas de rutina y seguimiento.

¿Cómo sé que mi bebé está listo para comenzar? 

Los bebés muestran signos evidentes hacia fuera que están listos para alimentos sólidos cuando sus funciones internas se han desarrollado hasta el punto donde pueden manejar eficientemente una dieta más diversa. Aproximadamente a los 6 meses de edad, el desarrollo neuromuscular permite masticar y tragar alimentos no líquidos. La maduración intestinal promueve una digestión y una absorción más completas de una variedad de alimentos. Esto permite que el cuerpo del bebé maneje los desechos de los alimentos sólidos. El sistema inmunológico también ha comenzado a funcionar, de modo que el bebé ya no debe depender de la protección proporcionada por la leche humana (Lauwers, J. et al. 2011).

Como regla general, existen las señales que bebé expresa para comenzar alimentación complementaria. Las mismas son:

1

***Ver el siguiente video: https://www.youtube.com/watch?v=Iy4FdufUUbM&feature=youtu.be

¿Cómo sé que mi bebé se sienta solo (sin ayuda)? ¿Qué importancia tiene que se siente por sí solo?

Tendrá control de la cabeza y tronco, lo cual evita que se vaya de lado o hacia atrás y puede mantenerse derecho. Comúnmente, están jugando boca abajo, se levantan como para hacer push ups (lagartijas) o lo que llamamos “caballito” (estar en posición de gateo y moverse para adelante y para atrás en el mismo lugar) y se acomodan para sentarse.  De la misma forma lo hacen boca arriba, pues se voltean y acomodan para sentarse.  No es que nosotros lo sentemos, es que hagan ellos el movimiento y para eso pueden estar días en lo que lo dominan. Por lo tanto, no todos los bebés estarán listos para comenzar a los 6 meses de vida, en especial un bebé que nació prematuro, en el cual hay que considerar la edad corregida. Podemos definir la edad corregida como la cantidad de semanas que le quedaban al bebé de desarrollo intrauterino para completar su edad gestacional madura. Actualmente, un bebé de 39 semanas de gestación en adelante, se considera un bebé a término.

El sentarse por sí solo le permite mejor control y manejo de los alimentos. Al tener las manos libres, su capacidad de tocar y explorar va dirigida a la comida y no a concentrarse en mantener la postura. De la misma manera, evitamos el riesgo de atragantamiento. Un bebé en posición forzada o reclinada, su sistema gastrointestinal no está alineado debido a la postura. Por lo que pone al bebé en mayor riesgo de aspiración y probabilidad de asfixia (Rochet, P. 1992).

¿Qué es el reflejo de extrusión?

El reflejo de extrusión es lo que hace que los niños expulsen la cuchara o algún objeto que se lleven a la boca con la lengua hasta que tienen suficiente discernimiento para distinguir lo que se come de lo que no, por si acaso lo escupen todo. (Alba Lactancia Materna.2017). Se conoce como un mecanismo de protección contra algún objeto extraño no les haga daño. Venimos programados para rechazar todo aquello que es desconocido.

¿Y si no tiene interés por el alimento?

Es natural que el desarrollo varíe de niño a niño. Algunos ya muestran interés por otros alimentos antes de los 6 meses, en cambio otros pueden tardar mucho mas tiempo y no aceptarlos de buen grado hasta los 7 u 8 meses e incluso hasta más tarde. Lo que está claro es que más pronto o más tarde todos los niños empiezan a interesarse por otros alimentos y que mientras tanto la lactancia materna cubre sus necesidades, por lo nunca se debe intentar imponer a un niño la ingesta de una determinada cantidad de alimento. (Alba Lactancia Materna. 2017).

¿Y si mi bebé no tienen dientes?

Para el comienzo de alimentación complementaria, los dientes no son necesarios. Son una señal añadida como beneficio adicional. La salida de los dientes nos permite saber que, de igual forma que sentarse solo, su desarrollo va en curso. Ayuda tenerlos, mas no son es de gran importancia si no los tiene. Muchos bebés tienen la salida del primer diente llegando casi a su primer cumpleaños y es común que suceda.

En fin, recalco que la educación antes de comenzar el proceso es esencial. Por lo que estaremos abundando poco a poco sobre el tema en próximas publicaciones.

XOXO,

Pau

“Padres informados valen millones”

#paulatinamente #CronicasdeJM #consejitosdePau #BLWconPau #futurePeds #movingFWD #Educandoconamor #KeepDReamingbyPaulette #DreamitDoit #BLW #MiercolesdeBLWConPau

Referencias:

Academia Americana de Pediatría. Edad corregida para bebés prematuros. 2015. Recuperado el 18 de agosto de 2017 de https://www.healthychildren.org/spanish/ages-stages/baby/preemie/paginas/corrected-age-for-preemies.aspxhttps://www.healthychildren.org/spanish/ages-stages/baby/preemie/paginas/corrected-age-for-preemies.aspx

Alba Lactancia Materna. Los alimentos complementarios. 2017.Recuperado el 17 de agosto de 2017 de https://www.youtube.com/watch?v=Iy4FdufUUbM&t=9s.

Barfield, W, et. al. Late preterm infants. 2017. Recuperado el 22 de agosto de 2017 de https://www.uptodate.com/contents/late-preterm-infants

Cameron, et al. How Feasible Is Baby-Led Weaning as an Approach to Infant Feeding? A Review of the Evidence. Nutrients 2012, 4, 1575-1609; doi:10.3390/nu4111575

Judith Lauwers, BA, IBCLC, FILCA, Anna Swisher, MBA, IBCLC; Counseling The Nursing Mother; 5th; 0763780529; Jones & Bartlett Learning ; 01/01/2011; R2 OnLine Library.

Fernandez, S. ¿Cuándo mi bebé puede empezar a comer? 2107.Recuperado el 16 de agosto de 2017 de https://www.youtube.com/watch?v=Iy4FdufUUbM&t=9s

OMS. Alimentación Complementaria. 2017. Recuperado el 18 de agosto de 2017 de http://www.who.int/nutrition/topics/complementary_feeding/es/

Rochat, P. Self-sitting and reaching in 5- to 8-month-old infants: The impact of posture and its development on early eye-hand coordination. J. Mot. Behav. 1992, 24, 210–220.

**La escritora de este blog se dedica a recopilar información de fuentes confiables y hacer investigaciones utilizando estudios clínicos ya publicados haciendo uso de sus conocimientos sobre Medicina. La misma no es nutricionista de profesión, pero si Experta en Alimentación Infantil Certificada (IYCFS).**